Inicio Noticias Con el pick 56, los Cowboys se quedan con el ala defensiva...

Con el pick 56, los Cowboys se quedan con el ala defensiva Sam Williams

3966
0
Sep 6, 2021; Atlanta, Georgia, USA; Mississippi Rebels defensive lineman Sam Williams (7) in action against the Mississippi Rebels at Mercedes-Benz Stadium. Mandatory Credit: Dale Zanine-USA TODAY Sports

Siguen los movimientos en el Draft de 2022 de parte de los Vaqueros. Ya en la segunda ronda, Dallas se ha hecho con los servicios del ala defensiva Sam Williams. Proveniente de Ole Miss Rebels, se acaba de convertir en el primer elemento defensivo seleccionado por los Cowboys durante este proceso del Draft.

Por supuesto, lo que llama la atención de este prospecto es su producción con Ole Miss en 2021. Terminaría la campaña con 12,5 capturas de Mariscal, cuatro fumbles, 57 tacleadas combinadas y un pase defendido.

Como todos los prospectos que llegan a la NFL, cuenta con un set de ventajas y desventajas que hay que tomar en consideración. En lo que respecta a lo primero, su contextura le ofrece cierta flexibilidad para jugar en alineaciones un poco ajustadas.

Igualmente, cuenta con capacidades explosivas tras arrancar el snap, y su extensión de brazos le da superioridad por encima de muchos linieros ofensivos. Por si fuera poco, su trabajo de pies es excelente, no tiene problemas en cambiar de dirección y moverse a cualquier otra parte del campo.

Su manejo en el interior de la línea es algo también a tomar en consideración y cuenta con excelente visión para detener el juego por tierra. En líneas generales, el muchacho es una máquina que ciertamente tendrá mucho trabajo para adaptarse a la liga. Pero ya tiene una buena cantidad puntos a su favor.

No obstante, también hay que tomar en cuenta las debilidades con las que cuenta el jugador en cuestión. Entre ellas, el hecho que tiene un enfoque muy limitado en su pass rushing. A pesar de sus dimensiones (1,93 metros de estatura) a veces llega muy tarde con las manos y los linieros ofensivos se valen de esto.

Por si fuera poco, su defensiva en el juego por tierra rival, a pesar que es muy bueno, se puede convertir en una ruleta rusa. Además, tiene la tendencia a que lo saquen de su puesto o terminar en el suelo.

Quizás la mayor controversia con la que cuenta este jugador ahora mismo es que tuvo una gran cantidad de problemas antes que comenzara la campaña del 2020. De hecho durante la temporada baja, específicamente en julio de ese año, a Sam lo arrestaron por un delito grave de agresión sexual. En consecuencia, al defensivo lo terminarían suspendiendo por un tiempo ilimitado de Ole Miss. La multa en ese momento para las autoridades terminaría siendo de 25 mil dólares, y Williams jugaría como titular en solo seis encuentros de diez de los Rebels durante esa campaña.

A pesar de toda la controversia referente al jugador, cuenta con la particularidad que rompió el récord de capturas para un jugador en su universidad en el año 2021. Además de esto, hay que añadir que puede que esta sea una selección que haya pedido el coordinador defensivo Dan Quinn. Ya que compartió con el prospecto en los entrenamientos de su Pro Day.

Entre sus problemas fuera del campo de juego y el hecho que quizás necesite mucha preparación para la NFL, quizás no se vea como el prospecto ideal que los fanáticos estaban esperando. Sin embargo, no deja de ser un gran pass rusher que puede jugar muy bien en posición de tres puntos, y que puede ser un gran problema para los tackles rivales.

Puede que esta selección reviva algunos recuerdos de la selección de Randy Gregory en el Draft de 2015. Se espera que de verdad sus asuntos negativos fuera del campo de juego sean cosas del pasado y que Sam ahora se enfoque en su futuro. Solo el tiempo lo dirá. Lo que ahora es un hecho es que Dallas ha logrado añadir a otro elemento en una posición que tenían una gran necesidad.