Inicio Noticias Posibles objetivos de los Cowboys en el draft: Ronda 3

Posibles objetivos de los Cowboys en el draft: Ronda 3

1733
0

El draft está cada vez más cerca en el calendario. Ese evento de tres días que es tan importante para el armado de un roster iniciará el 28 de abril. La agencia libre de los Cowboys no fue nada buena, por lo que será decisivo acertar en las decisiones que se tomen allí. En esta serie mencionaré algunos prospectos que podría buscar la franquicia. Lógicamente se tendrán en cuenta tanto la urgencia de la posición como el pick en cuestión. Hoy: Ronda 3.

En esta ronda la planeación se hace mucho más complicada. Llegando a la tercera ronda resulta bastante difícil saber quiénes podrían estar disponibles con tanta anticipación. Por ese motivo las opciones son bastante amplias tanto en los posibles prospectos a seleccionar como en las posiciones que deberán ser cubiertas.

Los elegidos en el top 100 suelen ser considerados como picks premium por el valor que se puede obtener. Un ejemplo cercano que grafica a la perfección esa cuestión es el de Michael Gallup en 2018. Esa situación hace que optar por el mejor jugador disponible siga siendo lo ideal por sobre enfocarse únicamente en las urgencias del presente.

Las alternativas para los Cowboys se abren por esa razón. Si bien aún pueden encontrarse novatos de impacto inmediato, aquí se debe comenzar a pensar también en la proyección. Con esa realidad en mente, les dejo a tres candidatos factibles que servirían para completar huecos relevantes del roster. Sea como titulares o por sus características para continuar desarrollando.

Khalil Shakir – Receptor abierto – Boise State

Un puesto en el que los Cowboys están obligados a añadir talento es el de wide receiver. Que dentro de las 30 visitas permitidas se encuentren tres prospectos que serán elegidos en la primera ronda comprueba que la gerencia piensa de esa manera. Otra cuestión muy repetida en la franquicia gira en torno a la preferencia por los egresados de Boise State. Por ese motivo este joven da la sensación de encajar perfecto por esas cuestiones.

Shakir es un receptor abierto que se destacada por su habilidad cuando tiene el balón en sus manos. Si bien no posee una velocidad final temible o una contextura física imponente, se las ingenia para ser un play-maker. La falta de fortaleza seguramente complicará sus posibilidades de alinearse por fuera en la NFL, pero podría ser una amenaza como slot receiver.

Su capacidad para romper tackles lo convierten en una pieza peligrosa después de la recepción. Puede también ser incluido en jet sweeps o pases pantalla con buena efectividad. Esas características implican que tiene potencial para contribuir devolviendo patadas. Teniendo en cuenta que CeeDee Lamb deberá estar más tiempo cerca de las bandas tras la salida de Amari Cooper, este joven podría ser una adición muy interesante.

Sam Williams – Edge – Ole Miss

Dallas suele inclinarse bastante por aquellos a los que invita en las visitas previas al draft. Por esa razón es importante destacar que el egresado de Ole Miss estuvo entre los prospectos que realizarán entrevistas personales con los scouts. Al competir en una posición que definitivamente necesita ser reforzada, sus probabilidades de ser seleccionado aumentan bastante. Su rango no está tan claro, pero podría caer hasta la tercera ronda.

Williams es un edge con potencial para desarrollarse en un buen pass rusher. Una cuestión destacable fue su actuación en el NFL Combine. En particular su tiempo de 4.46” en las 40 yardas fue el segundo más rápido entre los linieros defensivos, por lo que su característica principal queda en evidencia. Esa marca fue apenas 0.03” más lenta que la de Shakir. Tener proyección para presionar al quarterback es un atributo muy buscado por las franquicias.

Este joven tiene buena explosión tras el snap para atacar a la línea ofensiva de inmediato. Esa aceleración le permite tener ventaja sobre sus asignaciones, aunque aún no tiene la fuerza requerida para competir en cada jugada. Eso se nota en su cuestionable desempeño en el juego terrestre, por lo que por ahora se vería mejor en situaciones de pase. Sin embargo, la flexibilidad para ser DE en un 4-3 u OLB en un 3-4 le dará variantes a Dan Quinn.

Abraham Lucas – Tackle ofensivo – Washington State

La decisión de cortar a La’el Collins implica que Terence Steele será ahora titular cada semana. En caso de que Steele logre consistencia sería excelente para la línea ofensiva, pero eso no significa que todos los inconvenientes estén resueltos. Las constantes lesiones de Tyron Smith obligan a buscar profundidad en ese sector. Si bien el egresado de Washington State es en esencia tackle derecho, podría aportar cierta flexibilidad posicional moviéndose al interior.

Lucas posee buen tamaño para competir en un puesto tan importante. Su mejor faceta es en la protección de pase, por lo que sería un elemento muy bienvenido. La buena movilidad y longitud de brazos son los puntos fuertes de su juego. Aunque al apoyarse tanto en eso, su balance no es el adecuado. Puede sufrir contra los defensivos que convierten velocidad en poder. Aún no contribuiría demasiado en el ataque por tierra como bloqueador en esa área.