Inicio Noticias La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: linebackers

La lucha por ingresar al roster de los Cowboys: linebackers

1233
0

El campamento de entrenamiento está muy cerca de volver a ser lo que siempre fue. El 21 de julio es la fecha en la que Dallas podrá iniciar su preparación en Oxnard porque será parte del Pro Football Hall of Fame Game el 5 de agosto. Por esa razón estaremos analizando la situación de cada jugador según su puesto. Hoy: linebackers.

El grupo posicional que más se modificó con respecto a la temporada pasada fue el de los linebackers. Había tanta preocupación por el rendimiento de los titulares en el último año que los Cowboys no dudaron en invertir fuerte. Tanto la agencia libre como el draft fueron instancias en las que los Jones aprovecharon para solidificar una zona muy poco confiable. Si bien es posible ver quiénes estarán en el roster, no es tan fácil determinar qué rol tendrá cada uno.

Lista completa de jugadores disponibles

Leighton Vander Esch, Jaylon Smith, Micah Parsons, Jabril Cox, Keanu Neal, Francis Bernard, Luke Gifford y Anthony Hines.

Los que tienen un lugar asegurado

El que más certezas reúne de que va a estar en el equipo es el novato sensación. La selección de Parsons con un pick tan alto como el 12 es un mensaje muy claro de que la estrella del puesto ahora se espera que sea otra. Su función no será tan específica por la gran cantidad de herramientas que posee, pero presionar al quarterback va a ser una muy importante.

Neal es otro de los que sabe que jugará en Dallas la próxima temporada. El contrato de cinco millones por un año que recibió en la agencia libre es un indicio de la confianza que hay en él. Su conocimiento con Dan Quinn por el pasado en común en los Falcons es una garantía adicional. El veterano será movido desde el puesto de safety a linebacker.

Aquí llegan aquellos que supieron ser un dúo dominante en 2018. Sin embargo, caídas drásticas de rendimiento y lesiones hicieron que la lupa esté sobre ellos. Por un lado, Smith podría beneficiarse de tener menos snaps en una rotación muy completa. Sobre LVE todo dependerá de si puede o no mantenerse saludable.

La pieza que concluye esta parte es quien fuera seleccionado en el lugar 115 del draft. En la cuarta ronda los Cowboys encontraron a un jugador que todos proyectaban para la segunda o tercera. Cox no le dará mucho a la defensiva deteniendo ataques terrestres, pero cubriendo por aire podría ser el factor X que le permita a la unidad tener mejores emparejamientos.

En la burbuja

Las tantas adiciones que hubo en la offseason ciertamente perjudicaron a dos jóvenes más que a nadie. Gifford fue un UDFA dos temporadas atrás que mostró buen potencial, aunque ahora deberá luchar mucho en el campamento de entrenamiento para estar entre los 53. Otro agente libre no drafteado en 2020 como Bernard también entra en esta categoría. Estar en los equipos especiales debe ser la motivación principal de ambos para seguir en la franquicia.

Pocas chances

Hines es uno de los varios rookies que sellaron un vínculo con los Cowboys una vez concluido el draft. El LB tiene un pasado muy interesante como atleta que pudo aplicar a nivel high school, pero su complicado paso por Texas A&M hizo que bajara en la consideración. Su aspiración debería ser el equipo de prácticas para seguir desarrollándose.

Expectativas del puesto

Lograr un impacto en el transcurrir de los juegos será el objetivo de los linebackers. En esa misión estará Parsons como la esperanza de una defensiva renovada con velocidad y personalidad. Causar intercambios de balón o capturas del mariscal de campo son acciones que pueden transformar un resultado. Esa falta de jugadas grandes es a lo que apuntó Dallas para corregir con los movimientos realizados.

Aunque puede haber otro objetivo muy relevante para el futuro de la unidad. Las recuperaciones tanto de Smith como de Vander Esch podrían representar un impulso fantástico. El caso de Vander Esch es muy particular porque será agente libre al finalizar la temporada tras no ser tomada la opción de quinto año que poseía su contrato. Smith a su vez sabe que su tiempo en los Cowboys estará contado si no mejora mucho su versión reciente.