Inicio Noticias Cinco claves del Cowboys-Steleers de la semana 9

Cinco claves del Cowboys-Steleers de la semana 9

1959
2

Posiblemente no haya ningún otro juego en esta jornada que sea más desparejo que este. El simple dato de que Mike McCarthy aún no confirmó quién será el quarterback titular hace pensar en que un triunfo es directamente imposible. Si bien Dallas necesitará mucho del próximo draft, de nada sirve dejar que la imagen de la franquicia siga siendo golpeada. Por eso es que habrá ciertas claves que serán fundamentales para el transcurrir de este duelo.

T.J. Watt

Los tackles ofensivos de los Cowboys no están preparados para la NFL. El novato no drafteado Terence Steele realmente no es culpable de los problemas que está teniendo porque es apenas su primera temporada como profesional. Era lógico que a él le cueste bastante bloquear a defensivos de calibre, pero la actuación de Cam Erving fue también muy mala. Su nivel demuestra por qué estaba disponible en la agencia libre.

Sucede que este domingo deberán enfrentar a un outside linebacker Top 3 que tranquilamente podría ser el mejor de la actualidad. Watt ya no es reconocido como el hermano menor del tres veces defensivo del año, sino que irrumpió en la liga dominando a lineros sin piedad. Su explosividad presionando al quarterback es un arma letal. El OLB es alguien muy confiable tanto para leer jugadas como para tacklear con efectividad.

Los corredores de los Cowboys

La incertidumbre en torno a quién será el QB frente a los Steelers profundiza la necesidad de contar con un sólido juego terrestre. En el duelo ante los Ravens la línea defensiva fue completamente superada por esta vía. En total fueron 265 las yardas que consiguió Baltimore corriendo con el balón. Aunque un motivo fundamental fue que contar Lamar Jackson hace que inevitablemente la defensiva esté condicionada en su plan habitual.

Dallas deberá encontrar la manera de revivir su fortaleza por esta vía. Es cierto que Ezekiel Elliott no está teniendo un gran nivel, pero gran parte de su baja producción tiene que ver con una porosa línea ofensiva. Pittsburgh permitió que apenas un corredor superara las 100 yardas por tierra. Sin embargo, eso sucedió la semana pasada con el novato J.K. Dobbins. Si sigue sin funcionar esta faceta la ofensiva no logrará mucho por cuarto juego consecutivo.

Detener el juego terrestre

No hay nadie peor que los Cowboys conteniendo ataques por tierra. El número de 170.9 yardas permitidas por juego es realmente sorprendente. Es virtualmente imposible conseguir un triunfo concediéndoles tantas facilidades a los rivales sin que tengan que arriesgar el balón. Eso no podrá repetirse frente a los Steelers porque podría llegar otra paliza

Los sembrados #1 de la AFC se ubican 16° promediando 118 yardas por tierra. Esto implica que no son necesariamente dominantes por esta vía. Sin embargo, las falencias de la defensiva hacen que todo sea factible. Sobre todo teniendo en cuenta que habrá un corredor interesante como James Conner del otro lado. Conner está décimo en la liga con 498 yardas acumuladas.

Chase Claypool

La camada de receptores abiertos que llegó a la liga en el último draft generó una cantidad de talento como muy pocas veces se vio. Henry Ruggs, Jerry Jeudy, CeeDee Lamb, Justin Jefferson, Jalen Reagor y Brandon Aiyuk fueron seleccionados en la ronda inicial. Sin embargo, alguien elegido el día siguiente está teniendo un impacto incluso superior que muchos de ellos.

Claypool se convirtió de inmediato en una pieza clave en la ofensiva de los Steelers. La coordinación que consiguió con Ben Roethlisberger sin muchos entrenamientos se está viendo. El novato lidera al equipo en yardas con 375 y acumula cinco recepciones de anotación junto con dos touchdowns por tierra. El canadiense deberá ser seguido de cerca por Trevon Diggs.

DeMarcus Lawrence

El nivel de su inicio de temporada fue muy bajo. Aunque en las últimas semanas mejoró un poco su presencia en la línea defensiva, aún no logra ser el jugador de impacto que su contrato indica que debería ser. En un juego en el que la ofensiva tendrá muchos inconvenientes para mover el balón, será clave que la defensiva ayude generando entregas.

La cuestión del quarterback rival podría ser beneficiosa para Lawrence desde el punto de vista de su movilidad. Si bien no se lo vio muy veloz en 2020, eso podría ser compensado con lo estático que es Roethlisberger. Aunque capturarlo no será una tarea para nada sencillo porque sabe cómo moverse dentro de la bolsa de protección. Big Ben acumula apenas diez sacks.

2 COMENTARIOS

  1. PIENSO QUE LOS ENTRENADORES QUE HAN TENIDO LOS VAQUEROS NUNCA HAN PENSADO A FUTURO Y ASI PODER RENOVAR A SUS SUS EQUIPOS VEMOS A JUGADORES COMO EL JOVEN PASADOR DE LOS CHARGERS CON UNA PERSONALIDAD Y GRAN APLOMO JUGAR DETU A TU SIN MOSTRAR PANICO ESCENICO Y VER QUE LOS JUGADORES DE LOS STELLERS QUE LA MAYORIA JUEGA AL MISMO NIVEL SIEMPRE. LASTIMA LES PAGAN MUY BIEN (ELLIOT) POR DAR UN EJEMPLO, A MIS COWBOYS Y NO DEMUESTRAN AMOR A ESA HERMOSA ESTRELLA SOLITARIA VER A MI EQUIPO 50 DE MIS 63 AÑOS Y MEDUELE EN EL ALMA VERLOS JUGAR DE ESA TAN DECEPCIONANTE MANERA.

  2. Pues si TJ Watt es implacable, pero el genio del dueño prefirió draftear antes a !Taco charlatán¡ Háganme favor así o más ridiculo

Comments are closed.