Inicio Noticias ¿Es Chauncey Golston la pieza que necesitaba Dallas para su línea defensiva?

¿Es Chauncey Golston la pieza que necesitaba Dallas para su línea defensiva?

6823
0

No cabe duda que el reciente retiro de Tyrone Crawford dejó cierto vacío en la defensa de Dallas. El veterano ala defensiva había demostrado ser un jugador fiable en la defensa por tierra, además de ser una pieza versátil para cubrir cualquier posición de la línea defensiva. Sin embargo, los Cowboys parecen que encontraron en el Draft 2021 a alguien que lo puede sustituir a la perfección: Chauncey Golston.

El prospecto de Iowa, elegido en la tercera ronda del Draft 2021, es muy similar a Crawford en varios aspectos. Lo primero que llama la atención es su físico. Golston mide 1.93 metros y pesa 122 kg, esto según las medidas del Pro Day de Iowa. Mientras, las medidas de Crawford en el NFL Combine fueron de 1.93 metros de altura y 124.7 kg de peso.

Pero eso no es todo. Golston también puede ofrecer un buen desempeño en la defensa por tierra, tal como lo hacía Crawford. El novato liniero defensivo aprovecha su longitud y su poder para ser explosivo en la defensa terrestre. Esto le vendría muy bien a los Cowboys, quienes podrían usarlo en los primeros downs de las series ofensivas para frenar los acarreos rivales.

Otra característica notable de Chauncey Golston es su versatilidad. Este novato puede jugar como ala defensiva o como tackle defensivo, en cualquiera de los dos lados. Tras el mini campamento de novatos, Golston está proyectado a ser el respaldo detrás de Randy Gregory o incluso de DeMarcus Lawrence. Sin embargo, está dispuesto a ocupar cualquier rol que le asignen.

“Tú quieres ser como una navaja suiza. Así que quieres ser capaz de jugar donde sea que haya oportunidad”, dijo Golston durante una rueda de prensa tras el primer día del mini campamento de novatos. “Así es como llegue al campo por primera vez en Iowa. Siempre he tratado de entrar al campo de juego sin importar qué o dónde. Así que, si estoy en el interior, solo estaré intentando hacer jugadas. Al final del día, es fútbol”.

A pesar de esto, Chauncey Golston eligió una posición en la cual centrará su trabajo. De hecho, es la misma posición donde estuvo situado en los ejercicios durante el mini campamento de novatos de Dallas el pasado fin de semana.

“Ahora mismo me enfocaré en ser ala defensiva. Allí es donde hemos llegado hasta ahora. Pero, en general, solo estoy tratando de mejorar aprendiendo sobre la defensa y siendo un mejor jugador”, dijo Golston el pasado viernes.

Liderazgo y trabajo duro, otros rasgos notables de Golston

Por supuesto, hay más cosas que Chauncey Golston puede ofrecerle a los Cowboys. Si hay algo que también caracterizó al ala defensiva durante su etapa universitaria en Iowa fue su capacidad de liderazgo. De hecho, Golston ganó varios premios de parte del cuerpo de entrenadores debido a su liderazgo y a su trabajo como capitán.

Pero hay más al respecto. En 2020, Golston fue semifinalista del Trofeo Lott IMPACT, premio anual que se le otorga a los jugadores defensivos del fútbol colegial que ejemplifican mejor cada una de las partes del acrónimo IMPACT: Integridad, Madurez, Performance o desempeño, Académico, Comunidad y Tenacidad.

Con lo visto hasta ahora, Chauncey Golston se perfila a ser un jugador que se caracterizará por trabajar duro y por su humildad. Y aunque ha quedado impresionado por las instalaciones de lujo con las que cuentan los Cowboys en Frisco, el novato no quiere que esto se le suba a la cabeza y lo haga perder el enfoque.

“Teníamos unas instalaciones agradables en Iowa, pero entré al edificio (The Star) y dije: ‘Ok, esto es de primera categoría’”, dijo Golston a los medios de comunicación. “Pero solo estoy tratando de no dejarme atrapar por el brillo y el glamour de lo agradable que es, y venir aquí a trabajar todos los días. A fin de cuentas, el edificio es agradable, pero todos esperan un buen producto en el campo. Entonces, eso es a lo que tenemos que llegar”.

Sin duda, Golston tendrá que demostrar en Dallas que está a lo altura de lo que ofreció en la universidad. No solo en características, sino también en producción defensiva. En sus cuatro años jugando para Iowa dejó estos registros: 129 tacleadas totales, 27 tacleadas para pérdidas de balón, 12 sacks, siete pases defendidos, tres balones sueltos recuperados, un fumble forzado y tres intercepciones. Todo esto en 36 juegos.

Quedará por ver si Chauncey Golston cumple las expectativas que está generando tras su llegada a los Cowboys. Si el novato puede estar a la par, seguramente se convertirá en la pieza que necesitaban los Cowboys. No solo para suplir la ausencia de Tyrone Crawford, sino también para ayudar a llevar a la defensa vaquera a otro nivel.