Inicio Noticias Cinco claves del Cowboys – Raiders de la semana 12

Cinco claves del Cowboys – Raiders de la semana 12

387
0

Una tradición estadounidense muy repetida son los juegos en el famoso Thanksgiving Day. Teniendo en cuenta la cantidad de fanáticos que tiene Dallas, ya es una costumbre verlo competir en esta fecha un día jueves. Aunque no será un duelo más para los Cowboys por lo ocurrido en su última presentación. Lo que debe intentar hacer es una recuperación como la que tuvo frente a los Falcons tras caer con los Broncos.

Línea ofensiva vs. pass rushers

Un foco de atención indudable serán los linieros ofensivos. En especial los reflectores estarán en los tackles de ambos lados de la formación. En la derrota en Kansas City la línea como un todo falló ante el dominante DT Chris Jones. Sin embargo, fue en particular el sector izquierdo donde se vio más inseguridad.

La transición de Terence Steele a esa ubicación evidentemente no fue sencilla. Luego de tener una tarea endeble ante Denver, repitió cierta fragilidad. Es cierto que quizás no fue una buena idea cambiar también al guardia de ese sector justo en un escenario donde la comunicación es muy difícil por el ruido. Pero es real que el joven OL tuvo inconvenientes.

El regreso de Tyron Smith se convierte entonces en una excelente noticia sobre todo para Dak Prescott. Su timing no podía ser mejor por la oposición que tendrá enfrente. Los Raiders tienen un dúo de edge rushers de lo mejor de la NFL. Si la línea no logra contener a Yannick Ngakoue y a Maxx Crosby, la ofensiva muy posiblemente no funcionará de manera fluida.

Michael Gallup

Algo que dejó bastante preocupación en la derrota reciente fue la producción ofensiva. SI bien Amari Cooper no estaba disponible por coronavirus, las opciones alrededor del quarterback no eran nada despreciables. Mucho menos teniendo en cuenta que CeeDee Lamb recién salió por una conmoción finalizados los dos cuartos iniciales.

En esta ocasión se cree que el receptor abierto estará listo. Según Mike McCarthy no se perdió ni una instancia en su recuperación. Sin embargo, no sería raro que no esté al 100%. O incluso si estuviera en perfectas condiciones no sería una mala idea protegerlo un poco después de un golpe tan fuerte.

Por esa razón la presencia de Gallup seguramente cobrará un valor preponderante. En el comienzo del último juego había aprovechado el resbalón de un defensivo para quedar abierto, pero Prescott no tuvo precisión. Ahora sería bastante lógico verlo recibir muchos targets cuando el balón viaje por el aire.

Darren Waller

Las Vegas es uno de los equipos de la NFL que más ataca por aire. En parte es porque su ofensiva terrestre es casi inexistente. Sin embargo, un motivo es que Derek Carr está rodeado de alternativas interesantes. Aunque en ese grupo hay alguien que sobresale como la opción número uno de manera indiscutida.

Waller es un ala cerrada de una gran calidad. Únicamente Travis Kelce está por encima suyo en cuanto al talento como receptor, por lo que debe ser el principal ofensivo a frenar. Lo bueno para la defensiva es que en sus dos presentaciones recientes debió enfrentar tanto a Kelce como a Kyle Pitts.

En cobertura individual no hay como detenerlo por completo. Los linebackers en particular no tienen ninguna posibilidad en esa situación. La metodología debería ser entonces una marcación doble porque no hay otras armas tan peligrosas como ocurría con KC. Si Dan Quinn logra limitar la influencia del tight end sería un paso muy beneficioso.

El ataque terrestre

Recuperar esta faceta es una obligación para Kellen Moore. Desde la bye week en adelante fue muy pobre la contribución de esta área. No tiene que ver en sí con Ezekiel Elliott o Tony Pollard como corredores en sí, sino que es la ofensiva en su estructura global la que no lograr mover el ovoide por tierra.

Una parte de responsabilidad quizás sea del coordinador. Era normal dejarlo de lado frente a los Broncos porque el marcador fue muy desbalanceado desde temprano. Sin embargo, en el último juego se vio un abandono de este tipo de jugadas a pesar de que el resultado no fue amplio en ningún momento. Ahí hay cosas por corregir.

Aunque esta es una oportunidad ideal para regresar al dominio terrestre por enfrentar a una defensiva muy débil en ese aspecto. Los Raiders son los cuartos peores de la liga permitiendo un promedio de 132.1. A su vez, Moore podría verse forzado a apoyarse más en sus running backs si Lamb no está presente.

Presionar a Carr

La temporada del quarterback fue muy buena en el comienzo. Aunque en las tres semanas más recientes se vieron bastantes problemas en su tarea. Las entregas de balón fueron un punto que le prohibió a Las Vegas ser eficiente en sus posesiones. Quinn intentará afilar aún más la fortaleza de la defensiva para explotar al máximo las debilidades del QB. Carr es un muy buen pasador cuando tiene tiempo. Sin embargo, su rendimiento baja considerablemente cuando siente la presión. Apresurar sus decisiones podría derivar en recuperaciones valiosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí