Inicio Noticias Prospectos del draft 2021: tackles ofensivos

Prospectos del draft 2021: tackles ofensivos

2945
0

Aún falta algo de tiempo para que se realice el draft. La fecha exacta en la que comenzará el evento de tres días es el 29 de abril. Sin embargo, es interesante ver algunos de los prospectos que estarán disponibles. Por eso es que una vez por semana publicaremos un artículo nuevo con varios candidatos a ser seleccionados. Hoy: tackles ofensivos.

La ofensiva de los Cowboys es indudablemente el punto fuerte del equipo. Allí es donde están tanto el talento como las grandes inversiones. La tan esperada extensión de Dak Prescott es apenas una parte de la explicación. Los contratos de Ezekiel Elliott y Amari Cooper junto con los picks que utilizó la franquicia para obtenerlos son la otra prueba contundente.

Aunque es la línea donde Dallas apostó mucho hace algunas temporadas con contratos muy elevados. Ese dinero colocado principalmente en Tyron Smith, Zack Martin y Travis Frederick estuvo más que bien destinado. El estándar de lo que debe ser ese sector en la NFL fue durante varios años el que impuso ese trío. Sin embargo, el tiempo pasa.

Por eso es que llegó el momento de comenzar a pensar en un recambio. Quizás no inmediato, pero en 2022 debería verse una cierta renovación. El motivo esencial es el estado físico de los tackles titulares. El dato de que Smith no completa 16 juegos desde 2015 es algo que no debe pasar desapercibido. Su rendimiento nunca estuvo en duda. Sin embargo, su cuerpo ya no es tan resistente como antes.

El tackle izquierdo pudo estar en apenas dos duelos la pasada campaña por una lesión en una zona muy delicada como el cuello. Lo problemático es que en el lado derecho ocurre algo similar con alguien mucho más joven. La’el Collins está bajo un contrato que es un verdadero regalo para un RT en la liga. Aunque él también debió ser operado. Una cirugía en la cadera le prohibió siquiera pisar un terreno en 2020.

Los suplentes tampoco son una garantía. Las bajas obligaron a que dos agentes libres no drafteados vieran más acción de la deseada. Brandon Knight firmó como UDFA en 2019 y se vio aceptable como parte de la profundidad. Terence Steele llegó de la misma manera el año pasado, aunque tuvo un poco más de inconvenientes para adaptarse. Más allá de que son piezas que ahora poseen experiencia, lo ideal sería que sean parte de la rotación.

En la presente offseason los Cowboys tampoco hicieron ningún esfuerzo por incorporar a alguien veterano de calibre. La firma de Ty Nsekhe es simplemente como resguardo. Nada garantiza que el OT de 36 años pueda ser una pieza valiosa. Es entonces cuando el draft cobra mayor relevancia en los planes del staff. Sobre todo porque es una camada muy profunda en este puesto.

Rashawn Slater – Northwestern (21 años, 1.90m, 143 kg.)

El mejor tackle ofensivo del draft es Penei Sewell por bastante margen. Sin embargo, el prospecto de Oregon será un pick Top 5. Pero en una clase cargada de futuro en esta posición hay otras posibilidades. El caso del joven de Northwestern es interesante porque está proyectado para el rango 10-15, por lo que no puede ser descartado más allá de la necesidad de Dallas de elegir a un esquinero.

Slater brindaría mucha versatilidad al poder ocupar cualquier puesto de la línea. Posiblemente se adaptaría más fácil a ser guardia por no tener tanto alcance de brazos. Si bien sus primeras dos temporadas se alineó en el lado derecho, su muestra más reciente la desarrolló cubriendo el lado ciego del quarterback. Su tarea frente a Chase Young en 2019 fue impresionante, aunque en 2020 optó por no competir.

Esta es una opción lista para aportar desde el día 1 porque posee una técnica muy pulida. Puede ser agresivo en los ataques terrestres al mismo tiempo que tener mucha solidez en protección de pase. Su capacidad atlética se complementa con su gran fuerza para transformarlo en una presencia destacada. Podría reemplazar a Connor Williams mientras Smith pueda continuar siendo titular para luego correrse un lugar hacia la izquierda.

Liam Eichenberg – Notre Dame (23 años, 1.98m, 137 kg.)

La selección global 44 es la que poseen los Cowboys en la segunda ronda. El joven ex Fighting Irish precisamente podría deslizarle hasta allí con un poco de suerte. Teniendo en cuenta que seguramente los linebackers de calibre ya no estarían disponibles y los tackles defensivos no son tan buenos, este podría ser un pick ideal para elegir a un OT.

Eichenberg fue el tackle izquierdo de Notre Dame en las últimas tres temporadas. Esa experiencia en una universidad acostumbrada a formar linieros ofensivos es para tener en cuenta en un sector tan vital. A pesar de que su rol más dominante es en el juego terrestre, es muy confiable protegiendo en jugadas de pase por el buen uso de sus manos. Su falta de atletismo es una leve desventaja con respecto a otros tackles que estarán disponibles en el draft.

Spencer Brown – Northern Iowa (23 años, 2.06m, 143 kg.)

Tal como hicimos en artículos anteriores, aquí hay una posibilidad de alguien con mucho potencial que necesita aún bastante desarrollo. Por lo pronto, la FCS postergó su temporada hasta la primavera estadounidense. Esto hizo que los Panthers no tuvieran juegos en 2020, por lo que la referencia más reciente no es tan cercana en el tiempo.

Brown es sencillamente un gigante en la línea ofensiva. Su estatura le permite distanciarse de los defensivos que enfrenta con frecuencia. Tiene buena movilidad producto de su pasado como ala cerrada y basquetbolista. Sin embargo, es algo inconsistente a la hora de aplicar su habilidad en cada snap. Se proyecta como un tackle derecho con un techo alto, pero necesitará pulir ciertas cuestiones para ser efectivo ante un nivel de oposición superior.