Inicio Noticias Los Cowboys iniciaron con derrota: fue 31-29 frente a los Buccaneers en...

Los Cowboys iniciaron con derrota: fue 31-29 frente a los Buccaneers en los segundos finales

1001
0

Lo que muchos predecían se dio. El campeón defensor se quedó con el triunfo en su casa. Sin embargo, el desarrollo del juego podría decirse que sorprendió bastante. Dallas se mostró listo para competir durante cuatro cuartos ante el favorito de la Conferencia Nacional y lo tuvo contra las cuerdas. Que a pocos instantes para el cierre aún estuviera en ventaja es una muestra del buen rendimiento global.

La gran novedad del duelo fue indudablemente el regreso de Dak Prescott. Sin un quarterback capaz, ninguna franquicia pueda aspirar al título. Por ese motivo, el jueves por la noche inaugural debería verse como una victoria desde ese lado. El hombre de los 160 millones de dólares se cargó la ofensiva al hombro y le dio una oportunidad a los Cowboys.

Prescott finalizó con 42/58 para 403 yardas, con tres anotaciones y una intercepción. Enfrentar a la mejor defensiva terrestre de la temporada pasada era un indicio de que la clave para los Cowboys estaba en atacar por aire. Con la fragilidad que poseen los Bucs en el perímetro, esa era una cuestión para explotar.

Sobre esto hay que mencionar a varios integrantes desatacados. El primero es el coordinador ofensivo. Kellen Moore utilizó toda su creatividad para mantener al ataque moviendo las cadenas con consistencia. A pesar de que optó por casi no intentar por tierra, en ningún momento se vio a la unidad como predecible.

Los otros tres para aplaudir son los receptores abiertos. Amari Cooper concluyó con 139 yardas en 13 recepciones, incluyendo dos touchdowns. CeeDee Lamb probó que ya está entre los más peligrosos de la liga con sus 104 yardas y un TD en siete atrapadas. Michael Gallup salió antes por una molestia, aunque realizó una tarea interesante.

El sinsabor que deja la derrota va más allá de que fue en los segundos decisivos. Una estadística imbatible suele ser el diferencial de los intercambios de balón y Dallas ganó esa batalla porque entregó únicamente un pick. Como complemento ideal, la defensiva continuó con la tendencia que traía desde 2020.

En total fueron cuatro los cambios de posesión generados. Si bien se puede descontar una intercepción en el hail mary que cerró el segundo cuarto, las otras tres fueron en sectores del terreno muy importantes. El pick de Trevon Diggs fue ayudado por una mala acción del corredor Leonard Fournette, pero las otras dos apariciones fueron excelentes.

DeMarcus Lawrence ocasionó el primer fumble con un golpe justo sobre el balón cuando lo tenía el RB Ronald Jones. Randy Gregory se encargó de recuperarlo. La acción más destacada fue la de Damontae Kazee que le dio vida a los Cowboys. El safety le hizo perder el balón a Chris Godwin en la yarda 1 para evitar lo que era la sentencia del choque.

Aunque la defensiva no fue completa. En cada ataque aéreo resultó ser vulnerable. Tom Brady encontró con mucha facilidad a sus receptores en momentos importantes. Rob Gronkowski no pudo ser contenido y eso terminó siendo especialmente doloroso en la última serie. El pase final a Godwin debió ser interferencia ofensiva, pero eso no modifica el nivel general anterior.

La otra decepción estuvo en los equipos especiales sin ninguna duda. Greg Zuerlein anotó el field goal que colocó a Dallas 29-28 a un minuto del final. Sin embargo, antes dejó escapar puntos que resultaron invaluables. Si se deja de lado el intento de 60 yardas por su dificultad, aún quedaron en el camino un PAT y otro FG fácil de 31 yardas.

Comenzar con una caída no es lo ideal en ningún contexto. Pero acá es inevitable ver el vaso medio lleno. Los Cowboys tuvieron a un QB que hacía once meses no jugaba y fueron imposibles de detener en ofensiva. La defensiva fue permeable por aire, aunque fue más competente de lo que podía esperarse contra Tampa Bay. La ajustada derrota 31-29 debe servir para seguir creciendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí