Inicio Noticias Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la defensiva para frenar a...

Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la defensiva para frenar a los Buccaneers?

1674
4

No hay otro juego tan difícil en el calendario de los Cowboys como este. La visita a los Chiefs es ciertamente un desafío de complicaciones similares, pero en esta ocasión será la primera vez que el equipo salte al terreno después de mucho tiempo. Para hacer las cosas aún más cuesta arriba, la defensiva es la unidad que precisamente requiere de mayor continuidad. Con muchos jóvenes y un nuevo coordinador en Dan Quinn, Dallas necesitará una noche perfecta.

Tom Brady vs. Línea defensiva

La edad de Brady es un tema que se repite en cada momento. Sin embargo, da la sensación de que cada vez tiene menos sentido, por paradójico que suene. El quarterback demostró la temporada pasada su importancia al transformar un equipo con presente perdedor en el campeón. Aunque hay una cuestión que es vital para su vigencia.

Esto no es otra cosa que la protección que recibe. No es ninguna novedad que Brady no es un mariscal de campo móvil, pero su inteligencia para desplazarse dentro del bolsillo le otorga segundos extra fundamentales antes de lanzar. Una variable determinante para el éxito de Tampa Bay fue justamente la línea ofensiva.

Brady sufrió apenas 21 capturas en 2020. Ese número lo colocó 24° en la lista de los más capturados. A la solidez que poseían le añadieron en el draft al RT Tristan Wirfs, quien tuvo un nivel superior al de cualquier tackle novato. Más adelante seguiremos con las armas que tiene el QB alrededor, pero si la defensiva no logra irrumpir en el backfield rival será un día muy largo.

Una gran incógnita está puesta en la línea por la incertidumbre que genera. DeMarcus Lawrence no pudo participar en la pretemporada y Randy Gregory también tuvo complicaciones físicas. Neville Gallimore no podrá estar para ejercer presión por el centro por su lesión en el codo, lo que hace la tarea de llegarle al quarterback aún más complicada.

Pero ahora hay una pieza que será el factor X en cada presentación de los Cowboys. A pesar de ser un rookie, Micah Parsons podría ser el elemento disruptivo tan deseado. Una característica distintiva con respecto a los otros linebackers de su clase es la habilidad que posee como pass rusher. Un uso creativo de Parsons será decisivo para quitarle tiempo de decisión a Brady.

Receptores abiertos vs. Defensiva secundaria

Aquí es donde quizás haya una brecha más clara entre ambos. Los Buccaneers tienen tres wide receivers de elite en Mike Evans, Chris Godwin y el polémico Antonio Brown. A ellos incluso habría que agregarles al velocista Scott Miller y a varios buenos alas cerradas, entre los que se destaca Rob Gronkowski. El talento para contrarrestar eso no es suficiente en la teoría.

Trevon Diggs quizás pueda encargarse de uno, pero las opciones son muchas. A su vez, nadie elige mejor que Brady hacia dónde ir con el balón. El problema que causa ese trío son las variantes que ofrece. Evans, por ejemplo, es un receptor alto y con manos muy seguras. Los 13 pases de anotación que consiguió el año pasado lo marcan como una amenaza en las diagonales.

Aunque el inconveniente más difícil de solucionar es qué ocurrirá del lado opuesto a Diggs. La actuación del pick de segunda ronda Kelvin Joseph en la preseason hace imposible imaginar que sea titular en lo inmediato. Anthony Brown seguramente sea el encargado de esa tarea por su experiencia. El tercer esquinero saldrá de Jourdan Lewis o Maurice Canady en el slot.

La realidad es que esos emparejamientos no se ven muy bien para los Cowboys. Los safeties tendrán un rol clave en leer las intenciones de Brady para evitar jugadas grandes. Sin embargo, lo más relevante para detener el temible juego aéreo de Tampa Bay estará en los frontales. Si no hay presión al QB, no habrá cobertura que aguante.

Corredores vs. Linebackers

En este duelo podría haber algo de esperanza. Si bien un detalle no menor será el rendimiento del interior de la línea defensiva, los linebackers no tendrán enfrente a ningún running back que asuste. Leonard Fournette tuvo unos excelentes playoffs, pero sus últimas temporadas carecieron de consistencia.

Los Buccaneers no tienen un RB1 designado. El head coach Bruce Arians emplea un tándem que complementa a Fournette con Ronald Jones. Los dos son buenos corredores capaces de conseguir avances interesantes en ciertas situaciones, pero ninguno es irreemplazable. En el ataque aéreo tampoco aportan tanto como otros running backs.

El fuerte de la ofensiva de Arians estuvo siempre en ir por aire. Eso indudablemente hace que el ataque terrestre quede un poco de lado. Las estadísticas del año pasado reflejan esta cuestión al ubicarlos en el 29° puesto en yardas conseguidas por tierra promediando 94.9. Pero los linebackers no pueden confiarse, porque si esa faceta funciona entonces no habrá juego.

4 COMENTARIOS

  1. La sombra de las lesiones e inhabilitados nos alcanza a estas alturas? No es buen augurio para una buena temporada, esperemos que los lesionados se recuperen y estén disponibles muy pronto porque de otra manera estaremos en muchos problemas

  2. Muy buen articulo Lic. Mauro, me permito comentar que por otra parte, la defensiva no se ha visto muy fuerte que digamos, falta ver como se comporta en un partido oficial, pero es una prueba muy difícil para ser su primer partido, aunque alguien dijo que presionar por dentro a Tom era la llave, no tenemos el personal para presionarlo y mucho menos porque Tom Brady es el mariscal que mas rápido se deshace del Balón, sabe de su poca movilidad y la contrarresta con deshacerse del balón rápidamente. solo espero que los Cowboys se vean mucho mejor que el año pasado y esto nos de esperanzas de que pueda ser un año de playoff, creo que gana Tampa, seria lo normal, saludos a toda la familia Cowboys

    • Hola Alfonso. Gracias por tu comentario ante todo. Coincido con vos en que no hay muchas herramientas para presionarlo por dentro aunque sea lo más efectivo. Creo que Parsons va a tener que ser una estrella para que la defensiva mejore. En mi opinión cargar tanto sobre un novato no es la mejor situación, pero seguramente será así por la falta de otro talento con tanto potencial. Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí