Inicio Noticias Cinco claves del Chiefs – Cowboys de la semana 11

Cinco claves del Chiefs – Cowboys de la semana 11

1066
0

El calendario de los Cowboys incluía dos encuentros que iban a servir para saber cómo estaba el equipo. La semana 1 frente a los Buccaneers era el primer desafío para no perderse. Aunque la otra presentación era quizás más importante por ocurrir en el medio de la temporada. Lo interesante de este duelo es que tendrá a dos rivales arribando en condiciones inmejorables para brindar un espectáculo fantástico. A continuación los puntos más relevantes.

Tyreek Hill

La ofensiva de los Chiefs tuvo muchos inconvenientes para anotar en el inicio de la temporada por las entregas de balón cometidas. Aunque lo más sorprendente fue que eso derivó en problemas para mover el balón. Al principio eran un ataque que conseguía yardas fácilmente, pero que fallaba en los momentos clave. Sin embargo, eso cambió en el triunfo cómodo ante los Raiders en el Sunday Night Football.

El ataque en particular es lo que había perdido cierta conexión. En gran parte el motivo fue la ausencia de las jugadas grandes que tanto alimentan a Kansas City. La campaña actual se vio una utilización extrema de dos safeties muy profundos por parte de casi todas las defensivas. Si bien eso permite avances en la zona media, la estrategia de ceder ese espacio para evitar la explosividad de esa unidad funcionó bastante bien.

Indudablemente el foco debe estar apuntado hacia Hill. El receptor abierto es el jugador más rápido de la NFL, por lo que ningún esquinero puede cubrirlo de manera individual. Hill es superado únicamente por Cooper Kupp en targets y recepciones. Eso demuestra que Patrick Mahomes no va a dejar de lanzarle el balón sin importar que no esté en su mejor día.

Las marcaciones dobles sobre el wide receiver son una obligación. Si en alguna ocasión queda en cobertura individual, lo más probable es que sea anotación. Los Chiefs van a encontrar la manera de darle el ovoide, pero eso debe ser en pases cortos o medios. Lo que deben evitar los Cowboys a toda costa son las acciones como la que tuvo en la inauguración.

Los receptores abiertos

Una falencia insoslayable de Kansas City este año fue la defensiva. La ausencia de un verdadero shutdown corner generó muchos beneficios para los adversarios. L’Jarius Sneed es un buen esquinero, aunque el desafío que presenta defender a Dallas es que no hay una sola opción en el ataque aéreo.

Seguramente la intención principal de Kellen Moore será atacar por tierra. Sin embargo, si el juego se convierte en una fiesta de puntos no debería ser una sorpresa. Las variantes que posee Dak Prescott a disposición son una tentación. Sobre todo porque en la zona de linebackers cualquier envío aéreo puede ser letal. Ahí hay una debilidad muy grande de la defensiva.

El protagonista para tener cuidado es el safety Tyrann Mathieu, aunque los wide receivers tienen mucha ventaja enfrentando a cualquier back defensivo. Si bien la ausencia de Amari Cooper pesa bastante, la ofensiva cuenta con el oportuno regreso de Michael Gallup. Tanto Gallup como Cedrick Wilson serán importantes para explotar una posible cobertura doble a CeeDee Lamb.

Contener a Patrick Mahomes

El rendimiento del quarterback esta temporada estuvo lejos de lo que fue toda su carrera. Sin embargo, en su última presentación envió un mensaje hacia aquellos que querían descartarlo como un contendiente. Las 406 yardas por aire, con cinco pases de anotación y sin intercepciones que logró ante Las Vegas recordaron que aún son una ofensiva temible.

Las cualidades de Mahomes son innumerables. Aunque una en la que se destaca por sobre el resto es su habilidad para estirar las jugadas. Pocos, si es que hay alguien, improvisan mejor que él. Si bien con frecuencia sale de la bolsa de protección demasiado temprano, lo que genera con su creatividad frustra los planes de cualquier coordinador defensivo.

La manera de presionarlo debe ser entonces diferente a la habitual. A Matt Ryan la defensiva lo apresuró porque no tiene movilidad, pero en esta ocasión deben tener paciencia. El objetivo es que no se escape tan fácil. Su movimiento de pies es muy bueno, por lo que una presión desbocada haría que con un paso hacia un lado ese pass rusher quede fuera de acción.

Travis Kelce

Intentar frenar a los Chiefs por completo es un esfuerzo casi imposible de cumplir. La razón son las estrellas que poseen en la ofensiva. Una gran complicación es que un velocista como Hill no surge como la única opción en el arsenal para Mahomes. Al WR se le suma un ala cerrada que es injusto encasillar en esa posición.

Kelce es el target preferido del quarterback en situaciones decisivas. Las terceras oportunidades y la zona de gol son los momentos en donde brilla aún más esa conexión telepática que tiene con el QB. Un valor agregado que lo separa de los demás en la liga es su increíble capacidad para conseguir yardas después de la recepción.

Asignarle esa cobertura a una sola persona sería regalarles pases fáciles a Kansas City. Sobre el TE también debe haber dos defensivos. El despliegue de Micah Parsons quizás sea importante para limitarlo, pero cuando el balón esté en el aire difícilmente pueda cubrirlo. En las coberturas zonales también es una amenaza por su facilidad para leer los huecos disponibles.

Evitar las 3ra y largo

Esta clave parece ser una obviedad. Sí, siempre es mejor avanzar en cada down que se juegue. El punto es que Dallas no debe enceguecerse con los ataques terrestres. Controlar el tiempo de posesión al enfrentar a Mahomes es importante, pero no tanto como para forzar la identidad de la ofensiva.

La variación en el diseño de jugadas de Moore es una cuestión muy desatacada. Una virtud relevante fue mantener a las defensivas siempre adivinando qué puede venir. En este caso quizás necesite ser un poco más agresivo que de costumbre en primera oportunidad. O si es 2da y 10 no volver con un ataque terrestre.

El motivo es muy simple. La defensiva de los Chiefs se nutre de los blitz. Su presión únicamente con los frontales no es buena, por lo que necesitan recurrir a las cargas. En esa área es donde el DC Steve Spagnuolo puede ser un verdadero inconveniente para Moore. Evitar el contexto de 3ra y 6 o más por avanzar limitaría de gran manera las herramientas de la defensiva.