Inicio Noticias Los Cowboys tendrán al menos dos semanas para evaluar a los que...

Los Cowboys tendrán al menos dos semanas para evaluar a los que puedan volver ante los Vikings

6038
0

Tras la dura victoria en el Gillette Stadium ante los Patriots, los Cowboys se van tranquilos a la semana de descanso con un récord de 5-1. Además de esto, ya tienen una diferencia de tres encuentros con sus principales perseguidores en la división, el equipo de Washington. Sin embargo, no todo pudo ser alegría el fin de semana, ya que el Mariscal Dak Prescott se lastimó en la última jugada del partido.

Según algunos reportes, el QB se fue cojeando hacia los túneles que dan con el vestuario. Y durante la conferencia de prensa tras el juego, el Mariscal tenía una bota protectora en la parte inferior de su pierna derecha. De cualquier manera, sería el mismo Dak quien le afirmó a los reporteros que tan solo fue una lesión menor al hacer el lanzamiento de 35 yardas a CeeDee Lamb. Que todo iba a estar bien y que con la semana de descanso, los reporteros tendrían algo de que hablar al menos por el momento.

Pues bien, a Dak le hicieron la resonancia magnética el día lunes, y como era de esperarse, se trata de algo que al parecer no tomará mucho rato. En varias oportunidades, las lesiones de pantorrilla suelen tomar una gran cantidad de tiempo. El ejemplo perfecto de todo esto es el receptor Michael Gallup, quien no ha visto acción tras lastimarse en el área en el encuentro contra Tampa Bay. O en la última etapa de la campaña 2020, en donde el equipo no pudo contar con Zack Martin en las últimas semanas de la temporada regular.

El plan para Prescott será que descanse toda esta semana y haga trabajo de rehabilitación. De acuerdo con el entrenador en jefe Mike McCarthy, hay un ambiente de optimismo para que Prescott vuelva sin problemas para la semana 8.

Asimismo, hay que analizar también los jugadores que podrían estar de vuelta para el juego ante los Vikings. Como ya se mencionó, el receptor Michael Gallup se ha encontrado ausente desde la semana 1, gracias a una molestia en su pantorrilla. Nuevamente McCarthy salió a declarar con respecto al jugador. Afirmando que el ofensivo es quien se encuentra más cerca de poder volver a ver acción en el campo de juego. De hecho, se habló de la posibilidad que podría ya estar practicando para la próxima semana.

Caso contrario al del ala defensiva DeMarcus Lawrence, quien se crea que pueda volver a ver acción ya no para la semana 9 ante los Broncos, sino para la 10 ante los Falcons a mediados de noviembre. O el tackle defensivo Neville Gallimore, de quien se esperaba pudiera estar listo contra los Patriots, cosa que no sucedió. Se cree todavía que pueda haber una ligera oportunidad para la semana 8. Pero eso estará por verse y el cuerpo médico vaquero tendrá que dar luz verde.

De acuerdo con Stephen Jones, el momento para esta semana de descanso es perfecto para recuperar a unos cuantos jugadores. Claro está, Prescott es la prioridad, pero aún hay muchos elementos en la reserva de lesionados.

“Creo que estamos bien, especialmente tras la incógnita con Dak”, afirmó Stephen. “Es bueno que tengamos un par de semanas acá. Por supuesto, tenemos varios jugadores en la reserva de lesionados que deberían regresar. Esto les dará tiempo de sobra, y creo que veremos a algunos de los muchachos reincorporarse a la práctica después de la semana 7. Creo que es positivo, aprovecharemos esto y sé que Mike hará un gran trabajo para volver a ponerlos a trabajar. Después de todo, hay que prepararlos para jugar contra un equipo de los Vikingos sumamente competitivo. Claro está, tenemos el máximo respeto por el entrenador Zimmer y sabemos que también van a ser rivales complicados cuando viajemos”.

En lo que respecta a otros jugadores de la organización, no hay que dejar por fuera al novato Kelvin Joseph y el ala cerrada Sean McKeon. Ambos jugadores ya salieron de la reserva de lesionados como tal desde la semana pasada pero deben esperar al menos 21 días para volver al roster. Por lo tanto, se espera que ambos elementos puedan estar listos para el choque en el U.S. Bank Stadium a finales de octubre. De por sí, ya se encontraban practicando para la semana del duelo ante los Patriots. Solo que por razones obvias, no saltaron al campo.

Lo que importa de toda esta situación es que lo de Dak Prescott aparentemente no pasó a mayores. Por lo tanto, el líder del vestuario de los Vaqueros podría estar sin problemas ante el equipo de Minnesota en un par de semanas. Y si junto a todos estos días, pueden llegar más elementos de rigor a reforzar el equipo, mucho mejor. Ya veremos lo que suceda, pero por ahora, el equipo va en la dirección correcta, tanto en la división como en la Conferencia Nacional.