Inicio Noticias 5 canjes que Dallas podría hacer tras reestructurar el contrato de Ezekiel...

5 canjes que Dallas podría hacer tras reestructurar el contrato de Ezekiel Elliott

9814
4
Dallas Cowboys running back Ezekiel Elliott (21) wears his jersey cropped before the 2016 NFL week 16 regular season game against the Detroit Lions, Monday, Dec. 26, 2016, in Arlington, Texas. The Cowboys defeated the Lions, 42-21. (James D. Smith via AP)

La noticia de la reestructuración de contrato del corredor Ezekiel Elliott deja mucha tela de donde cortar. Aunque este movimiento no afecta la continuidad de Zeke en los Cowboys, deja clara la intención del equipo de ampliar su margen de maniobra para los movimientos que necesite hacer en 2022. Y eso incluye las posibles extensiones de contrato de algunos jugadores, eso mientras decide conservar al receptor Amari Cooper.

Sin embargo, la ampliación de espacio bajo el tope salarial que produjo este movimiento implica algo más en estos momentos: los Cowboys tienen mayores posibilidades de incorporar a otro jugador si es necesario. Antes del viernes, el equipo vaquero contaba con $5.4 millones bajo el tope salarial. Ahora, tras modificar el contrato de Elliott, el espacio disponible es de $12.1 millones (según datos de Over The Cap).

Al tener mayor margen de maniobra económicamente, se han disparado los rumores sobre posibles canjes que podrían hacer los Cowboys para cubrir necesidades puntuales en su roster. A continuación, repasamos cinco de esos posibles canjes.

#1 – Nick Foles, mariscal de campo (Chicago Bears)

El último juego de pretemporada de los Cowboys ante los Jaguars puede decidir quién será el mariscal de respaldo de Dak Prescott esta temporada: Cooper Rush o Garrett Gilbert. Sin embargo, hay un segundo escenario posible. Y ese sería que el equipo no esté totalmente convencido de tener a uno de los dos como segundo QB. Por lo tanto, Dallas aún podría incorporar a un mariscal veterano que pueda dar más garantías en ese rol.

De las opciones posibles en este momento, parece que la mejor es un ex rival divisional de Dallas: Nick Foles. Campeón y MVP del Super Bowl como mariscal de respaldo de los Eagles en la temporada 2017, Foles tiene experiencia ocupando ese rol. Aunque su rendimiento se ha visto frenado por las lesiones, el actual tercer mariscal de los Chicago Bears ofrecería mejores prestaciones que las que podrían dar Rush o Gilbert.

La salida de Foles de Chicago es viable, esto a pesar de tener un año más de contrato. Con Andy Dalton y el novato Justin Fields como primer y segundo mariscal, los Bears pueden canjear a Foles y obtener un pick para futuros drafts. Sin embargo, los 4 millones de salario del veterano mariscal pueden ser una traba para el equipo vaquero. Más aún, considerando que el año pasado el salario de Andy Dalton sólo les costó un millón de dólares.

No obstante, los Cowboys deben actuar rápido si quieren incorporar a otro mariscal, ya que se están quedando sin opciones. Gardner Minshew, otro candidato posible, podría ser canjeado de los Jaguars a los Eagles en las próximas horas. Blake Bortles está disponible en la agencia libre, pero su alta número de intercepciones no convence. Por último, Josh Rosen también está libre, pero su rendimiento podría ser incluso peor que el de Ben DiNucci.

#2 – Stephon Gilmore, esquinero (New England Patriots)

Otra posición que podrían reforzar los Cowboys con un canje es la de esquinero. Es cierto que el equipo incorporó a los novatos Kelvin Joseph y Nahshon Wright en el Draft. Sin embargo, Joseph no ha estado a la altura de las expectativas, siendo superado por un Wright que aún tiene cosas por mejorar. Aparte, la posible llegada del veterano Richard Sherman podría estar frenada, esto tras su arresto por violencia doméstica en julio.

Por estas razones, Stephon Gilmore sería una opción. El que fuera elegido como el Jugador Defensivo del Año en la campaña 2019 viene de tener una mala temporada 2020, coronada por una lesión de cuádriceps que requirió cirugía. Y aunque Gilmore ha pasado el campamento en la lista PUP (jugadores inhabilitados para jugar) de los Patriots, el esquinero afirma que desde el pasado mes de junio ha estado listo para volver a la acción.

La situación actual de Gilmore en el equipo patriota es complicada. Se dice que el jugador quiere un nuevo contrato, pero la dirigencia no quiere arriesgarse tras la grave lesión que sufrió. Aunque el veterano esquinero es uno de los favoritos del entrenador Bill Belichick, es probable que se le busque una salida vía canje.

Dicho esto, los Cowboys serían un posible destino para Stephon Gilmore, cuyo salario base es de $7.5 millones. Sin embargo, su incorporación puede ser una apuesta arriesgada, esto al no haber certeza sobre su estado físico actual y su posible rendimiento tras la recuperación.

#3 – Johnny Hekker, pateador de despejes (Los Ángeles Rams)

Desde la llegada de John Fassel como coordinador de equipos especiales, llama la atención cómo ha ido incorporando a Dallas a los especialistas que tuvo bajo su mando en los Rams. Primero fue el pateador Greg Zuerlein, reemplazando a Kai Forbath en 2020. Y en esta temporada baja llegó el long snapper Jake McQuaide, reemplazando al veterano L.P. Ladouceur.

Ahora, los Cowboys tienen la posibilidad de sumar a la última pieza de la “banda” de Fassel en los Rams: Johnny Hekker. El veterano punter (o pateador de despejes) está en una situación complicada, ya que el equipo californiano incorporó en la temporada baja a Corey Bojórquez, quien podría sustituirlo. Con su situación aún incierta, hay quienes ven a Hekker como candidato a salir del equipo.

Aunque el rendimiento de Hekker en las últimas campañas ha mostrado cierto declive, se trata de un jugador con cualidades llamativas. Además de tener una gran pierna para los despejes, este punter tiene una buena habilidad para las jugadas de truco y un buen brazo para completar pases en dichas jugadas. Y eso es algo que Fassel puede explotar, aparte que puede volver a sacar la mejor versión de este jugador.

Sin embargo, Johnny Hekker aún tiene tres años de contrato y tiene un salario base de $3.75 millones. Estas son cifras algo altas para los Cowboys, considerando que el punter Bryan Anger solo cobra $1.21 millones. Es posible que el equipo vaquero pueda abaratar esto en caso que Hekker sea cortado por los Rams la próxima semana. No obstante, tendrá que evaluar si vale la pena hacer este esfuerzo por Hekker o si les conviene seguir con Anger.

#4 – Vernon Butler, tacleador defensivo (Buffalo Bills)

Con la baja reciente de Neville Gallimore, sumada a la permanencia de Trysten Hill en la lista PUP, los Cowboys pueden necesitar algo de profundidad en los puestos de tacleador defensivo. Aunque los novatos Osa Odighizuwa y Quinton Bohanna pueden entrar al roster, el equipo vaquero podría incorporar aún a un jugador con más experiencia en la posición. Y, en ese apartado, el candidato podría ser Vernon Butler.

Llegado a Buffalo en 2020, Butler tiene características que le pueden hacer encajar en el equipo vaquero: versatilidad para jugar en cualquier puesto de línea defensiva, y buena habilidad para presionar al pasador. Aparte, su salario base de 3 millones puede ser algo que Dallas se pueda costear. Sin embargo, las dudas vendrían en cuanto al rendimiento.

En 2019, Butler tuvo muy buenos registros con los Panthers: 32 tacleadas combinadas, siete tacleadas para pérdida de yardas, ocho golpes al mariscal, seis sacks y tres fumbles forzados. Esto le valió un buen contrato con los Bills en 2020, pero en su primer año dejó una producción por debajo de lo esperado: 18 tacleadas combinadas, cinco tacleadas para pérdida de yardas, dos golpes al mariscal, un pase defendido y un fumble forzado.

Apostar por Vernon Butler es un movimiento que los Cowboys deben estudiar con detenimiento. Esto en buena parte dependerá del tiempo de baja de Neville Gallimore, y de lo que se decida en torno a Trysten Hill. Si el equipo vaquero cree que quienes están en la posición pueden “contener el fuerte” mientras regresan Gallimore y Hill, entonces es posible que no vayan por Butler.

#5 – Peyton Barber, corredor (Washington Football Team)

Una última opción tiene que ver con el puesto de tercer corredor. La baja por lesión de Rico Dowdle fue inesperada para el equipo, quien no podrá contar con el joven corredor para esta temporada. Por ello, es posible que el equipo esté barajando incorporar a alguien más como respaldo de Ezekiel Elliott y Tony Pollard, y que pueda formar parte de los equipos especiales.

Ese alguien, de hecho, podría ser Peyton Barber. Llegado a Washington en 2020 luego de cuatro años en Tampa Bay, Barber tuvo una producción limitada el año pasado debido a su poca participación. De hecho, solo registró 94 acarreos para 258 yardas y cuatro touchdowns.

En estos momentos, Barber es candidato a salir del equipo capitalino, ya sea vía corte o canje. El ex de los Buccaneers está luchando por el puesto de tercer corredor contra el novato Jarret Patterson. Aparte, Washington podría ahorrarse un dinero con la salida de Barber, cuyo salario base para este año es de $1.14 millones.

Sin embargo, los Cowboys tienen que evaluar si es necesario traer a otro corredor considerando lo que tienen en el roster. Los novatos no drafteados Brenden Knox y JaQuan Hardy son candidatos para el puesto y no están descartados aún. Aparte, el equipo vaquero podría tener un fullback en su roster este año, siendo Nick Ralston el único candidato para este rol.

Sin duda, la reestructuración de contrato de Ezekiel Elliott amplía las posibilidades de los Cowboys de incorporar a otro jugador en los próximos días. El juego de este domingo contra los Jaguars será determinante para que el equipo decida si hará movimientos para reforzar alguna posición en específico. Por supuesto, la dirigencia también estará pendiente de los jugadores que sean cortados de otros equipos a comienzos de la próxima semana.

4 COMENTARIOS

  1. Wuey
    El que escribio esto es un venezolano especializado en literatura.
    Que pendejadas
    Que perdida de tiempo

    Estas paginas no deberian hacernos perder el tiempo asi.

  2. no estoy de acuerdo que vendan a ezequiel eliot el problema ha sido la pobre linea ofensiva y al dueño de los cowboys le falta un buen asesor que tenga busqueda de talento y ataque a new england por todos los sucios jugadores de linea que juego tras juego hacen faul de sujetar a defensivos y no se marcan es hora que alguien le haga ver al comisionado de la nfl que esas faltas si se marcan tal equipo no ganaria partidos como hoy lo hacen ya paren esa porqueria va contra el espectaculo

  3. creo que mis cowboys deben contratar a j.j. wat para tener una defensa solida y un centro ofensivo poderoso como lo fue el señor mark stepnowsky gente de ese nivel no ha rehresado a mi equipo desde 1976 soy fan y por ultimo el tacle 57 de prueba a jugado bien

  4. Con lo mucho q ha bajado de rendimiento su mejor opción sería venderlo al mejor postor.
    Me queda claro q Tony Polard es mejor q Zeke

Comments are closed.