Inicio Noticias Cinco claves del Vikings – Cowboys de la semana 8

Cinco claves del Vikings – Cowboys de la semana 8

1822
0

Dallas tuvo la semana de descanso en un momento muy oportuno. Los días extra le servirán a Dak Prescott más que a nadie para recuperarse de la lesión en su gemelo derecho tras el triunfo frente a los Patriots. La bye week suele ser una ventaja al regresar a la competencia por el tiempo de preparación adicional con respecto al rival. Sin embargo, en esta ocasión estará enfrenándose con otro equipo que arribará en condiciones.

Proteger a Prescott

La tarea en cuestión siempre debe ser la prioridad principal. Cualquier quarterback debe ser cuidado de los golpes, pero mucho más aquí por lo sucedido en el pasado. Aunque esta vez no me refiero a la fractura de tobillo que da la sensación de haber quedado en el pasado, sino a su reciente inconveniente muscular.

En las últimas horas Prescott sintió algo de dolor en la zona lastimada. Eso significa que no se debe descartar su ausencia. Lo que tampoco resultará extraño es si no está al 100% en Minnesota. Por ese motivo la línea ofensiva deberá tener otra actuación confiable. Una falta de movimiento muy marcada del QB podría ser demasiado riesgosa si no está protegido.

Lógicamente el reemplazante sería Cooper Rush en caso de que Dak no llegue en condiciones. Una buena noticia es el retorno de La’el Collins. El RT cumplió sus cinco juegos de suspensión, por lo que podrá alinearse como titular. Aún no está confirmado el puesto que ocuparía porque el staff lo evaluó también como guardia izquierdo, pero lo lógico es que esté desde el inicio.

Detener a Dalvin Cook

El corredor de los Vikings tuvo grandes juegos en tiempos recientes ante los Cowboys. En 2019 tuvo 97 yardas terrestres y una anotación, con siete recepciones para otras 86 por aire. La temporada pasada consiguió 115 y un touchdown por tierra, más cinco atrapadas para 45 yardas aéreas adicionales.

Aunque lo más relevante no es su historial. Si bien el nivel que tiene el running back cada vez que está en el terreno de juego es fantástico, el valor que tiene para el funcionamiento de la ofensiva es la razón esencial por la que debe ser el primero a frenar. A partir de su aporte es que todo comienza a fluir para el ataque.

En caso de que Dallas logre contenerlo podrían ocurrir muy buenas cosas. Por lo pronto, obligaría a Kirk Cousins a lanzar más el balón. A su vez, el QB es muy peligroso cuando puede utilizar los play-action. Pero si Cook es contenido, esa opción desaparecerá. Cousins estaría forzado a pasar el balón cuando la defensiva lo esté esperando.

Los pass rushers de los Vikings

En la línea ofensiva estará gran parte de lo que pueda hacer Prescott. Este punto está vinculado con la clave número 1, pero es tan determinante para la defensiva de Minnesota que debe ser tomado aparte. Allí es donde está la fortaleza de esa unidad con dos alas defensivas que realizaron grandes actuaciones.

Las 21 veces que derribaron al quarterback son la cifra más alta de la NFL. Quien deberá ser vigilado con especial atención es Danielle Hunter. El defensive end no compitió en 2020 por una lesión. Sin embargo, volvió con un rendimiento formidable que incluye seis capturas, diez QB hits y seis tackle-for-loss.

Hunter a su vez se suele alinear del lado izquierdo. El ingreso de Collins pasa a tener entonces un valor decisivo para que Prescott no sea presionado. La otra presencia es alguien que tuvo un paso infructuoso por los Cowboys. Everson Griffen totaliza cuatro sacks, siete QB hits y tres TFLs en apenas cinco duelos.

Adam Thielen

Seguramente Justin Jefferson sea el mejor receptor abierto del equipo en esta instancia. El emparejamiento que tendrá con Trevon Diggs será imperdible por el talento de ambos. Sin embargo, el que más daño podría causarle a la defensiva secundaria es el veterano por la versatilidad que posee.

Thielen es un wide receiver que puede formarse en cualquier sector de la ofensiva. Aunque hay un área esencial en la que se convierte en letal. Tanto por su habilidad como por su entendimiento con Cousins en la zona de gol es muy difícil de detener. No está claro quién puede encargarse de esa tarea en la defensiva, pero es una faceta que resultará decisiva.

Los receptores abiertos

El juego de este domingo por la noche tendrá a play-makers en los dos lados del balón. Más allá de las buenas opciones que tiene el adversario, Dallas tiene a un dúo muy destacado. La actuación de CeeDee Lamb en New England fue brillante. Las 149 yardas en nueve recepciones que consiguió fueron coronadas con la anotación ganadora.

La jerarquía que posee la dupla Lamb-Amari Cooper los convierte en amenazas para cualquiera. Aunque en este compromiso tendrán la ventaja de una ausencia. El experimentado esquinero Patrick Peterson fue colocado en la lista de lesionados, por lo que Minnesota estará sin su CB1. Las alternativas para remplazarlo no deberían poder cubrirlos individualmente.