Inicio Noticias Cinco claves para que los Cowboys tengan una buena temporada 2021

Cinco claves para que los Cowboys tengan una buena temporada 2021

2006
0

Muchas cosas deben suceder para que una franquicia levante el trofeo Vince Lombardi. Ese es el objetivo de todos. Estar en el centro de la escena cuando finalice el último juego en febrero. Con ese deseo en mente se encuentra todo el roster de Dallas. Mike McCarthy lo dejó claro en un episodio de Hard Knocks. Lo único que importa para el head coach es ganar el Super Bowl.

Aunque la realidad marca que los fanáticos quizás tengan que ser un poco más mesurados en cuanto a las expectativas. Está bien soñar, pero tras varios años de ilusiones generadas sin materializarse no está de más ser cautos. Por lo pronto, un buen rendimiento de los Cowboys podría ser llegar a la Ronda Divisional.

Debe haber numerosas modificaciones en la actuación del equipo para llevar a cabo esa tarea. No estar a la altura lo suficiente como para vencer en una pobrísima NFC Este fue lamentable. Tanta incompetencia no puede repetirse porque eso sería desastroso. A continuación, elegiremos cinco cuestiones necesarias para que se pueda producir ese giro drástico.

Dak Prescott debe estar cada semana

Había que iniciar con la más obvia. Ninguna franquicia puede quedarse con un logro tan complicado como ser campeón en la NFL sin su estrella. Loa Eagles pudieron hacerlo con su quarterback suplente como una excepción a la lógica. A su vez, esa plantilla de Philadelphia tenía muchos puntos fuertes que le quitaban peso a Nick Foles.

Ese no es el caso de Dallas. Todo lo que haga la ofensiva dependerá de la presencia de Prescott. Más allá de que Jerry Jones exprese que Cooper Rush puede hacer funcionar a la unidad tanto como con el QB1, eso no es sostenible en el tiempo. Rush quizás haga lo requerido para obtener un triunfo, pero el contexto en los playoffs cambia por completo.

Tyron Smith y La’el Collins saludables

No hay ninguna duda de que el punto anterior está conectado con este. Si bien la lesión de Dak ocurrió en una jugada en la que la línea ofensiva no tuvo ninguna responsabilidad, darle seguridad en la bolsa de protección será un factor esencial. Cuanto más golpes reciba por ser presionado constantemente, más probabilidades hay de otro desafortunado incidente.

Son pocos los equipos que pueden contar con tackles suplentes confiables y los Cowboys no se encuentran entre ellos. Ty Nsekhe llegó en la agencia libre para añadir experiencia, pero su rendimiento en la pretemporada fue preocupante. Terence Steele o Brandon Knight serían las opciones restantes, por lo que el valor de tener a Smith y a Collins es inconmensurable.

Micah Parsons

El ataque será el que mantenga a Dallas en juego cada domingo. Si fallan, las posibilidades de una victoria disminuyen considerablemente. Pero la misión de la defensiva podría ser más conservadora. No perjudicar tanto al otro lado del balón es una buena base para comenzar. Para conseguirlo el cambio debe ser radical luego de una temporada para el olvido.

La esperanza en que Dan Quinn cumpla con su función de manera exitosa se apoya en gran parte en el novato. Así como CeeDee Lamb se convirtió en una pieza clave a pesar de no estar en los planes, Parsons podría ser la contraparte en la defensiva. La personalidad del linebacker junto con su potencial para impactar un juego tendrán un rol preponderante.

El interior de la línea defensiva

Los Cowboys fueron la segunda peor unidad defendiendo ataques por tierra en 2020. La cifra de 158.8 yardas concedidas en promedio por esa vía sale de memoria de tanto énfasis que se hizo allí. Con justa razón es que debe enfocarse la atención en ese sector. En caso de no poder corregir esta falencia las ideas de Quinn se derrumbarán muy rápido.

Hay bastante incertidumbre porque es a su vez un grupo posicional renovado casi en su totalidad. Cuando se recupere del codo izquierdo, Neville Gallimore podría ser una herramienta muy valiosa. Pero alrededor suyo todos deberán aportar. Tanto los veteranos Brent Urban y Carlos Watkins como los rookies Osa Odighizuwa y Quinton Bohanna serán importantes.

Menos caos y más orden

Todos los engranajes deben funcionar en un equipo de fútbol americano. Sin embargo, surge un inconveniente de complicada solución cuando los que deben ordenar son los que ocasionan las fallas o no hacen lo correcto para evitarlas. Esto apunta al staff técnico, siendo McCarthy lógicamente el principal responsable de que todo sea fluido.

Es cierto que el récord 6-10 tuvo mucho que ver con la baja de Prescott, pero hubo momentos en los que se vio desorganización absoluta en Dallas por decisiones tomadas desde la banca. El HC debe mantenerse agresivo, aunque sin llegar a la locura. En esta crítica ingresa también el coordinador de equipos especiales John Fassel. No podrán caer de nuevo en errores evitables.