Inicio Noticias Cinco novedades del campamento de entrenamiento que hay que seguir

Cinco novedades del campamento de entrenamiento que hay que seguir

937
0
Dallas Cowboys
(Photo credit: dallascowboys.com)

Los Dallas Cowboys se dirigen al campamento de entrenamiento con grandes expectativas para la temporada. Perdieron la ronda divisional de los playoffs ante los Rams en enero. Así que el vicepresidente ejecutivo Stephen Jones ha dejado claro que el objetivo ahora es “dar el siguiente paso”.

El equipo busca finalmente su primer Super Bowl desde el año 1995. La presión en este momento es para Jason Garrett, quien entra en su novena campaña como entrenador en jefe. Además, no tiene contrato más allá de esta temporada.

Sin más preámbulos, estas son las historias que hay que seguir del roster de los Dallas Cowboys.

Contratos: Los Cowboys van a entrar al campamento con Dak Prescott, Amari Cooper, Zeke Elliott y Byron Jones con la posibilidad de nuevos contratos. Si bien es cierto que no hay nada garantizado hasta que empiece la temporada, Dak es el que tiene más posibilidades. El QB está entrando al último año de su contrato de novato. Y los Cowboys quieren mantenerlo como el QB de la franquicia. De cualquier manera, ya se han dado reuniones entre los representantes de Dak y los Dallas Cowboys durante el offseason. Ambas partes quieren terminar esto cuanto antes para evitar posibles distracciones durante la temporada.

Kellen Moore: El que fuera QB de los Cowboys entra en su primer año como coordinador ofensivo. Además, ha hecho ciertos movimientos en los esquemas para cambiar algunos parámetros conservadores en el juego del equipo. Igualmente, tener a un QB como Dak que nunca se ha perdido un encuentro es una gran ventaja.

La vuelta de dos veteranos: Jason Witten y Travis Frederick están de vuelta en acción. Ninguno de los dos estuvo en la última temporada. Ya que Witten trabajó como analista en Monday Night Football y Frederick estuvo luchando contra una enfermedad. Entre los dos tienen 15 Pro Bowls en total. Se espera que ambos arranquen como titulares y ayuden a la ofensiva en la zona de anotación. Ya que fue uno de los mayores problemas de los Cowboys la temporada pasada.

Randall Cobb y Robert Quinn: A pesar que a la franquicia no le gusta gastar mucho en agentes libres, añadieron dos veteranos al roster en marzo. Randall Cobb, el gran receptor de los Green Bay Packers, firmó un contrato por un año y llegó a reemplazar a Cole Beasley quien se marchó a los Buffalo Bills. Por otro lado, tenemos a Robert Quinn. Quien ha sido llamado dos veces al Pro Bowl, y llegó a modo de canje proveniente de los Miami Dolphins. Ambos jugadores han estado en las actividades organizadas y en el minicampamento. Randall al parecer ha logrado gran química con Prescott. Y en el caso de Quinn, irá al ala defensiva derecha, y trabajará junto a DeMarcus Lawrence.

Mariscal de campo suplente: Son pocas las personas que puedan recordar a un QB suplente. Sin embargo, hace dos años Philadelphia demostró que con uno se puede ganar un Super Bowl. Se espera que en el caso de los Cowboys, quien pueda suplir a Prescott ante cualquier eventualidad, sean Cooper Rush o Mike White. Ambos lucharon durante la offseason hasta el último día del minicampamento. Si ambos no llegan a cubrir las expectativas, los Cowboys tendrán que verse obligados a buscar un veterano ya sea por contrato o canje. Todo esto antes de la semana uno.

El campamento arrancará a partir del viernes 27 de julio con una conferencia de prensa. Ya no falta nada para las prácticas hacia la nueva temporada.