Inicio NFL Draft: Kyle Pitts, Perfil de Jugador

NFL Draft: Kyle Pitts, Perfil de Jugador

Kyle Pitts

Kyle Pitts


Altura: 198cm
Peso: 111kg
Universidad: Florida
Posición: Ala Cerrada
Biografía

Kyle Pitts es el prospecto más interesante en su puesto por mucha diferencia. Sin embargo, esa no fue la única posición en la que jugó durante su trayectoria antes de llegar a la NFL. Si bien son roles muy diferentes, el tight end también fue ala defensiva por un breve período. Aunque eso ocurrió únicamente a nivel colegial.

La etapa anterior a ser reclutado por los Gators comenzó en Abington High School. Luego se transfirió a Archbishop Wood Catholic High School en 2016. Allí fue donde hizo la mayor parte de su desarrollo en el deporte. Un motivo muy importante por el que optó por hacer ese cambio es que su entrenador quería colocarlo como quarterback.

Realmente no me gustó nada. Pregunté si podía intentar ser ala cerrada. Él dijo: ‘Está bien, entra en una postura de tres puntos’. Hice eso y luego dijo: ‘Nunca lo lograrás’. Así que fue entonces cuando vine aquí, y ahora estoy mostrando que puedo hacerlo“, contó Pitts según Ryan Young de Palm Beach Post.

Esa modificación de escenario generó un impacto enorme en el futuro del joven. Las ofertas que llegaron al TE calificado con cuatro estrellas fueron muchas. De acuerdo al sitio 247sports, tuvo ofrecimientos de instituciones prestigiosas como Ohio State, Penn State, Alabama, Georgia y Miami. La opción elegida sería Florida.

Video Profile

Proximamente

Carrera Universitaria

Cuando llegó a los Gators el depth chart incluía varias opciones en su puesto, por lo que no tuvo tanta participación en su primera temporada. Su rol fue mayormente como parte de la rotación ingresando eventualmente. En 2018 consiguió apenas tres recepciones para 73 yardas y una anotación en 11 juegos. Ese touchdown llegó en una jugada de 52 yardas frente a Idaho.

El año siguiente fue en el que comenzó a ganarse un nombre como una pieza relevante. Aquel 2019 vio a Pitts estando en los 13 duelos de Florida, siendo titular en 12. Sus números subieron a 649 yardas y cinco touchdowns en 54 atrapadas. Eso le valió ser el líder en recepciones del equipo y tercero entre las alas cerradas a nivel universitario.

Pero fue en el problemático 2020 cuando se separó del resto como un potencial pick Top 10. Las estadísticas no hacen otra cosa que confirmar su enorme salto. Si bien tuvo menos recepciones al totalizar 43, logró 770 yardas y la cifra de TDs aumentó a 12. Aunque hay que añadir un dato fundamental. Esa producción la consiguió en apenas ocho presentaciones.

Pitts fue el primer tight end de los últimos 43 años en finalizar entre los diez más votados en el Trofeo Heisman. Fue finalista al premio Fred Biletnikoff, una valiosa distinción que se le da al mejor atrapador de pases. Ganó el John Mackey Award por ser el mejor ala cerrada de la nación. A su vez fue elegido de manera unánime como First Team All-American.

Análisis

Pitts es posiblemente el jugador ofensivo más peligroso que tendrá el próximo draft. Viendo pocas acciones del ala cerrada es suficiente para notar que es un talento superior al resto. El prospecto de Florida es de esos jugadores con habilidad natural para generar desequilibrio. Sus características lo etiquetan como un pick Top 10 o hasta puede estar entre los cinco primeros.

La frase en inglés más utilizada para describir al TE es “mismatch nightmare”. Esto se entiende como una pesadilla en los emparejamientos. Es decir que ningún defensivo es capaz de frenarlo completamente por sus atributos. Su capacidad atlética lo convierte en una herramienta ideal para cualquier coordinador ofensivo. 

El tight end es demasiado rápido para los linebackers, fuerte para los esquineros y muy alto para los safeties. No hay ningún prototipo que pueda encargarse de él en cobertura individual. Su contextura física de 1.98m y 111 kg le dan una ventaja muy importante en los envíos 50/50. Sin embargo, esa es apenas una de sus virtudes. 

Porque su marco no es lo único que llama la atención. No es simplemente un ala cerrada que es utilizado en situaciones específicas. A pesar de su kilaje tiene la velocidad necesaria para ser receptor abierto. De hecho gran parte de su trayectoria en high school la hizo alineándose separado de la formación, por lo que su versatilidad es otro punto fuerte.

Esa comparación con las características de un wide receiver se ven también en sus rutas. Allí se muestra muy fluido en sus movimientos al crear siempre ventanas de pase beneficiosas para los quarterbacks. Su double-move suele ser muy efectivo porque tiene mucha explosión al realizar sus cortes. Es a su vez hábil para encontrar espacios en coberturas por zona.

Posee manos muy seguras que complementan su enorme calidad como ofensivo. Según las cifras de PFF, no registró ningún pase tirado en 2020. Una comparación muy común que se hace es con Darren Waller. El tight end de los Raiders tuvo su combine en 2015 como WR, pero en las últimas temporadas se instaló en la élite de su puesto.

El área en la que puede mejorar es en los bloqueos. Si bien es imponente por su gran físico, no es tan fuerte. Eso hace que por momentos pueda perder duelos con los defensivos en jugadas terrestres o protegiendo al QB en asignaciones puntuales. Aunque se mostró como alguien dispuesto al desafío de seguir creciendo en esa faceta.

Fortalezas 

  • Excelente capacidad atlética
  • Manos muy seguras
  • Corre rutas como un receptor abierto
  • Gran radio de recepción
  • Pieza letal en zona de gol

Debilidades

  • Tiene margen para mejorar sus bloqueos