Inicio Jugadores Ben DiNucci es parecido al ex mariscal de campo vaquero – Tony...

Ben DiNucci es parecido al ex mariscal de campo vaquero – Tony Romo

8049
0

Muy pocas personas conocían el nombre de Ben Dinucci sino hasta que este fue seleccionado por los Cowboys con el pick 231 (y para ser completamente sinceros, yo tampoco), pero viendo los vídeos de este jugador, y lo que hizo en la Universidad James Madison, da la sensación de que el cielo es el límite para él.

Sí, se debe tener en cuenta que el nivel de competencia que enfrentaba este muchacho era un poco más bajo teniendo que jugar en la CAA (Colonial Athletic Association) durante los últimos dos años. Pero la protección por parte de sus linieros ofensivos era deficiente y sus receptores tampoco le ayudaron mucho que digamos, por lo cual el hecho de que DiNucci haya logrado destacar tiene muchísimo mérito.

DiNucci comenzó su carrera universitaria con las Panteras de la Universidad de Pittsburgh, lanzando para 1.107 yardas, seis TDs y siete intercepciones, concretando 91 de sus 167 pases a lo largo de 11 partidos desde el 2015 hasta el 2017.

Fue transferido a JMU en 2018 y vio cómo sus números mejoraron masivamente.

DiNucci terminó con 5.716 yardas, 46 TDs, y 18 intercepciones en 29 apariciones. El 2019 fue su mejor campaña, donde terminó con 3.441 yardas, 29 TDs, y sólo seis intercepciones, ganándose los honores para el primer equipo de la AFCA All-American.

Con su llegada, Mike McCarthy ya tiene material para trabajar en su nuevo proyecto para la posición de QB, y este podría ser uno de bajo riesgo, pero una muy alta recompensa.

“Es muy preciso”, dijo McCarthy sobre DiNucci en su conferencia telefónica posterior al draft. “Me recuerda a un joven Marc Bulger”.

DiNucci tiene la habilidad para crearse espacios para lanzar dentro de la bolsa de protección, y usualmente suele ser muy preciso a distancia medias y cortas.

El producto de la Universidad James Madison tuvo en el 2019 un impresionante porcentaje de pases completados, uno que estuvo por encima del 70% (70.9% de completion percentage para ser exactos). Un número que es aún más asombroso, teniendo en cuenta la gran cantidad de pases que fueron dejados caer por parte de sus receptores.

Para poner este número en contexto, en la temporada pasada de Dak Prescott, la cual fue la mejor de su carrera, este tuvo un porcentaje de pases completos de 65.1%.

Ben está al tanto de su gran precisión, y trata de mezclarlo lo más posible con lo que discutiblemente puede ser su mejor habilidad, su agilidad con las piernas:

“Soy un mariscal de campo bastante preciso”, dijo en una conferencia telefónica posterior al draft con los medios de comunicación de los Cowboys. “Si la bolsa se rompe puedo usar mis piernas y usar algo de atletismo para hacer algunas cosas que podrían presentar desafíos para las defensas. Voy a bajar la cabeza y empezar a trabajar”.

Cuando uno está mirando el video de DiNucci, cómo puede correr con el balón, escaparse de la presión y tirar mientras que está corriendo, es fácil para ver la sombra de otro jugador exitoso vaquero – el ex mariscal de campo y #9 Tony Romo.

DiNucci es de esos QBs denominados “resbaladizos”. Hace un excelente trabajo manteniendo sus ojos en el campo a pesar de tener a los defensivos encima, para encontrar alguna posibilidad improvisada en caso de que la jugada se rompa.

Es consciente de sus alrededores y capaz de encontrar salidas de un embrollo rápidamente. A simple vista se ve como un QB sumamente calmado, hasta el punto que para algunos llega a parecer preocupante; está increíblemente dispuesto a mantener su posición y recibir golpes de ser necesario.

DiNucci es capaz de proveer movilidad al equipo tanto dentro como fuera de la bolsa. El año pasado llegó a acumular un total de 569 yardas y siete anotaciones por tierra, en los 16 partidos que disputó.

Como si fuera poco la amenaza que representa DiNucci como corredor, este también domina el tan difícil arte de lanzar el balón mientras corre, una habilidad que sin duda es de las más codiciadas por parte de los QBs de la NFL, y de cualquier nivel en general en el fútbol americano.

En líneas generales, se puede afirmar que DiNucci posee grandes niveles de atleticismo. Sorprende con la rapidez de sus piernas, y aunque corriendo con el ovoide debe mejorar la protección que le proporciona para así evitar pérdidas, esta sigue siendo un arma que los defensivos deben tener muy en cuenta al momento de enfrentarse a él.

Su llegada pone presión sobre quien presuntamente sería el QB2 de los Cowboys, Cooper Rush, quien regresó a Dallas esta temporada por un año a través de un free-agent tender. El club entró a la temporada 2019 con tan solo dos mariscales de campo en la lista de 53 hombres, con Rush quedándose con el puesto de reserva por encima de Mike White, quien nunca llegó a estar a la altura.

Hasta los momentos, Cooper Rush continúa siendo el QB2 de los Cowboys, pero eso podría cambiar muy rápidamente. Mientras Rush ha pasado los últimos tres años en Dallas como reserva de Prescott sin mostrar gran cosa, DiNucci llega con grandes expectativas al equipo a pesar de haber sido una selección de 7ma ronda, y con todas las cualidades que le hemos visto, este podría quedarse con el puesto si realmente se lo propone.

Encuesta del Día

¿Cuál selección en este draft tendrá la mejor carrera en la NFL?