Inicio Noticias Leighton Vander Esch se refirió a su motivación, la opción de quinto...

Leighton Vander Esch se refirió a su motivación, la opción de quinto año y un nuevo cambio de posición

1002
0

La temporada de novato del linebacker fue sencillamente excelente. En aquel 2018 demostró por qué los Cowboys invirtieron una selección de primera ronda en un puesto de mayor riesgo. Una convocatoria al Pro Bowl le dio una justificación adicional a las esperanzas que tenía la franquicia sobre su futuro. Sin embargo, desde allí llegaron las dudas.

Los inconvenientes que generaban incertidumbre sobre su estado físico durante el draft se vieron reflejados en tiempos recientes. Una lesión en el cuello en 2019, una fractura de clavícula en la semana 1 en 2020 y un esguince de tobillo más tarde en el año lo obligaron a perderse un total de 13 juegos. Esa cuestión tan difícil de predecir tuvo repercusión fuera del terreno.

Las constantes ausencias de Vander Esch hicieron que Dallas declinara la opción de quinto año que incluía su contrato de novato. Una proyección que podía preverse por las adiciones de Micah Parsons, Jabril Cox y Keanu Neal. El motivo principal seguramente fue la cantidad de lesiones que tuvo en su carrera, pero la manera en la que se desarrolló el draft completó la explicación.

Por esa razón en 2021 estará en el año final de su contrato. Estar en la última temporada del vínculo con un equipo suele ser una motivación para todos los jugadores. La posibilidad de pelear por más dinero en la agencia libre siguiente significa muchas veces una dosis extra de competitividad. Aunque para LVE esa cuestión no modificó la forma de prepararse.

“Siempre estuve motivado. No tuve que usar eso para jugar mejor o trabajar más duro. He estado en una misión desde que terminó la competencia porque simplemente no podemos tener una temporada como la pasada. Estoy controlando lo que puedo controlar. El resto se hará cargo de sí mismo”, comentó el LB.

Vander Esch incluso se mostró en una gran condición debido al período que tuvo para recuperarse. Teniendo en cuenta que hace un año estaba regresando de una operación en el cuello, sería muy bueno para la defensiva que esté al 100%. “Está en muy buena forma. Desde que trabajo con él esta es su mejor forma en general”, expresó Mike McCarthy.

Ese buen estado físico lo está utilizando en el terreno para hacer jugadas importantes. En los ejercicios 11 vs. 11 continúa siendo relevante. Este jueves, por ejemplo, logró una intercepción volando para conseguir el ovoide. Si bien asustó a todos porque quedó tendido en el suelo por un minuto, luego explicó que únicamente se había quedado sin aire por la caída.

Un factor adicional que podría mejorar su rendimiento con respecto a la última temporada es el nuevo coordinador. La presencia de Dan Quinn debería corregir cosas a nivel estructural que indudablemente llevarán a actuaciones individuales superiores. Sin embargo, en el caso del LB habrá un cambio de posición que podría marcar la diferencia para bien.

“Voy a volver a mi antiguo rol de los primeros dos años, que creo que es lo que debería haber hecho el año pasado. Pero creo que será mucho más familiar a lo que estábamos acostumbrados a hacer, que es correr, golpear, hacer jugadas y divertirnos”, dijo acerca de alinearse otra vez como weakside linebacker tras ser el MLB bajo las órdenes de Mike Nolan.

Vander Esch se refirió por último a la charla que tuvo con Jerry Jones: “No tengo nada más que respeto por los Jones. Ellos son los que se arriesgaron conmigo para empezar. Confío en su plan y creo que tenemos algo grandioso. Nuestra relación es increíble. No tengo control sobre la logística de quién le paga a quién. Es lo que es”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí