Inicio Noticias El futuro de DeMarcus Lawrence en los Dallas Cowboys está en duda

El futuro de DeMarcus Lawrence en los Dallas Cowboys está en duda

1021
0
(Photo Credit: Matthew Emmons-USA TODAY Sports)

No hay margen de dudas que los Dallas Cowboys tendrán unos días complicados para tomar grandes decisiones con respecto a su vestuario. Por un lado, está toda la información acerca de una posible liberación del receptor Amari Cooper. Mientras que por otro lado, tendrán que evaluar los elementos a extender para los años que están por venir. Por supuesto, tampoco hay que dejar de lado a un elemento indispensable del equipo. Se trata del ala defensiva DeMarcus Lawrence.

De acuerdo con reportes recientes, se sabe que DeMarcus Lawrence no aceptó un recorte de su salario de 19 millones de dólares para este 2022. Hay que destacar que el pago de D-Law es el segundo más alto de todo el roster de los Vaqueros. Se encuentra justo debajo de Dak Prescott y Amari Cooper, quienes estarían cobrando 20 millones para este año.

Ahora bien, el asunto del tope salarial es algo que está preocupando en las oficinas de los Cowboys y es algo que hay que solventar cuanto antes. Ahora mismo, están por encima de los 13 millones de dólares. No es una mala noticia si tomamos en cuenta que hasta hace unos días eran más de 22 millones.

Volviendo con Lawrence, ante este tipo de situaciones quizás la decisión que terminen tomando en la organización sea dejarlo ir. Como ya se mencionó, los Vaqueros están en una situación similar con el receptor Amari Cooper. En el caso de este último, si lo liberan antes del 20 de marzo, ese dinero podría servir para las extensiones de Michael Gallup, Cedrick Wilson e inclusive Dalton Schultz.

“Tank” Lawrence se encuentra en una situación similar a la que vivió la franquicia con DeMarcus Ware en el año 2014. Para ese momento, el apoyador no aceptó un recorte en su salario. Así que en consecuencia terminaron liberando al defensivo, pasando sus últimos años como profesional en los Denver Broncos. Y ganando el Super Bowl 50 mientras estuvo por tres campañas con el equipo de Denver.

Por supuesto, Lawrence es una gran presencia en el vestuario y uno de los baluartes de los Dallas Cowboys. A pesar de solo participar en siete encuentros en 2021, su presencia se hizo notar en el campo de juego. Además, se convirtió en un mentor dentro y fuera de los encuentros para Micah Parsons. Una fractura en su pie en las prácticas previas a la semana 2 ante los Chargers lo limitó ampliamente durante esta temporada. Aunque a pesar de ello, terminó con 21 tacleadas combinadas, tres capturas, dos fumbles y una intercepción. Cabe destacar que esta última acción terminaría en una anotación defensiva de 40 yardas para los Vaqueros ante Washington el pasado 26 de diciembre.

Sin embargo, tampoco es secreto que para la posición de ala defensiva, su rendimiento se toma a mayor consideración gracias a sus capturas de Mariscal. D-Law ya cuenta con tres campañas en donde no ha podido llegar a dos cifras en lo que respecta a esta estadística. Siendo la última de ellas en la 2018 que logró 10,5 sacks. Tomando en cuenta que apuestan por el futuro con Micah Parsons y que Randy Gregory está en la mira para una posible extensión, no suena descabellado pensar que si podrían cortar al jugador.

De acuerdo con los datos de over the cap, de cortar a Lawrence antes del primero de junio, la organización se ahorraría ocho millones de dólares. De hacerlo después de esta fecha, estos mismos ocho millones se convertirían en dinero muerto y los ahorros serían de 19 millones. En resumen, estamos hablando del salario base de D-Law para este año.

“Solo tenemos que tomar algunas decisiones”, comentó el vicepresidente ejecutivo Stephen Jones. “Algunas de ellas serán difíciles, pero creo que desafortunadamente si perdemos a un par de buenos jugadores, entonces esperamos continuar haciendo un buen trabajo con nuestro proceso del Draft y buscar valor en la agencia libre para que podamos seleccionar de la manera en que históricamente hemos reclutado. Que no se trata de la necesidad, sino en el mejor jugador disponible”.

En base a declaraciones de fuentes cercanas, tanto el ala defensiva como su familia se encuentran tranquilos en Dallas y quieren permanecer allí. Pero todo va a depender del aspecto económico del asunto. En lo que respecta a la NFL, hay que cumplir con ciertos parámetros y estas son situaciones en donde ambas partes (tanto la organización como el jugador) deben poner de su parte. Si uno de los lados no cede ante ciertos aspectos, es probable que se tome otro tipo de enfoque en donde la organización busque beneficiarse de cualquier forma.

Por el momento no hay nada concreto, pero ya esta offseason se está viendo algo fuera de lo común con dos posibles estrellas vaqueras fuera del roster. Primero los rumores con Cooper y ahora con DeMarcus Lawrence. Se espera que para los próximos diías se pueda llegar a una resolución positiva en todo este asunto.