Inicio Noticias Ahora que la temporada terminó, Dak Prescott será la prioridad número uno

Ahora que la temporada terminó, Dak Prescott será la prioridad número uno

1944
0

Tras el fracaso de la temporada regular 2020, en donde Dallas terminó tercero en la NFC Este con un récord de 6-10, ha llegado el momento de evaluar un montón de cosas. Entre ellas, las piezas que formarán parte del próximo año, incluyendo a jugadores y cuerpo técnico. Por supuesto, nada se destaca más que la situación del Mariscal Dak Prescott. Ya que su extensión ha tardado dos años en concretarse y esto le ha causado repercusiones negativas a la franquicia. Ahora mucho más con el asunto del tope salarial y las consecuencias de la pandemia.

A partir de la semana 5, Dallas se vio en una situación extrema en donde les tocó jugar sin su QB titular. Si bien es cierto que Andy Dalton logró buenos resultados durante la segunda mitad de la campaña, esto no se vio al principio. Lo mismo pasó con Ben DiNucci ante los Eagles por la semana 8 y a pesar de la lucha que dio Garrett Gilbert en la semana 9 ante los Steelers, tampoco se consiguió la victoria.

Por lo tanto, Jerry  Jones adimitió a través de 105.3 The Fan la gran ventaja con la que cuenta Dak para las negociaciones este año. “No sé cómo se podría tener más ventaja”, afirmó Jones. “Dak podría ser una postal, por así decirlo. Su evolución como Mariscal de campo de la NFL ha sido una imagen perfecta”.

Ciertamente, los números de Dak no mienten. En tan solo las cinco semanas que estuvo jugando en el 2020. Terminó con 151 pases completos de 222 intentos para un abismal número de 1856 yardas. Destacando sus números ante los Falcons, Seahawks y Browns. En donde logró 450, 472 y 502 yardas respectivamente. De manera desafortunada, tan solo logró una victoria agónica ante los Falcons, gracias a la pobre producción defensiva vaquera en ese momento. En donde tampoco los fumbles no ayudaron y el cuerpo manejado por Mike Nolan no daba ningún tipo de garantías ante los rivales.

No pueden quedar por fuera las anotaciones, en donde nueve fueron por jugadas de pase y tres más por tierra. En resumen, Dak hizo lo que pudo, a pesar de las fallas puntuales en ciertas áreas del juego de los Cowboys.

Sin Prescott, los Cowboys bajaron drásticamente a la posición 17 en la liga en producción de puntos por encuentro y quedaron de 22 en yardas ganadas por jugada.

“No le estaríamos ofreciendo eso si no pensáramos que es especial”, continuó Jerry Jones. Con respecto a este tema, tanto Todd France (agente de Prescott) y los representantes de los Cowboys, han estado durante par de años buscando una solución a la extensión de Prescott. En el 2019, el jugador optó por jugar bajo su último año de contrato de novato. Mientras que al año siguiente, la organización optó por darle la etiqueta exclusiva de franquicia por un valor de 31,4 millones de dólares.

Ahora bien, existe la opción que nuevamente no se llegue a un acuerdo. De acuerdo a los últimos reportes, tanto France como  Prescott estaban buscando un contrato menor, de unos cuatro años. Mientras que los Jones optaban por uno de cinco a seis años, en buena parte también por el asunto del tope salarial. Si las negociaciones vuelven a fallar nuevamente, para poder retener a Dak los Cowboys estarían obligados a darle la etiqueta por segundo año consecutivo. La cual se maneja por un total de 37,7 millones de dólares.

En este caso, lo más rentable sería la extensión, que de cualquier manera es probable que se maneje de más de 30 millones de dólares en su primer año. Pero como ya se mencionó, ahora también está el problema del tope salarial, el cual será de 175 millones de dólares por equipo.

“Tenemos una cierta cantidad que se le puede pagar a los jugadores cada año. Es algo muy competitivo, y cuanto más largo es el plazo, más flexibilidad tienes en cualquier número que tengas en un contrato”, afirmó Jones. “La planificación anticipada, lo que se puede gastar, lo que se puede dar a cualquier otro agente libre, de eso se trata la planificación general.”

Igualmente, el mismo Jerry se encargaría de afirmar que hay que pagar un poco más por defensiva este año, y el dinero que se maneje para esta situación no va a ir para otro jugador, es así de simple.

A pesar de la lesión de Dak, la recuperación va en buena marcha y se espera que Prescott pueda estar listo para volver a entrenar al menos para marzo. De cualquier manera, el equipo tendrá meses de sobra para evaluar los elementos más importantes y que Dak pueda beneficiarse de esta situación si finalmente llega la extensión de su contrato.