Inicio Noticias Las dudas sobre DeMarcus Lawrence y Byron Jones están en sus físicos

Las dudas sobre DeMarcus Lawrence y Byron Jones están en sus físicos

985
0
DeMarcus Lawrence y Byron Jones
(photo credit: dallascowboys.com)

La defensiva de los Cowboys fue la que se llevó todos los elogios la temporada pasada por el excelente rendimiento que tuvo y lo importante que fue para llegar hasta la ronda divisional. Dos de los pilares fundamentales de esa unidad fueron DeMarcus Lawrence y Byron Jones. Sin embargo, durante sus vacaciones tuvieron que ser operados de diferentes lesiones.

Lawrence fue vital en la línea defensiva y logró presionar de muy buena forma a los mariscales de campo rivales. Así fue como consiguió 10.5 capturas, un número no tan alto comparado con otros jugadores de la liga y bajo contrastado con los 14.5 sacks que había conseguido la temporada anterior. En la campaña pasada sumó 42 tackles solo, 22 asistidos, una intercepción y dos fumbles forzados. Además, fue seleccionado para su segundo Pro-Bowl consecutivo.

La duda por su estado físico pasa por la reciente operación que tuvo en uno de sus hombros. En abril finalmente se realizó esa cirugía una vez que las negociaciones por su contrato concluyeron y se aseguró un acuerdo por cinco años con un valor de 105 millones de dólares (65M garantizados). Por esa lesión es que Tank no estará al 100% durante el campamento de entrenamiento e incluso la pretemporada. Su situación es más favorable que la de Jones y volvería a estar en condiciones antes que el esquinero. Algunos especulan que, a pesar de recuperarse completamente, no sería parte de ningún partido de pretemporada y su regreso sería recién ante los New York Giants en el comienzo de un nuevo calendario futbolístico.

Si bien ambos tuvieron campañas sobresalientes, la de Jones fue la mejor de su carrera. El arribo de Kris Richard como coach de los backs defensivos tuvo un impacto enormemente positivo en el ahora esquinero. El ex coordinador defensivo de los Seattle Seahawks y uno de los ideólogos de la “Legión del Boom” lo regresó desde su lugar como safety al actual. Jones pagó con muy buenos rendimientos y acumuló, por ejemplo, 14 pases defensivos, que significaron su primer llamado a un Pro-Bowl.

Pero Jones también debió pasar por el quirófano una vez finalizada la temporada. Por una molestia que tuvo en la segunda parte del año, a fines de marzo fue operado en la cadera. Al principio se especulaba que podría llegar en condiciones al campamento de entrenamiento, aunque ese no parece ser el caso. Se espera que Dallas no lo arriesgue sino hasta el comienzo de la temporada regular y haría simples tareas individuales a un menor ritmo, evitando impactos innecesarios.

Hay que recordar que Jones está en su último año del contrato de novato firmado tras ser elegido en la primera ronda del draft, por lo que una vez finalizada la temporada será agente libre sin restricciones. Esto quiere decir que será muy importante también para Jones recuperarse al 100% para tener una gran campaña y exigirle a Dallas, o a otro equipo que esté interesado, mucho dinero.