Inicio Noticias Analizando las posibilidades de cada jugador: mariscales de campo

Analizando las posibilidades de cada jugador: mariscales de campo

1469
3

El campamento de entrenamiento es la prueba de que la temporada se acerca. Allí se suele definir cómo estará conformado el roster a partir de los rendimientos individuales. Esa preparación no comenzará sino hasta fines de julio, aunque vale la pena tener una vista previa del equipo para saber quiénes tienen más probabilidades de estar en el depth chart. Observaremos también a los que tienen un puesto asegurado, para cuáles jugadores sería una hazaña superar el corte y qué batalla posicional resultará interesante. Hoy: quarterbacks.

Lista completa de jugadores disponibles

Dak Prescott, Cooper Rush, Will Grier y Ben DiNucci.

Los que tienen un lugar asegurado

Una cuestión esencial en todo conjunto de la NFL es tener seguridad en este puesto. Para fortuna de la franquicia, los Cowboys no cuentan con ninguna incógnita sobre quién será su mariscal de campo esta temporada. Tras la firma de un contrato multianual el año pasado, Dak Prescott será el quarterback por bastante tiempo.

Lo que está claro es que debe dar un salto de calidad para que el equipo mejore. En 2021 tuvo rendimientos muy disimiles que afectaron negativamente la producción de la ofensiva. Esa falta de consistencia por su nivel tan contrastante transformó a un contendiente en una decepción. Durante las seis primeras semanas el ataque fue formidable.

Prescott llegó hasta incluso ser nombrado como un posible candidato al MVP. El camino hacia la bye week con un récord de 6-1 gracias al triunfo en New England era prometedor. Sin embargo, una lesión en la pantorrilla que nunca dejó atrás descarriló sus posibilidades. Se espera que con el quarterback más saludable podría encontrarse una contribución superior.

En la burbuja

Por ahora Cooper Rush podría ser incluido en la lista anterior. La experiencia que tiene tanto dentro de la franquicia como del esquema ofensivo lo convierte en una opción ideal. Lo que se busca de un mariscal de campo suplente es cierta confiablidad. Alguien que sea capaz de sacar un juego a flote en caso de emergencia sin hundir a la unidad.

Rush demostró en 2021 que tiene lo necesario para hacer eso. Cuando le tocó ser titular en un Sunday Night Football en Minnesota, estuvo a la altura. Si bien le costó un poco adaptarse en el inicio, fue vital para el triunfo de Dallas frente a los Vikings al liderar una serie ofensiva en los últimos dos minutos.

Pero el QB entra en esta categoría porque no es un sustituto inmejorable. Hasta aquí no hay agentes libres que impliquen un avance muy evidente. Sin embargo, en las decisiones finales de cada roster podrían aparecer alternativas más experimentadas. Lo cierto es que no sería un inconveniente si se queda con este cupo.

Menos chances

El equipo de prácticas es el destino que tienen los dos quarterbacks restantes. La competencia entre Will Grier y Ben DiNucci por el tercer lugar en el depth chart no tendrá tanto valor. Con las nuevas reglas para este combinado de reserva hay más espacios disponibles, por lo que difícilmente el staff utilice una plaza de las 53 en un tercer QB.

La realidad es que se ve muy lejano un contexto en el que alguno de ellos tenga snaps oficiales. Si la situación llega hasta ese punto seguramente será por una sucesión de infortunios, pero debería ser una gran cantidad. Por ese motivo Grier y DiNucci servirán principalmente para cumplir el rol de los adversarios de los Cowboys en los entrenamientos.

Una batalla posicional para seguir

En cuanto a paridad de nivel la mejor elección sería Grier vs. DiNucci. Sin embargo, la relevancia será muy inferior tal como detallé antes. Por esa razón una selección más valiosa gira en torno al suplente de Prescott. Rush a día de hoy no tiene competencia que lo desafíe, pero la adquisición de un veterano podría tener ese efecto. Una pelea por ser el sustituto de Dak entre él y un hipotético agente libre quizás sea lo más interesante.

Expectativas del puesto

Lo que se espera de esta posición es una producción más consistente. Con el salario que posee, Prescott debería ser el encargado de hacer mejores a sus compañeros. No debe ser un simple administrador de juego, sino que necesita convertirse en la razón por la que el equipo gane. Si es imperioso anotar en una serie de dos minutos está obligado a dar un paso al frente.

Lógicamente tendrá una tarea más complicada que la temporada pasada porque la gerencia desarmó bastante el roster. La pérdida de Amari Cooper será difícil de reemplazar sobre todo si Michael Gallup se pierde mucho tiempo por lesión. El tackle derecho también es una incógnita al haber liberado a un amigo suyo como La’el Collins para reemplazarlo con Terence Steele.

Aunque no hay excusas para el quarterback desde que firmó su contrato de 160 millones. Desde ese entonces está obligado a las exigencias. Lo bueno es que ahora debería tener una preparación completa sin lesiones. Un año atrás recién estaba recuperándose de su fractura, pero se añadió una lesión en su hombro de lanzar en el training camp. En óptimas condiciones físicas podría ser una pieza top 10.

3 COMENTARIOS

  1. No creo que ni greer, ni dinucci tengan opciones para jugar o quedarse en el equipo, deberían de buscar otro equipo donde poder jugar, con dak, como titular estarán calentando banca, deberían de firmar al esquinero Chris Harris, no sé que esperan, también deben buscar al guardia Billy turner, dejaría libre a hill y gallimore

  2. Esté tiene que ser el año del número 4 en conjunto con el número 88; se espera mucho de ellos, así como del número 21. Vamos Cowboys

  3. Otra vez. Hoy ese el año para dak. Demuestren
    Que si no corren como el 2016. El debe de cargar al equipo ,leer bien a las defensivas .
    Su brazo no llega a puntos estrategicos
    En el campo. Es luy limitado

Comments are closed.