Inicio Noticias Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la ofensiva para dañar a...

Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la ofensiva para dañar a los Vikings?

1962
0

El duelo del domingo por la noche será muy atractivo por el poder que tienen ambos en ataque. Son varias las estrellas que hacen pensar en un juego con muchos puntos. Sin embargo, cada defensiva tiene un área en la que se destaca. Los Cowboys son muy peligrosos generando entregas de balón. La fortaleza de Minnesota la veremos a continuación entre otros elementos a tener en cuenta.

Línea ofensiva vs. Pass rushers

La confrontación más importante cuando Dak Prescott salte al terreno está aquí. Este es el punto más fuerte de la defensiva rival. Presionando al quarterback lideran la NFL con 21 capturas, según Pro Football Reference. Su 32.1% de QB pressures también son la cifra más alta. A su vez, son la mejor unidad en porcentaje de sacks por cada intento de pase con un 9.3%.

Lo que hacen es ganar en los emparejamientos individuales. A diferencia de lo que ocurrió con los Panthers, los Vikings no son un equipo que utilice cargas para derribar al pasador. En particular basan mucho su éxito en la calidad de sus alas defensivas. SI bien no estuvieron allí el año pasado, son dos viejos conocidos en la franquicia.

Danielle Hunter es el arma principal que posee la línea. Hunter se perdió toda la temporada anterior por una lesión, pero está de regreso en un gran nivel. El DE totaliza seis capturas, diez QB hits y seis TFLs. La otra presencia es el veterano Everson Griffen en su retorno tras su paso por Dallas. Griffen aportó cuatro sacks, siete QB hits, tres TFLs y forzó un fumble.

Los linieros ofensivos lograron por ahora una confiablidad muy necesaria. Luego del susto por la salida momentánea de Tyron Smith frente a los Patriots, el tackle izquierdo confirmó que se encuentra en buena forma. La duda estará en quién se alineará opuesto a Smith. La’el Collins cumplió con su sanción, aunque Terence Steele demostró su capacidad.

Las trincheras son una zona determinante en cada encuentro. Sin embargo, en este podrían serlo aún más por la condición física de Prescott. En caso de que Dak esté un poco limitado en sus movimientos por la molestia muscular en el gemelo de su pierna derecha, la importancia de la línea aumentará. Por ese motivo esta faceta será la más relevante en el planeamiento.

Receptores abiertos vs. Defensiva secundaria

El desempeño de CeeDee Lamb en New England dejó ver que quizás ya es el receptor abierto número uno de los Cowboys. En el desafío que se aproxima podría tener otra gran actuación porque enfrente no habrá ningún esquinero temible. Ese pensamiento también se cumple con Amari Cooper. Una ausencia en el adversario será fundamental para hacer mucho daño por aire.

Los Vikings colocaron a Patrick Peterson en la lista de lesionados, por lo que no estará presente en este juego. La adición del experimentado cornerback en la agencia libre era una transacción destacada para la defensiva, pero ahora se perderá algo de tiempo. Eso les deja la puerta abierta a los wide receivers para que lastimen sin mayores complicaciones.

Las opciones restantes son relativamente sólidas. En especial la de Bashaud Breeland. El campeón del Superbowl con los Chiefs le da cierta seguridad al perímetro, aunque no posee las condiciones requeridas para ser un CB1. Cameron Dantlzer ocupará el lugar de Peterson. Será interesante ver cómo funcionan en su primera presentación sin PP.

Corredores vs. Defensiva terrestre

Mover el ovoide por tierra quizás sea la manera elegida por Kellen Moore en el Sunday Night Football. Más allá de cierta fragilidad que podría tener Minnesota en cobertura, lo compensan con la buena presión al quarterback que poseen. Sin embargo, en esta área es donde se mostraron bastante endebles.

Las 4.8 yardas permitidas por acarreo son la cuarta pero marca de la liga. Moore seguramente sabe mejor que nadie que la ofensiva promedia 5.1 en esa categoría. En las yardas terrestres ocurre lo mismo lógicamente. Tanto Ezekiel Elliott como Tony Pollard podrían repetir el rendimiento que tuvieron en ese estadio durante el 31-28 de 2020.