Inicio Noticias Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la ofensiva para dañar a...

Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la ofensiva para dañar a los Chiefs?

1128
0

Lo más importante del triunfo frente a los Falcons fue recuperar a la ofensiva en su versión dominante. De esa unidad dependen las aspiraciones de los Cowboys, por lo que era esencial regresar al nivel habitual. Enfrente habrá una defensiva que mostró serios inconvenientes durante gran parte de la temporada, pero que mejoró bastante en los juegos recientes.

Línea ofensiva vs. Línea defensiva

La ausencia de Tyron Smith en los últimos dos juegos se sintió bastante. Sobre todo ante los Broncos fue cuando Terence Steele tuvo más inconvenientes. Sin embargo, Steele aprovechó la falta de una presión al quarterback consistente de los Falcons para solidificar su tarea. Lo bueno es que el tackle izquierdo veterano podría regresar.

Tener a Smith de vuelta sería una excelente noticia. Si bien la semana recién comienza, se cree que el experimentado lef tackle estaría en condiciones de retornar en Kansas City. Mas allá de la mejoría en ese sector de Steele, contar con el alguien de tanto calibre implicaría un salto en la confiablidad inmediato. Principalmente por los rivales a enfrentar.

Si bien los Chiefs están teniendo algunos problemas para afectar a los quarterbacks rivales, el potencial de talento es enorme. A la dupla Chris Jones-Frank Clark que tan importante fue para conseguir el Super Bowl le sumaron calidad probada en la NFL. Para complementar a la línea utilizaron tanto la agencia libre como un intercambio.

El primero en llegar fue Jarran Reed tras ser liberado por los Seahawks. La idea de incorporar al tackle defensivo era darle más libertad a Jones para atacar por fuera. Quien arribó hace poco fue Melvin Ingram en la fecha límite de traspasos. Con la adquisición del pass rusher ciertamente conformaron una gran rotación.

Es cierto que la producción aún no fue tan buena. Clark continúa en un rendimiento muy irregular y eso complica mucho el planeamiento. Aunque con Ingram presionando también por los costados levantaron un poco sus actuaciones, aún son el segundo con menos capturas. Las contribuciones que realicen estos tres son relevantes, pero la máxima estrella es el liniero restante.

Jones es a quien más atención le deben prestar los Cowboys. En el inicio de la temporada había sido cambiado a ala defensiva por un pedido propio y para tapar una falencia. Si bien aún lo siguen rotando bastante en la formación, cuando está en el centro se convierte en una amenaza directa. Esa es la situación más peligrosa para la ofensiva.

Lo difícil de enfrentar a un defensive tackle tan dominante es que puede causar disrupción en el ritmo de la ofensiva. Por lo pronto, la presión llega más rápido al quarterback. Aunque el motivo por el que será un gran problema son los presentes de Tyler Biadasz y Connor Williams. Como siempre Ezekiel Elliott podría jugar un papel fundamental protegiendo a Dak Prescott. Quizás no pueda salir tanto en rutas para ser una ayuda extra en esa labor.

Receptores abiertos vs. Defensiva secundaria

Dallas tuvo únicamente a dos integrantes del trío de wide receivers que tanto promete. Con excepción de la semana 1, Amari Cooper y CeeDee Lamb se distribuyeron la mayor cantidad de targets. Sin embargo, en el triunfo ante Atlanta regresó el tercero. La presencia de Michael Gallup será un problema adicional para Kansas City.

Hasta la mitad de la temporada la defensiva de los Chiefs fue una de las peores de la liga. Decir que por momentos se vio como los Cowboys el año pasado alcanza para graficarlo. No podían detener a nadie y los play-action funcionaban como si fueran novatos. Si bien corrigieron varios errores, aún muestran bastante vulnerabilidad.

Una cuestión relevante es que no tienen a un verdadero CB1. L’Jarius Sneed fue el rookie más sorpresivo en 2020 por el aporte que hizo a pesar de haber sido un pick de cuarta ronda. Sin embargo, en la actual competencia todos sufrieron. Sneed, Charvarius Ward y Rashad Fenton son los esquineros, por lo que las posibilidades de lucirse estarán latentes para ser aprovechadas.

La opción más destacada lógicamente es Tyrann Mathieu. El safety es una navaja suiza para el coordinador Steve Spagnuolo por la versatilidad que posee. Su capacidad para conseguir intercepciones es algo que Prescott debe tener muy en cuenta. Sin embargo, no hay nadie que deba ser evitado a toda costa en el plan de Kellen Moore.

Seguramente se corren un poco de riesgos si el S Mathieu está cerca, pero la separación que logran los receptores abiertos es notoria. Prescott verá ventanas de lanzamiento accesibles si le dan cierto tiempo de protección. En caso de que el duelo se transforme en un frenesí de ataques aéreos, la ofensiva indudablemente tiene el potencial para salir vencedor.

Corredores vs. Defensiva terrestre

El rendimiento asombroso obtenido en esta faceta por cierto tramo de la temporada quedó un poco atrás. En los juegos recientes no apareció ese dominio que tanto impacto había generado. Aunque esa podría ser una forma ideal para controlar a los Chiefs. Conseguir yardas y dejar a Patrick Mahomes bastante tiempo en la banca representa un escenario perfecto.

La modificación en la defensiva de KC es evidente en sus últimas cinco presentaciones. Si bien no enfrentaron a ningún equipo destacado en esta área, se nota un poco más de seguridad. En especial el novato Nick Bolton es fundamental deteniendo los avances mediante esta vía porque combina buena velocidad con fortaleza física.

Una variable para enfocar es lo que hace Jones también aquí. Los paquetes de Connor McGovern como fullback podrían ser el antídoto justo para dañar mucho a la defensiva. Optar por eso generaría bloqueos interesantes además de brindarle protección extra al QB. La movilidad de Tony Pollard para sumar por aire es otro factor relevante por las limitaciones de sus linebackers.