Inicio Noticias Lo que sabemos hasta ahora de cómo serán los Cowboys en el...

Lo que sabemos hasta ahora de cómo serán los Cowboys en el 2020

11837
0

Es difícil hacer una predicción a futuro bajo la complicada situación que se está viviendo actualmente a nivel mundial; y aunque la NFL ya ha postergado el inicio de los programas de pretemporada como los OTA’s y los campos de entrenamiento debido al Covid-19, los equipos se siguen preparando de cara a la temporada 2020 con esperanzas de que todo vuelva a la normalidad, y los Cowboys no son la excepción.

El equipo de Dallas ha estado bastante involucrado en la agencia libre desde que esta iniciara el pasado 16 de marzo, añadiendo y también dejando ir varias piezas importantes.

Gracias a estos movimientos nace una incógnita muy común en los aficionados vaqueros, y esta es: ¿Cómo se verá mi equipo en el 2020?

Para analizar más a profundidad la apariencia (hasta ahora) de los Cowboys para la próxima temporada, debemos analizar al equipo en las tres secciones distintas en las que se divide el juego: ofensiva, defensiva y equipos especiales.

 

Ofensiva

A primera vista, el gran cambio en este aspecto es la llegada del nuevo entrenador Mike McCarthy. Conocido por su mentalidad y estilo de juego basado en el ataque, McCarthy ejercerá gran influencia en el esquema ofensivo del equipo, aunque este no será tan diferente al año pasado ya que retuvo al coordinador Kellen Moore.

Además de retener a la mente que estuvo detrás de una de las mejores ofensivas del año pasado, la directiva logró retener a sus otros dos pilares ofensivos, como los son Amari Cooper y Dak Prescott (este último gracias a la etiqueta de franquicia, pero continúan las charlas por un contrato nuevo).

Igualmente, tuvieron jugadores importantes que decidieron tomar un rumbo distinto, como lo fueron el TE veterano Jason Witten, el WR Randall Cobb, el OT Cameron Fleming, el G Xavier Su’a-Filo y el retiro del G Travis Frederick, aunque casi todos los vacíos que estos jugadores dejaron han sido llenados.

Los Cowboys lograron retener al TE Blake Jarwin, quien se espera tome la titularidad para el 2020 luego de la salida de Witten, al igual que al C/G Joe Looney quien tomará un rol protagónico tras el retiro de Frederick, al FB Jamize Olawale y al QB sustituto de Prescott, Cooper Rush.

El único nuevo jugador ofensivo que ha llegado a los Cowboys en esta agencia libre es el TE proveniente de los Chiefs, Blake Bell, quien estará disputando el puesto de TE2 junto a Dalton Schultz.

Con esto, se puede decir que el único vacío a la ofensiva que queda pendiente por llenar es la posición de receptor abierto, ya que no han conseguido un sustituto de Cobb por los momentos, aunque mucho se ha hablado del posible regreso de Dez Bryant, o en su defecto, el equipo apostaría al draft.

De todos modos, la ofensiva no fue el problema el año pasado, y es la siguiente sección la cual el equipo debería tener más en cuenta.

 

Defensiva

La defensa representa un desafío mucho más grande para el equipo, y es que fue esta área la responsable de muchos dolores de cabeza la temporada pasada.

Será un esquema nuevo bajo Mike Nolan y sus asistentes, un cambio que no se veía en Dallas desde hace muchos años, y la diferencia de la defensiva del año pasado y la de este año ya se ha empezado a notar tan solo con las contrataciones de estos dos jugadores en la agencia libre, Gerald McCoy y Dontari Poe.

Jugadores grandes y robustos que le darán al equipo más fuerza en el ámbito terrestre, todo esto bajo el mandato del nuevo coordinador de la línea defensiva Jim Tomsula.

Ya se acabaron los años en los que, al llegar a Dallas, los jugadores se debían adaptar al esquema del equipo; ahora es el equipo que se adapta a las cualidades de los jugadores y esto es algo que le dejaron claro a McCoy desde el momento que llegó:

“No creo realmente que un entrenador o un equipo iría a buscar a un jugador que ha estado en la liga 10 años haciendo lo mismo, jugando su estilo de fútbol, si no creyeran que eso es lo que necesitan para el equipo”, dijo McCoy. “Están trayendo a jugadores que saben que son muy buenos y harán que el sistema se adapte a ellos. Por eso creo que esto va a ser muy divertido”.

Otra de las adiciones defensivas del equipo fue una muy controversial, y es la del edge rusher Aldon Smith. Smith, quien aún debe ser reinsertado a la liga tras múltiples problemas legales, podría convertirse en una pequeña apuesta con una recompensa muy grande si logra entrar al equipo y mantenerse.

En cuanto a la defensiva secundaria, la adiciones fueron las del S Ha Ha Clinton-Dix quien puede mejorar los números del equipo en cuanto a intercepciones y el CB Maurice Candy, quien no será el reemplazante de Byron Jones tras su partida a Miami, pero será una pieza que otorgue profundidad a la plantilla.

Es cierto que los Cowboys perdieron a Robert Quinn, quien fácilmente podría ser considerado como el mejor jugador defensivo del equipo el año pasado, pero existe una posibilidad de contar con un reemplazante perfecto para él.

Randy Gregory podría volver al equipo tras la aprobación del nuevo CBA, y convertirse en jugador fundamental del equipo.

Además, muchos esperan que la selección de primera ronda de este año sea utilizada en un jugador defensivo (más que todo de la secundaria), así que, en el papel, las cosas a la defensiva pintan a ser muy distintas al año pasado, y esto algo que todos los fanáticos esperan.

 

Equipos especiales

Si hubo algo peor que la defensiva de los Cowboys la temporada pasada, fue sin duda los equipos especiales de los Cowboys la temporada pasada, y es que Dallas estuvo en los últimos lugares de cada categoría en el 2019.

Llegó el reemplazo (tardío) de Brett Maher; Kai Forbath, quien conectó todas las patadas que intentó con el equipo, pero esto no fue suficiente.

Los vaqueros tuvieron un pésimo desempeño en cuanto a las devoluciones de balón tras los kickoff y punts, lo cual dejó al equipo en una mala posición de campo en comparación con el oponente durante todo el año, afectando así tanto a la ofensiva como a la defensiva.

El nuevo coordinador John Fassel tiene mucho trabajo por delante. Afortunadamente, tiene una gran reputación que ha forjado tras múltiples años en la liga, y el equipo ya ha tomado medidas para asegurarse de que tenga los jugadores que necesita.

A pesar de que Forbath fue refirmado, el equipo no se conformó con eso y decidieron traer a Greg Zuerlein, quien tiene una profunda conexión con Fassel, para formar así una gran competición por el puesto de pateador.

También recontrataron a varios otros jugadores cuyo aporte podría ser esencial en los equipos especiales.

El primero y más importante fue el LP Ladouceur, además de los linebackers Joe Thomas y Justin March, el cornerback CJ Goodwin y el safety Darian Thompson.

Otros recién llegados como Blake Bell y Maurice Canady podrían ver más acción trabajando en los equipos especiales.

Todavía hay mucho por hacer, mientras vivimos un alto nivel de incertidumbre sin precedentes para la liga; sin embargo, el equipo de Dallas ya parece estar tomando forma. Ahora solo queda esperar por ver se estructura final tras el draft 2020.