Inicio Noticias Simi Fehoko podría llegar a ser una gran sorpresa en Dallas este...

Simi Fehoko podría llegar a ser una gran sorpresa en Dallas este 2021

5581
0

Una de las cosas que llamaron totalmente la atención del proceso de Draft de este 2021 es que de las 11 selecciones en total, ocho de ellas fueron defensivas. Tan solo tres pasaron a ser del lado ofensivo del balón. Y entre ellos, se encuentra el receptor proveniente de Stanford, Simi Fehoko.

Fehoko terminó siendo seleccionado en la quinta ronda con el número 179. Y cabe destacar que el muchacho no se siente intimidado en lo más mínimo por haber sido seleccionado en el tercer día. Todo lo contrario, va a pelear por un puesto en el roster como todos los demás. A pesar que en su caso particular, el cuerpo de receptores está compuesto principalmente por Amari Cooper, Michael Gallup y CeeDee Lamb.

Igualmente, el muchacho dijo que se siente como un niño pequeño gracias a la selección de Dallas. “Mi primer disfraz de Halloween cuando era niño fue un casco y un jersey de los Cowboys”, afirmó el receptor entre risas.

Como ya se mencionó, en muchas oportunidades los prospectos que son seleccionados en las últimas rondas pueden ser un poco más agradecidos inclusive que los que salen en los primeros dos días. Todo esto porque saben que la meta inmediata es mantener un puesto en el roster, y saben que la competencia será dura, más no imposible. Simi ya afirmó que está dispuesto a llegar y colaborar de inmediato como miembro de los equipos especiales.

El receptor manejó unos números sumamente decentes en Stanford entre 2019 y 2020. Sumando entre ambas campañas un total de 61 recepciones, 1140 yardas y nueve anotaciones. Con tan solo ver su trabajo el año pasado, se ve que Dallas ahora tiene a un jugador que cuenta con una gran cantidad de herramientas que puede trasladar al exigente juego de la liga.

Entre sus características, se sabe que Fehoko es un jugador que se puede alinear en cualquier parte de la ofensiva, tal como lo hizo con Stanford. Además, también se puede colocar como receptor interno en donde se puede usar su tamaño (1,93 metros, 102 kilos) y su velocidad para moverse en diversas rutas.

Ya aquí no solo hablamos tampoco de tamaño y velocidad. El muchacho cuenta con muy buenas manos, y es sumamente paciente al momento de estar en el campo de juego. Por si fuera poco, también puede hacer jugadas tras la recepción y no le tiene miedo a los aspectos físicos del juego.

De cualquier manera, Simi cuenta con algo que muchos jugadores de fútbol americano universitario a veces no tienen. Se trata de la madurez, ya que tras graduarse de secundaria, el ofensivo se fue en una misión mormona de dos años a Seúl, capital de Corea del Sur. De acuerdo con el mismo jugador, esto fue una gran experiencia que lo hizo crecer ampliamente como persona.

“Eso fue duro”, comentó el novato sobre esos dos años. “Me dio una oportunidad de madurar en serio. Estar en el medio de un país extranjero, sin conocer la cultura, el idioma o a nadie allí. Tocó aprender todo eso, estás por tu cuenta y tienes que aprender todo por tí mismo”.

De acuerdo con Will McClay, Vicepresidente del personal de jugadores de los Cowboys, tiene gratas impresiones acerca de Fehoko. “Simi tiene ese ‘algo’ como jugador y aún no ha alcanzado todo su techo”, afirmó McClay. “Unos cuatro o cinco equipos me contactaron después del proceso y me confesaron que iban por él”.

Ahora bien, ya todo lo que tiene que hacer el nuevo receptor de Dallas es ganarse un lugar en el equipo de la estrella solitaria. Pero para ello, tendrá que demostrarlo en los entrenamientos y bajo la vista de la organización. Para suerte de la franquicia, Simi tiene plena confianza en sí mismo y sabe que puede llegar muy lejos. “Con las habilidades que me ha dado Dios, no hay razones para que no sea el mejor receptor en todo este Draft, si no de toda la liga”, dijo el muchacho.