Inicio Noticias Perder a Randy Gregory ha sido un duro golpe para los Dallas...

Perder a Randy Gregory ha sido un duro golpe para los Dallas Cowboys

963
1

En el medio de los movimientos de la agencia libre de parte de los Dallas Cowboys, hay uno en específico que ha levantado gran controversia. Se trata de la marcha del ala defensiva Randy Gregory a los Denver Broncos. Todo esto tomando en consideración que el equipo ya tenía todo listo para firmar al jugador. Pero por una situación contractual de último momento, tanto el jugador como su agente terminaron viendo otras opciones. Lo que deja ahora un espacio importante para el trabajo de offseason de los Vaqueros este 2022.

Y es que la posición de ala defensiva no era una emergencia hasta este momento. Claro está, lograron llegar a un nuevo acuerdo con DeMarcus Lawrence, pero se esperaba que junto al ala defensiva izquierda, Gregory firmara su extensión para jugar por el lado derecho.

Con todo lo que sucedió a último minuto, tanto Gregory como su representante vieron que otro equipo les daba mayor valor en otra parte y simplemente lo tomaron. No hay que olvidarse que el asunto en sí tuvo que ver con que el equipo de la estrella solitaria cancelaría las garantías de Gregory si a este lo multaban en la liga. Esto fue lo que se añadió a último minuto, a pesar del interés de Randy de quedarse en los Cowboys. Esto hizo que tanto él como su agente vieran esto como una falta de respeto y se marcharan al equipo de la AFC. Lo irónico de todo es que terminó siendo por prácticamente la misma cifra y tiempo. Un total de cinco años y setenta millones de dólares.

El único jugador de los Cowboys que no cuenta con esta condición en su extensión es el Mariscal de campo Dak Prescott. Sin embargo, el detalle no es que haya una excepción a la regla, sino que nunca le mencionaron a Gregory sobre este cambio en el contrato. Así que en el medio de las ventajas que tenía gracias a su rendimiento, simplemente se marchó tras no estar de acuerdo con los nuevos términos.

Ahora que Randy no está, quizás el equipo por su filosofía de firmar a gente de la casa tengan que hacerlo con Dorance Armstrong. Después de todo, el defensivo es parte de la selección del Draft del 2018 y ya se sabe que se están acercando a una extensión. No hay que pasar por alto que Dorance tuvo su mejor campaña en 2021, con 37 tacleadas combinadas, cinco capturas y un balón recuperado en 13 encuentros en los que participó.

De cualquier manera, no hay que dejar pasar por alto el hecho que perder a Gregory no va a dejar una gran marca. No hay que olvidarse de su versatilidad y que el coordinador defensivo Dan Quinn lo utilizaba de acuerdo a lo que se requería en el momento.

A pesar de tan solo jugar un aproximado de 55% de los snaps defensivos de Dallas en 2021, la verdad es que Randy nunca dejó de impresionar. Claro está, el gran objetivo de Quinn era colocar a ala defensiva en duelos de uno contra uno en situaciones de jugadas de pase. Además, fue pieza fundamental en terceras oportunidades a la defensiva, lo que hizo que terminaran en el segundo puesto de toda la liga en tasa de conversión.

Por si esto fuera poco, en algunas oportunidades trabajaba sin problemas en el interior de la línea defensiva. De esta manera, podía tener duelos con guardias o centros gracias a su velocidad y reflejos.

Mucho se puede hablar del hecho que Randy tan solo logró seis capturas y que no es precisamente una gran cantidad. Sin embargo, tomando en cuenta que no pudo jugar toda la temporada regular, hay que señalar que cuando salió al campo era una amenaza. Puede que no llegara a hacer las capturas completas en sí. Pero siempre llegó a estar cerca de los Mariscales de campo rivales, generando mayor presión. En consecuencia, los QB de los otros equipos lanzaban de manera errónea, pases incompletos, intercepciones e inclusive capturas de parte de otros compañeros vaqueros. En fin, hablamos de un jugador sumamente completo que por un mal movimiento en las negociaciones, ya está fuera de la organización.

Aparte de lo que se ha comentado de Armstrong, hasta hace unas horas aún habían defensivos de primer nivel como agentes libres en la NFL. Sin embargo, la total inoperancia de la franquicia en buscar talento de rigor junto a los problemas del tope salarial han pasado factura.

El primero que claramente hay que mencionar es a Von Miller. Actual campeón del Super Bowl que hasta hace unas horas era agente libre. Pues bien, se lo han quedado los Bills con un contrato de seis años y 120 millones de dólares.

Asimismo, se pueden hablar de los casos específicos de Za’Darius Smith y Chandler Jones. El primero llegando a los Ravens y el segundo a los Raiders. Básicamente, el único edge rusher de calidad que queda en el mercado es Jadeveon Clowney, al menos hasta el momento. No obstante, tampoco se sabe de algún movimiento o conversaciones del lado de Dallas por el jugador que firmó tan solo por un año en 2021 con los Browns.

Claramente, se ve que buscar a un defensivo de calidad puede que no sea de tanta prioridad en las oficinas vaqueras hasta firmar a los que ellos consideren de la casa y ver lo que puedan seleccionar en el Draft. Es parte de la filosofía de los Jones y se ve un poco complicado que puedan cambiar eso. Por supuesto, las críticas han llegado sin parar a la falta de jerarquía al momento de firmar a Randy Gregory. Desde la falta de lealtad del atleta hasta el cambio a último minuto de las condiciones del contrato del jugador.

Lo que si es cierto es que si Dallas quiere solventar esto, deben moverse más pronto que tarde. De lo contrario tan solo les quedará el Draft para seleccionar a un pass rusher que acompañe al resto de elementos, como son los casos puntuales de Chauncey Golston, Tarell Basham y DeMarcus Lawrence.

De haber mantenido a Lawrence, Parsons y Gregory en el equipo, quizás habrían dolido menos las marchas de Amari Cooper y Cedrick Wilson. El asunto es que ahora el equipo tendrá que arreglar no solo la ofensiva sino la defensiva. Y darse cuenta que algunos jugadores tienen la ventaja de su lado, y que al ver como se manejó lo de Randy, cualquier otro que quiera firmar con la franquicia va a revisar cada aspecto del contrato. Este tipo de situaciones se podrían haber evitado de hablar con Gregory en un principio sobre los planes iniciales de los Cowboys. Pero es lo que hay y ha llegado el momento de pasar la página, hay un equipo al cual reconstruir.

1 COMENTARIO

  1. Es una pena que hagan contratos amañados, a última hora cambian las cláusulas y en consecuencia se va uno de los mejores jugadores, lo esperaron 5 años por sus problemas con sustancias prohibidas y ahora que está jugando a un gran nivel se desgarran las vestiduras por su problema en lugar de ayudarlo y ahí está el resultado se fue a otro equipo, JJ todo lo haces mal.

Comments are closed.