Inicio Noticias Un vistazo en profundidad a las dos interferencias de pase ofensiva cometidas...

Un vistazo en profundidad a las dos interferencias de pase ofensiva cometidas por Cooper ante los Saints

1758
0
Amari Cooper

Algo que muy pocas veces ocurre, ocurrió el pasado domingo cuando Amari Cooper fue penalizado por cometer una interferencia de pase ofensiva, no solo una, sino en dos ocasiones, lo cual causó gran molestia de la fanaticada vaquera por la naturaleza de las mismas.

Siendo uno de los mejores corredores de ruta del equipo, es sumamente extraño que Cooper se vea involucrado en este tipo de castigos ya que muy pocas veces necesite sacar provecho de su rival colocándole las manos encima, pero de acuerdo con los oficiales del pasado Sunday Night Football, Amari infringió en esto un par de ocasiones.

Viendo las imágenes de lo ocurrido, realmente no pareciera un contacto significativo como para marcar el castigo de interferencia ante Marshon Lattimore, sino más como una buena actuación de este:

“Supongo que la primera fue una decisión decente”, dijo Cooper después del partido. “Supongo que podía esperar que un árbitro me penalizara por interferencia en esa ocasión. Pero la segunda, no lo creo.”

Ciertamente en la primera jugada se puede apreciar como Cooper le pone las manos encima a Lattimore, y por muy leve que sea el contacto, el árbitro del juego está en el total derecho de irse por las reglas del librito y marcarlo como una interferencia, aunque en la segunda jugada no se aprecia el más mínimo toque, sino más bien una actuación merecedora de Oscar por parte de Lattimore.

Y así, una vez más el arbitraje se encuentra en el ojo del huracán como lo ha venido estando desde el inicio de la temporada debido al gran porcentaje de faltas marcadas (en ocasiones inexistentes).

Según NFLpenalties.com, han habido 33 interferencias de pase ofensiva esta temporada, lo cual tiene un gran diferencial con respecto al año pasado cuando tan solo hubo 17 tras cuatro semanas; en todo 2018, se registraron un total de 85 interferencias de pase ofensiva.

Este cambio radical lo adjudican en su mayoría al juego por el campeonato de la NFC el año pasado entre Rams y Saints donde una jugada clave marcó la diferencia. A los Saints se les negaría una clara interferencia defensiva a su favor y terminaría conformándose con un gol de campo y a la postre una derrota, lo cual ha traído como consecuencia que muchos más contactos sean marcados como castigos esta temporada, incluso algunos que no lo son como fue el caso de Cooper.