Inicio Noticias Lo que significa empezar el año 3-0 y la importancia de cada...

Lo que significa empezar el año 3-0 y la importancia de cada victoria de cara a la postemporada

3041
0
Dak y Zeke

Como ya ha sido mencionado anteriormente, esta es la primera vez desde el año 2008 en que los Cowboys inician una temporada con récord de 3-0, y aunque empezar ganando los 3 primeros juegos del año no te garantiza una victoria en el Super Bowl ni mucho menos (que lo digan los propios Cowboys del 2008 que terminaron quedándose fuera de la postemporada), sigue siendo una muy buena noticia.

Lo que sí es cierto, es que las estadísticas están del lado de todos aquellos equipos que comienzan la temporada de esta manera; alrededor del 70% de los equipos que comenzaron 3-0 durante la última década, llegaron a la postemporada y once de los 24 equipos más recientes en llegar al Super Bowl lograron dicha hazaña.

En el caso específico de los Dallas Cowboys, esta es la 16º ocasión que comienzan una temporada regular con tres victorias sin derrotas, y en solamente una ocasión, la más reciente y anteriormente mencionada temporada del 2008, los Cowboys no han alcanzado la postemporada en las anteriores 15 oportunidades.

(De izquierda a derecha: año de la temporada – récord final – instancia final)

Los Cowboys alcanzarían cuatro Super Bowls tras iniciar con récord 3-0, perdieron uno (1975) y ganaron tres (1977, 1992,1995); perderían en la ronda de comodín en dos ocasiones (1983, 1999), en la ronda divisional en cinco ocasiones (1968, 1969, 1976, 1979, 2007) y en el juego por el campeonato en tres ocasiones (1966, 1973, 1981); además de aquel 2008 donde no llegaron a enero.

Con el próximo encuentro en mente y la posibilidad latente de empezar con récord 4-0, cabe destacar que desde la temporada 2014 (últimas 5 temporadas), 9 equipos comenzaron 4-0 y 7 de ellos (78%) llegaron a los playoffs.

Pero más importancia se le debe dar a lo que resta de calendario, que al hecho empezar 3-0 o 4-0, ya que otro factor decisivo es quedarse con el puesto número uno, o en su defecto el dos, en la NFC en cuanto a mejor récord final ya que, aparte de tener una semana más de descanso al no participar en la ronda del comodín, obtienen la ventaja de la localía.

La ventaja por localía es un término ampliamente aceptado en el mundo de los deportes ya que es sabido que el equipo jugando en su estadio realmente posee una ventaja, bien sea por factores como la intimidación por el escenario, el ruido de la afición, etc.

Y aunque no siempre el equipo local va a ganar el encuentro, ciertamente las estadísticas nos muestran que hay una alta posibilidad de que esto ocurra y las estadística lo avalan: en la NFL, los equipos locales suelen ganar el 57,3% de las veces.

No pareciera ser mucho, pero sin sin duda estas estadísticas se ven alteradas en ocasiones por diferentes factores externos; por ejemplo, el hecho de que en temporada regular pueden encontrarse juegos muy disparejos en cuanto diferencia de calidad entre ambos equipos, disminuye este porcentaje en gran manera.

Para poner lo anterior en contexto, el partido de esta temporada entre Patriots y Dophins que se jugó en Miami terminó siendo una paliza en favor al equipo visitante sin importar mucha la condición de local de los Dolphins, cosa que se esperaba, esto debido a la gran diferencia y condición actual de un equipo con el otro, y al igual que este, muchos encuentros de esta índole terminan alterando considerablemente la estadística de porcentaje de victorias para equipos locales.

Pero si llevamos esta estadística a instancias finales como la postemporada, donde el nivel de los equipos es mucho más parejo entre unos y otros, la estadística ve un incremento de un 5%.

(Porcentaje de victorias de equipos locales del 2002 al 2014: Temporada regular – Postemporada)

Esto nos demuestra que para la mayoría de los equipos en este siglo XXI que tienen la ventaja de jugar en casa en la postemporada, tienen también un mejor porcentaje de ganar en comparación a la temporada regular.

Y este porcentaje se extiende aún más a medida que avanza la postemprada:

(Porcentaje de victorias de equipos locales por rondas de postemporada del 2002 al 2014: Comodín – Ronda divisional – Ronda de campeonato)

En rondas divisionales y de campeonato, la ventaja de localía le otorga al equipo un 65,4% de posibilidades de seguir avanzando, un aumento de más de 8% en relación a la temporada regular.

De esto podemos deducir que, históricamente, cuanto mejor sea el récord y posición final de un equipo en la conferencia, más probabilidades tiene de seguir avanzando gracias a la ventaja de localía, de allí la importancia de que los Cowboys sigan sumando victorias y no dejar que un inicio 3-0 le suba los humos a la cabeza a los jugadores.