Inicio Noticias Una mirada analítica a las características de Dak Prescott

Una mirada analítica a las características de Dak Prescott

2536
0
Dak Prescott
(photo credit: Ashley Landys)

El QB de los Dallas Cowboys Dak Prescott se encuentra en este momento en conversaciones con el equipo para mejorar su contrato. Es por eso que en este artículo vamos a analizar las características que tiene el Mariscal de campo. Y su promedio en números las tres primeras temporadas que ha estado con los Cowboys.

Precisión

Este es el rasgo más importante que deben tener los QB en la NFL para poder obtener éxito. La buena noticia es que Prescott en este aspecto no tiene ningún problema. Desde que entró a la liga, ha completado el 66.1% de sus pases. Lo cual lo coloca en el noveno lugar entre los Mariscales calificados.

Next Gen Stats de la NFL ofrece un contexto adicional a estos números. En donde miden diversos factores, como por ejemplo la separación del receptor del defensor más cercano. O la posición del receptor en el campo, así como que tan cerca está el corredor del QB, etcétera. La campaña pasada, Prescott logró un +2.1 en esta categoría que lo colocó de número 12. Quedó de noveno en el 2017 y tercero en su año de novato. Con estos números, Dak se mantiene encima del promedio en términos de precisión.

Agresividad

Ya sea por sus preferencias o por la manera en que los entrenadores trabajan con él, suele jugar con un enfoque sumamente cauteloso.

De acuerdo con Next Gen Stats, la campaña pasada los intentos de pase de tight windows de Prescott fueron de tan solo 17.7%. Lo que lo colocó de número diez en la NFL. De hecho, durante 2016 y 2017 se encontraba en la posición número 13.

Sin embargo, no está mal tener un bajo porcentaje de agresividad. Esto quiere decir que el Mariscal le está lanzando el balón a receptores abiertos y que el esquema está funcionando.

Quizás el aspecto más problemático del juego de Prescott es su falta de producción en pases adelantados. La temporada pasada, solo el 10.27% de los intentos de pase de Dak superaron las 20 yardas o más. En la ofensiva, los Cowboys lograron más de 20 yardas en el 6.69% de sus jugadas de pase. Esto los colocó en el lugar 31 de la liga, solo por encima de los Arizona Cardinals.

Toma de decisiones

Este es otro aspecto en donde Prescott ha tenido éxito en estas tres campañas. Tiene una tasa de 1.7% en intercepción que lo ha colocado décimo estos últimos tres años. Por supuesto, hay que añadir que Dak y la ofensiva han jugado de manera conservadora. Esto quiere decir que hay gran ausencia de jugadas explosivas o improvisadas.

Por otro lado, algo a recalcar son las capturas. Con una ofensiva no tan buena como la de su año de novato, en 2018 Prescott fue capturado el 9.6% de sus dropbacks. Esta tasa se encuentra entre las seis peores.

Claro está, el QB no quiere cometer errores y no es un pasador agresivo, por lo que retiene el balón. Esto junto a los problemas de protección, ha hecho que las defensas rivales acaben las marchas con capturas.

Zona de anotación y porcentaje de pases

Los Cowboys solo lograron anotar el 48% de las veces que llegaron a la zona de anotación en 2018. Y esto en parte es culpa de Prescott, quien solo transformó en anotaciones el 17.1% de sus pases. Terminó en el puesto 30 de la NFL. Esto es un número a mejorar, ya que es muy diferente a sus números en 2016 (6) y en 2017 (12).

Por supuesto, también está el tercer intento. Los pases de Prescott han terminado en primer intento el 36.9% del tiempo en promedio estas tres temporadas. Lo que lo coloca en el puesto 17. Sin embargo, el año pasado quedó en el puesto 23, con un 34.9%.

El efecto de Amari Cooper

Si bien es cierto que los números de Dak han mejorado en gran medida con el canje de Amari Cooper, no han mejorado el enfoque ofensivo de los Cowboys. Mucho menos maquillar sus problemas.

Desde la semana 9 de la pasada campaña, Dak completó el 71.3% de sus pases y promedió 7.7 yardas por intento. Sin embargo, el gran problema de porcentaje en capturas de Dak siguió siendo un problema. Además de solo promediar 6.4 yardas por jugada de pase, lo que lo colocó en el puesto 17.

Aún con Cooper, Dak no lanzaba mucho. En promedio, solo el 10.6% de sus intentos viajaban 20 yardas o más. Y con Cooper, solo el 6.5% de de las jugadas de pase resultaban en explosivas o improvisadas. Esto es un promedio inclusive más bajo que de las semanas uno a ocho, en donde promediaban 6.9%.

Ni hablar de la zona de anotación, en donde Dak aún promediaba 17.1%, el número 30 en toda la NFL.

Conclusiones

A pesar de algunos números mucho menor de los esperados, Dak Prescott es un excelente Mariscal de campo. El gran problema de su situación en particular es el esquema conservador que se venía manejando. Se espera que con el nuevo coordinador ofensivo Kellen Moore esta situación cambie de manera positiva.

Agregado a esto, ahora tendrá al receptor Amari Cooper durante toda la temporada. Esto junto a la suma de Moore, puede dar excelentes resultados. Ya que Dak posee grandes características como Mariscal y hay que dejarlo improvisar más seguido. Además de un excelente juego de piernas que con una buena coordinación puede mejorar notablemente sus números.

Por último, pero no menos importante, es un QB bastante joven todavía, por lo que hay que seguir viendo su progreso y evolución en la NFL.