Inicio Noticias La defensiva de Dallas es muy buena, pero podría ser mejor

La defensiva de Dallas es muy buena, pero podría ser mejor

3061
0

Si hay algo a remarcar de esta temporada vaquera, definitivamente es la defensiva. El cuerpo que maneja el nuevo coordinador Dan Quinn se está viendo por encima del promedio. Y maneja gran parte de los buenos resultados que tiene el equipo. Los Cowboys están 6-1 con seis victorias consecutivas. Que bien podrían haber sido siete habiendo tomado mejores decisiones en el campo ante Tampa Bay.

Ahora bien, lo de la defensiva es algo de alegrarse, pero hay ciertas cosas que deben mejorar. Una de las grandes preocupaciones del equipo son las penalizaciones. En este momento, cuentan con 58. Tan solo equipos como Philadelphia y Tampa Bay manejan más, con 60 y 59 respectivamente. Ahora bien, los Cowboys tan solo han visto acción en siete oportunidades. Mientras que los otros dos equipos ya han visto ocho encuentros completos sin semana de descanso aún.

Si bien es cierto que la agresividad de un equipo, en especial de la defensiva, va de la mano con los buenos resultados, no hay que olvidarse del montón de pañuelos que puedan caer en el campo de juego. Ante equipos de menor nivel puede que no sea relevante. Pero en la postemporada podría jugarles muy en contra ante equipos que no tienen la costumbre de perdonar a los rivales. Si los Cowboys quieren seguir avanzando en diferentes instancias, es algo a tomar en cuenta.

“Hay que ir al grano, tenemos demasiados pañuelos”, comentó McCarthy. “Podríamos tomar la salida fácil y culpar al otro tipo, pero así no es que funciona. Tenemos que ser mejores”.

“Creo que es importante mirar a todos y cada uno”, continuó el entrenador en jefe de los Cowboys. “Tenemos el estilo de juego que queremos, así que debemos continuar. Solo que hay que ser mejores, pero tenemos que ser más disciplinados al final de las jugadas. Ya que ahí es donde ocurren varias de nuestras sanciones, particularmente si nos fijamos en la última serie defensiva”.

Cuando McCarthy habla de esta última serie defensiva, tiene que ver con la última ante Minnesota antes de la última serie ofensiva que definió el Mariscal de respaldo Cooper Rush. Antes de eso, el ala defensiva Tarell Basham recibió una penalización de 15 yardas en la segunda jugada ofensiva de los Vikings. Tres jugadas más adelante, penalizaron a Randy Gregory con 14 yardas más por rudeza innecesaria. Para colmo de males, volvieron a penalizar a Gregory con cuatro yardas más por el mismo motivo.

Los Vikings terminaron en la yarda 4 de los Cowboys y el resultado quizás pudo ser otro. No obstante, la defensiva aguantó con dos tacleadas de pérdida de yardas. Para enviar a la ofensiva de Minnesota siete yardas más atrás. Al final, se tendrían que conformar con un gol de campo. Para luego sentenciar el encuentro el equipo de la estrella solitaria más adelante.

Es que eliminando por completo el tema de las penalizaciones, la defensiva vaquera está haciendo un gran trabajo. En este momento, tan solo han permitido 618 yardas por tierra, siendo el cuarto mejor equipo de toda la liga. Asimismo, cuentan con 14 recuperaciones de balón, empatados en tercer lugar con los Cardinals, Buccaneers y los Packers.

No obstante, hay un gran fallo y se trata de las yardas que permiten por pases. Han dejado pasar 1945 yardas, empatados en el puesto 18 con los Jaguars. Es cierto, tan solo han permitido 162 puntos a los rivales, pero eso ha sido en buena parte gracias a las recuperaciones. Mucho de esto se debe a Trevon Diggs y sus siete intercepciones durante los primeros seis encuentros de la temporada. De las cuales dos de ellas terminaron en anotaciones defensivas.

Igualmente, otro jugador que se sale de las estadísticas es el apoyador Micah Parsons. Quien terminó ante Minnesota con 11 tacleadas combinadas, de las cuales 10 de ellas fueron en solitario. Además, con la lesión de DeMarcus Lawrence, se ha estado usando al novato como ala defensiva. Logrando también excelentes resultados presionando a los Mariscales rivales.

De acuerdo con el entrenador McCarthy, la clave de Parsons es la producción. Cosa que se ha esparcido en el resto de sus compañeros del cuerpo de apoyadores. Las pocas yardas permitidas por acarreos no son casualidad. El equipo está en primer nivel en lo que se refiere a la defensiva del juego por tierra rival.

También hay que tomar en cuenta que la producción será mucho mejor en las próximas semanas. Con la vuelta del ya mencionado DeMarcus Lawrence y el tackle defensivo Neville Gallimore. Por lo que los números en la defensiva podrían mejorar mucho más y hacerle la vida de cuadros a los próximos rivales.

Ahora bien, el equipo de la estrella solitaria tiene que mejorar en los puntos clave que están fallando. Por supuesto como ya se mencionó, hay que ser más disciplinados y evitar las penalizaciones a toda costa. La producción está allí, con elementos que están dando la cara por el equipo y un grupo que está muy unido. Sin embargo, son detalles que los mejores equipos de la liga no van a perdonar y le pueden costar caro a los Cowboys.

Así que mientras tanto, hay que enfocarse en seguir avanzando y enfrentar a los Broncos el domingo por la tarde en el AT&T Stadium. La defensiva vaquera está clara en lo que tiene que hacer y se espera una gran presentación en su estadio. Como ya nos tienen acostumbrados durante esta campaña tan especial.