Inicio Noticias Las armas de Prescott, en proceso de selección

Las armas de Prescott, en proceso de selección

2082
0
Casco Dallas Cowboys
(Photo credits: Jeff Hanisch-USA TODAY Sports)

Uno de los sectores en los que más cambios se ven con respecto al año pasado es la posición de receptor abierto. Cuando comenzó la temporada anterior, los Cowboys no tenían siquiera a un claro WR1. Esto es completamente diferente ahora y será una ardua tarea la que tendrán Jason Garrett y su staff para determinar cuántos y quiénes serán los que ocupen esa posición en el plantel final de 53.

Actualmente hay 12 jugadores capaces de actuar en ese puesto, pero sólo cinco o seis podrán quedarse para el inicio de la temporada regular. A continuación, un breve análisis de cada uno de ellos y sus posibilidades de quedar en el roster definitivo de la franquicia de Dallas.

Amari Cooper

Luego del traspaso a mediados de temporada llegando desde los Raiders, Cooper se transformó inmediatamente en una pieza clave de la ofensiva de los Cowboys y un aliado de lujo para Prescott. En nueve partidos con Dallas acumuló 725 yardas y seis touchdowns en 53 recepciones. Además, en los playoffs sumó 106 yardas sin anotaciones ante Seattle Seahawks y 65 yardas y un touchdown ante Los Angeles Rams.

El momento inolvidable de Cooper llegó en un partido muy importante: en la semana 14, en un duelo clave por el título de la división ante los Eagles, sumó 217 yardas en 10 recepciones y tres anotaciones, incluyendo el que terminó siendo el del triunfo en tiempo extra en aquella jugada fortuita que podía haber significado una intercepción. No hay ninguna duda de que Cooper será el WR1 de los Cowboys.

Michael Gallup

Gallup es otro de los jugadores que será parte del grupo de receptores. En la campaña pasada estuvo en todos los partidos, pero fue titular sólo ocho veces y sus números no fueron los mejores: 507 yardas y dos anotaciones en 33 recepciones (en ningún encuentro consiguió más de cinco). La esperanza de que esta selección de tercera ronda del draft, 81ª a nivel global en 2018, mejore la producción de su temporada de novato tiene sustento en el último duelo de los Cowboys. Ante los Rams, Gallup sumó 119 yardas en seis recepciones.

Randall Cobb

El ex Green Bay Packers llega para reemplazar el lugar vacante que dejó la salida de Cole Beasley. Si bien no tiene la capacidad de conseguir separación del rival en una corta distancia que hacía tan importante a Beasley en terceras oportunidades, Cobb es un receptor de mayor poder que también puede actuar en algunas jugadas como corredor. Además, brinda experiencia y la capacidad de realizar diferentes rutas. El gran signo de interrogación pasa por su estado físico, ya que en la temporada pasada apenas pudo jugar nueve partidos -seis como titular-, en los que logró 383 yardas y dos TD.

Allen Hurns

Hurns es una de las grandes dudas en este receso. Los números de la temporada pasada no fueron los mejores (295 yardas y 2 TD), pero lo más determinante llegó en la ronda de comodines. Allí, el WR de 27 años sufrió una espeluznante lesión en su tobillo izquierdo y todavía se está recuperando para llegar de la mejor manera al comienzo del campamento de pretemporada.

Si bien puede ser una opción como el clásico receptor abierto que es, su estado físico podría ser decisivo a la hora de realizar la selección del roster final. Además, hay un detalle clave que podría perjudicar sus chances y es el tema económico. Hurns está en el segundo año de su contrato de 12 millones por dos años y 6,25 corresponden a esta temporada. Según Jess Haynie de “Inside the Star”, en caso de que Dallas corte al ex Jaguars, ahorraría cinco millones en espacio salarial.

Tavon Austin

La situación de Austin es similar a la de Hurns. Con números muy bajos, como 295 yardas por aire y dos anotaciones, su punto fuerte pasa por la capacidad de cumplir diferentes roles además del de receptor. Quien fuera elegido con la octava selección global del draft 2013 puede colaborar acarreando el balón y haciéndose cargo de la devolución de las patadas de despeje. Sin embargo, la selección de Tony Pollard en la cuarta ronda podría significar que Austin pierda su lugar ya que el corredor novato también puede realizar esas tareas.

Jon´Vea Johnson

Uno de los receptores novatos que llamó mucho la atención en el minicampamento de novatos fue Johnson. A pesar de que no fue elegido en el draft, los Cowboys mostraron interés por el jugador proveniente de la Universidad de Toledo. El coach de receptores, Sanjay Lal, se mostró muy conforme con la actuación en los entrenamientos preliminares: “Todo lo que vimos en los videos, él lo está haciendo acá, lo que es una sorpresa porque generalmente los rookies no lo hacen de inmediato”. El principal fuerte de Johnson está en su velocidad, lo que le permite hacer grandes jugadas y ser una amenaza en trayectorias profundas.

Cedrick Wilson

Wilson fue una selección de sexta ronda de los Cowboys en el draft del año pasado, pero no pudo participar en la temporada por una lesión en uno de sus hombros en el campamento de entrenamiento que lo dejó en la lista de lesionados. Los expertos indican que puede ajustarse bien al sistema que el nuevo coordinador ofensivo Kellen Moore busca implementar porque es capaz de alinearse en diferentes posiciones. Wilson puede ser peligroso en pases 50/50 por su corpulencia y además tiene agilidad para generar separación de sus defensivos. Tiene buena capacidad para correr rutas y es un receptor confiable.

Jalen Guyton

Guyton es otro de los candidatos a quedarse con un lugar en el cuerpo de receptores. Suele alinearse abierto, ya que no es tan fuerte desde el slot. Tiene velocidad y un gran atleticismo. Buenas manos y habilidad para conseguir separación de los defensivos, claves para un jugador en esta posición, son otros dos atributos.

Noah Brown

Brown tuvo apenas nueve recepciones en 21 partidos acumulando 87 yardas. En la mayor parte del tiempo en el que participó fue como bloqueador en las jugadas de acarreo del balón. Va a ser difícil que logre un lugar en el plantel debido a la competencia que hay.

Reggie Davis, Lance Lenoir Jr. y Devin Smith

Estos tres receptores son los que más difícilmente vayan a ganarse un lugar en el plantel de 53 y sería una sorpresa que eso sucediera.