Inicio Noticias ¿Necesita Dallas incorporar otro profundo a su roster?

¿Necesita Dallas incorporar otro profundo a su roster?

609
0
(Créditos: Brad Mills - USA TODAY Sports)

Los Cowboys están a poco menos de dos semanas de comenzar el proceso del Draft 2022 en Las Vegas. Por lo tanto, tendrán que evaluar las piezas de interés con las que tendrán que armar el equipo de cara a la próxima temporada. Como se ha venido hablando estas últimas semanas, hay una posición que no deben descuidar en los absoluto y se trata de la de profundo.

Los Cowboys estos últimos años no se tomaron la posición de safety como una prioridad, inclusive seleccionando elementos de la quinta ronda para abajo en el Draft para rellenar la posición. Todo eso ha cambiado un poco con la llegada del coordinador defensivo Dan Quinn. Quien se ha tomado en serio todos los aspectos de juego en el campo y le cambiado completamente la cara a un grupo que estaba totalmente olvidado.

Entre las incorporaciones en la posición para lo que será la campaña 2022, los Cowboys se han dado a la tarea de firmar primero a los elementos de la casa. El primero de ellos sería Malik Hooker, por un total de dos años y ocho millones de dólares. Malik hizo acto de presencia en 15 encuentros de la temporada regular y el juego de la ronda de comodines ante los 49ers.

Se podría decir que en lo que respecta a Hooker su temporada pasó de una manera algo desapercibida. Sin embargo, llegó a la organización estando recuperado de una rotura de su tendón de Aquiles en septiembre de 2020 cuando aún jugaba para los Colts. Igualmente, llegó al campamento de entrenamiento de Oxnard mucho más tarde que el resto. De cualquier forma, lo ayudo mucho ir teniendo cada vez más oportunidades conforme avanzaba la temporada. Así que terminó su primer año como vaquero con 44 tacleadas combinadas, una intercepción y dos pases defendidos. Se espera que en 2022 pueda jugar totalmente como titular y ayudar al equipo a llegar a mayores instancias.

Por otro lado, la organización también se encargó de traer de vuelta a Jayron Kearse. Su caso en específico fue un poco más complicado ya que al parecer lo estuvieron tanteando algunos equipos, pero terminó quedándose en Dallas. En su caso lograron firmarlo también por dos años pero por un total de 10 millones de dólares.

Terminó siendo una gran sorpresa en la defensiva vaquera, con 101 tacleadas combinadas, dos intercepciones, una captura, un balón recuperado y diez pases defendidos. Claramente a Kearse se le ve como un elemento titular para la próxima temporada. Sin embargo, Stephen Jones declaró recientemente que se podría usar a Jayron también como apoyador. En consecuencia, su posible uso en otra área del campo hace que sea necesario buscar otro profundo, ya sea en la agencia libre o en el Draft.

Dentro de la misma organización tenemos el caso de Donovan Wilson. De manera lamentable, par de lesiones durante la temporada 2021 lo relegaron mucho en la posición y su participación fue muy poca. No obstante, cuando se encuentra totalmente sano puede ser una amenaza en el campo. No hay que olvidarse de su gran campaña en 2020. Siendo uno de los grandes puntos positivos en un equipo que no terminó de convencer a nadie. Logrando 3,5 capturas de Mariscal, tres fumbles, dos balones recuperados y dos intercepciones. Aparte de esto, estará en año de contrato, así que buscará mejorar esos números a como dé lugar.

El otro elemento que podría dar un paso al frente es Israel Mukuamu, quien entraría en su segundo año como profesional. A pesar de lograr una gran pretemporada como novato, no jugó realmente mucho en el equipo en su primera campaña y no estaría de más pulirlo este año en el campamento de entrenamiento. Después de todo, tiene las dimensiones y las habilidades de cobertura que busca Dan Quinn en sus jugadores.

Asimismo, Dallas tendrá que estar atento ya que otro jugador que fue parte de la casa también podría no volver. Se trata del profundo Darian Thompson, que si bien ha funcionado en el equipo más como respaldo, ha sido un gran contribuyente en los equipos especiales. De acuerdo con reportes recientes, ha visitado las instalaciones de los Colts para ver si allí puede llegar a jugar. No hay que olvidarse que Thompson ha estado cuatro temporadas con los Cowboys, y su último contrato por dos años con Dallas en marzo de 2020 ya expiró.

Así que en conclusión, existe la posibilidad que el equipo busque al menos un elemento más en las rondas del medio del Draft. Tienen al menos a cuatro nombres a disposición para trabajar como safeties, pero nunca está de más buscar a alguien así sea para utilizarlo de respaldo. Esto es algo que en las oficinas van a tener que analizar muy bien. Sobre todo porque el Draft ya está cada vez más cerca.