Inicio Noticias Zeke Elliott está a muy poco de llegar a mil yardas este...

Zeke Elliott está a muy poco de llegar a mil yardas este 2020

3370
0

Con la victoria ante los Eagles por 37 a 17, Dallas aún se mantiene con vida y con una pequeña oportunidad de acceder a la postemporada. Claro está, tendrán que derrotar a los Giants en condición de visitante y esperar el resultado del domingo por la noche en el Lincoln Financial Field. Si los Cowboys hacen lo suyo y Washington pierde en el Lincoln Financial Field ante los Eagles, Dallas pasaría a la siguiente fase.

Ahora bien, parte de ese repunte en el equipo, en el que ha tenido tres victorias consecutivas, tienen que ver con el rendimiento de Zeke Elliott el pasado fin de semana. El corredor ha sido duramente criticado por una campaña llena de altibajos. Con pocos encuentros con carreras explosivas o con más de 100 yardas. No obstante, el jugador demostró su valía ante los Eagles, con su mejor juego en el año.

Elliott terminó con un total de 19 acarreos y 105 yardas en total, promediando 5,5 yardas cada vez que tenía el balón en las manos. De hecho, logró su mejor carrera explosiva este 2020 de 31 yardas. Superando así su marca de 26 yardas ante los Bengals dos semanas atrás.

Otro dato interesante es que 65 de las 105 yardas de Zeke ante Philadelphia fueron en el último cuarto. Todo esto es parte del objetivo general del entrenador McCarthy, en el que consiste que Dallas busque tener la ventaja antes del medio tiempo para llegar al último cuarto tranquilos drenando tiempo a las defensivas rivales. Esto ha sido parte de la identidad de Elliott en su carrera como profesional. Solo que este año se ha visto complicado por los malos resultados del equipo.

Igualmente, gracias a molestias en su pantorrilla, Zeke no pudo jugar ante los 49ers. Tomando su lugar Tony Pollard, quien terminó con 69 yardas por tierra y dos anotaciones. Comenzando así el debate de quién era el corredor que debía entrar como titular en los próximos juegos, gracias al bajo rendimiento de Zeke. Sin embargo, el corredor estrella de los Cowboys ha hecho caso omiso a los comentarios y ha demostrado el motivo por el que tiene una extensión de 90 millones de dólares.

Además, si contamos los números, Elliott está a tan solo 63 yardas de llegar a las mil este año. Tomando en cuenta que en la semana 5 ante los Giants llegó a 91, es muy probable que pueda superar esta cifra.

“Zeke está sano. Y eso es algo bueno”, comentó el receptor Michael Gallup. “Estaba bien, lo dijo en la banda, se siente mejor. A él no le importaba mucho un juego de 100 yardas o más, estaba feliz por estar sano y poder competir de nuevo”.

Ciertamente, Zeke estos últimos años ha sido uno de los pilares ofensivos del equipo. Lamentablemente, tras la lesión de Prescott en la semana 5, se suponía que debía ser uno de los encargados en llevar a la ofensiva vaquera a un nivel más alto, cosa que no sucedió. No obstante, estas últimas semanas se ha visto una gran mejoría en el equipo en general y Elliott no está exento de esto.

“Creo que lo mejor es que es el mismo tipo todos los días”, afirmó el coordinador ofensivo Kellen Moore. “Es uno de los mejores compañeros que conocerás. No había nadie más emocionado cuando Tony Pollard arrancó la carrera para ganar el partido contra San Francisco como Zeke. Todo lo que hace por este equipo en cuanto al papel de liderazgo, siendo el tipo que es, viniendo todos los días, trabajando a través de algunas circunstancias desafiantes este año”.

“Somos un equipo de competidores”, comentó Elliott. “Todo lo que tenemos que hacer es ganar el próximo juego y recibir algo de ayuda del equipo con el que acabamos de jugar. Pero me gusta como estamos jugando actualmente. El entrenador McCarthy dijo que su plan era evolucionar durante la temporada. Y ahora mismo, creo que estamos avanzando en el momento adecuado”.

En líneas generales, Zeke tenía algo que probar el pasado domingo y así lo consiguió, que es el mejor corredor del equipo. Ahora bien, esta última prueba será a muerte por un puesto en la postemporada. Si bien no dependen solo de ellos mismos, ganar el encuentro les daría más confianza en un hipotético escenario en donde puedan volver a jugar en el AT&T Stadium. Ya sea ante Tampa Bay o ante los Rams. Pero para ello, habrá que esperar al tres de enero.