Inicio Noticias Se va Cole Beasley, pero entra Randall Cobb a la ofensiva

Se va Cole Beasley, pero entra Randall Cobb a la ofensiva

1209
0
Randall Cobb
(Photo credit: USA Today)

Uno de los grandes favoritos del público, el receptor abierto Cole Beasley, ha dejado los Dallas Cowboys. Se ha marchado a los Buffalo Bills, por un contrato de 29 millones de dólares por cuatro años. Sin embargo, no todo son malas noticias, ya que los Cowboys han logrado fichar al receptor abierto Randall Cobb.

Cobb, quien jugó en los Green Bay Packers desde su año de novato en la NFL para 2011, ahora tendrá la tarea de adaptarse a un nuevo equipo. Tendrá contrato por un año en donde ganará cinco millones de dólares.

El nuevo receptor tendrá que trabajar junto al Mariscal de campo Dak Prescott y estar atento a todas las coberturas, sobre todo rápidas y cortas. Esto es algo en lo que se destacaba muy bien Beasley, quien cubría el puesto de Allen Hurns. Este último salió severamente lastimado durante la temporada regular ante los Seattle Seahawks y aún no se encuentra al 100%.

Con respecto a la química con su nuevo Mariscal, para Cobb ha sido totalmente positiva. “Lo más importante para mi es seguir construyendo química con él. Ambos somos muy abiertos con respecto a hablar las cosas. Mientras mayor comunicación podamos tener, estaremos en la misma página”.

Bryan Broaddus, quien es escritor de Dallascowboys.com y antiguo Scout de la NFL, tiene algunas cosas que decir sobre Cobb. Él afirma que “este equipo siempre busca traer talento. Y si falta una pieza, se busca otra que sea un poco mejor. Por lo que es un regalo de los dioses del fútbol la adquisición de Cobb. Es un hombre que ha jugado en un muy alto nivel y la nueva directiva de los Packers lo dejaron ir. Es una gran oportunidad que aprovechó Dallas”.

Por otro lado, Broaddus también opina que “hay que dejar a Cobb hacer las cosas que él sabe hacer. Hay que aprovechar su habilidad de recibir el balón, su manera de jugar, todas esas cosas que le dan problemas a los coordinadores defensivos del equipo contrario. Este tipo puede destruir cualquier esquema rival de la manera en que juega”.

Lo que se ha descubierto en el trabajo fuera de temporada, es que Cobb es el reemplazo perfecto para Beasley. Por lo que trabajará junto a otros receptores como Amari Cooper y Michael Gallup. Si hay excelente comunicación con Prescott y no llega a tener lesiones graves, Cobb se convertirá en un gran fichaje para el equipo de la estrella.