Inicio Noticias ¿Las imprudencias en equipos especiales y el manejo del reloj podrían costarle...

¿Las imprudencias en equipos especiales y el manejo del reloj podrían costarle el cargo a Mike McCarthy?

1953
2

Aunque los Cowboys lograron vencer a los Chargers por 20-17 el pasado domingo, el cuerpo técnico del equipo vaquero salió mal parado del encuentro. Las críticas no han cesado, especialmente en dos puntos clave: la mala jugada de equipos especiales en la primera mitad, y el mal manejo del reloj al final del encuentro. Y ambos puntos, a fin de cuentas, dejan muy señalado al entrenador en jefe Mike McCarthy.

El más criticado tras el juego ha sido John Fassel, coordinador de equipos especiales. Su mala decisión en la primera mitad pudo costarle el encuentro a los Cowboys. Para refrescar la memoria, repasemos lo ocurrido el domingo.

En el segundo cuarto, los Chargers estaban en situación en 4ta y 20, en su yarda 46 y con dos minutos en el reloj. Esto daba tiempo suficiente a los Cowboys para tratar de tomar ventaja en el marcador. Sin embargo, Fassel llamó a bloquear el despeje rival. La jugada terminó en falta de Azur Kamara, penalización de 15 yardas y 1er down para Los Ángeles. Por fortuna, la serie ofensiva terminó en un gol de campo fallido de los Chargers.

Sin embargo, Fassel empeoró las cosas después del encuentro. Este lunes, el coach de equipos especiales explicó en una rueda de prensa por qué tomo esa decisión. Y la respuesta que dio Fassel levantó una ola de críticas de parte de reporteros y especialistas.

“Pienso que los fanáticos de los Cowboys no son del tipo que les gusta jugar a lo seguro”, dijo Fassel a los medios. “Iba a darles lo que ellos querían, ir por el rival apresurando el despeje. Así que espero que estén felices con eso. Fuimos por el punter. Ese es el tipo de pensamiento dentro del juego: ir por el balón. Pero no estoy seguro que realmente cometiéramos falta sobre el punter.”

De algo podemos estar seguros: los fanáticos de los Cowboys no estuvieron nada contentos con esa decisión. Incluso Jerry Jones, dueño y gerente general del equipo vaquero, tampoco se mostró de acuerdo con el riesgo innecesario que tomó Fassel.

“Yo soy un poco más conservador”, dijo Jones este martes en 105.3 The Fan. “Pienso que las malas jugadas en las patadas de despeje son el equivalente a los cambios de posesión. Realmente me gusta tener cuidado a la hora de tomar ese tipo de riesgos”.

Es cierto que los equipos especiales de Dallas mejoraron muchísimo desde la llegada de John Fassel. Según el ranking que el columnista Rick Gosselin hace tras cada temporada, los equipos especiales de Dallas ocuparon el puesto #31 de la NFL en 2019. Luego, ya con Fassel al mando, pasaron a ocupar el puesto #11 en 2020. Aparte, Fassel se lució con jugadas como la “patada de sandía” contra los Falcons y la devolución de despeje contra los Steelers.

Sin embargo, las imprudencias de Fassel están comenzando a sobrepasar sus virtudes. Su peor llamada el año pasado fue el falso despeje contra Washington en el juego de Acción de Gracias. Esto era innecesario, ya que los Cowboys perdían por 20 a 16 y se encontraban aún en su propio campo. Sin embargo, esta jugada fallida dejó al rival en buena posición para incrementar la ventaja. El resultado final: derrota de Dallas por 41 – 16.

De hecho, la del domingo es la segunda imprudencia de Fassel en lo que va de temporada. Al final del segundo cuarto contra Tampa Bay, Fassel optó por un arriesgado intento de gol de campo de 60 yardas. Un error de Zuerlein, quien ya había fallado esa noche, dejaría a los Bucs en buena posición para ampliar la ventaja. Efectivamente fue así, y Tom Brady casi capitaliza esta falla con un “Hail Mary” interceptado por Jourdan Lewis en las diagonales.

Aunque estas decisiones arriesgadas son tomadas por John Fassel, el entrenador en jefe Mike McCarthy termina siendo responsable por permitirlas. Sin embargo, McCarthy también tuvo un fallo contra los Chargers que no le salva de las críticas.

McCarthy, Moore y el mal manejo del reloj

Otra situación muy criticada del juego del domingo fue el mal manejo del reloj por parte del cuerpo técnico de Dallas. Al final del encuentro, los Cowboys buscaban tener una buena posición para patear un gol de campo que les diera la victoria. Sin embargo, el coordinador ofensivo Kellen Moore y el entrenador Mike McCarthy dejaron pasar el reloj de forma inexplicable sin llamar ninguna jugada.

Esto puso a Dallas en riesgo de fallar el intento de gol de campo a 56 yardas de distancia. Sin embargo, Greg Zuerlein logró anotar, y el equipo logró la victoria. Sin embargo, la explicación de este mal manejo del reloj no fue muy convincente.

Según se pudo conocer, Mike McCarthy se estaba guiando por el reloj ubicado en la pantalla gigante del SoFi Stadium. Sin embargo, el head coach indicó que la pantalla se puso negra y eso le hizo perder la noción del tiempo restante. Kellen Moore se estaba guiando por otro reloj, pero la vista le fue obstruida por un camarógrafo en el SoFi Stadium. Esto hizo que el cuerpo técnico no llamara otra jugada y decidiera agotar el reloj.

Sin embargo, reporteros presentes en el estadio indican que esto fue una pobre excusa de parte de McCarthy. El SoFi Stadium tenía otros relojes hacia dónde mirar. Incluso los fanáticos vaqueros presentes estaban al tanto del tiempo y gritaron al ver cómo el equipo dejó agotar el reloj incomprensiblemente.

¿Las malas decisiones de McCarthy podrían costarle el cargo?

Con los errores y descuidos que cometió el cuerpo técnico el pasado domingo, puede decirse que los Cowboys corrieron con suerte. Esto, en buena parte, debido también a que los Chargers no pudieron capitalizar las fallas vaqueras y que también cometieron muchas infracciones. Sin embargo, esto no salva de la quema a Mike McCarthy, quien es blanco de críticas por segundo juego consecutivo.

Recordemos que, tras el juego de semana 1 contra Tampa Bay, el entrenador vaquero también fue muy criticado. Ese día, McCarthy hubo hasta dos ocasiones de 4ta oportunidad donde fue muy pasivo. De haber ido por ellas, Dallas se habría llevado la victoria en el juego inaugural. Y ni hablar de la mencionada decisión de ir por el gol de campo de 60 yardas tras los fallos que ya había tenido Greg Zuerlein.

Pero eso no es todo. La permisividad ante las jugadas arriesgadas de John Fassel también pone en tela de juicio a McCarthy. El head coach tiene que minimizar esos riesgos sin necesidad que toma el coordinador de equipos especiales. De no hacerlo, esto podría terminar costándole los puestos a ambos entrenadores.

Es cierto que la temporada 2021 apenas está entrando a su semana 3, y que muchas cosas aún pueden pasar. Sin embargo, este arranque errático de Mike McCarthy y John Fassel deja muchas dudas. Esperemos que fallos como los ocurridos contra los Chargers no se repitan, y que las excusas tan pobres no sean algo recurrente en el cuerpo técnico de Dallas.

2 COMENTARIOS

  1. El peor análisis de un juego de esta pagina en todo lo que llevo siguiendola.
    Gracias al “conservadorsito” del Sr. Jones llevamos años sin un Campeonato. Y ahora que los entrenadores empiezan a tener agallas se les critica. Prefiero que pierdan arriesgando. Ahora toco ganar y no fue cosa de suerte.

    • ¡Hola Salvador!

      Respecto a las jugadas arriesgadas de John Fassel que se mencionan acá, hay un consenso general entre muchos analistas y reporteros (especialmente en Estados Unidos) opinando que fueron malas decisiones y riesgos necesarios.

      No se trata del simple hecho de arriesgarse o no: hay que analizar el contexto de la jugada en cuestión.

      De nuevo, hay consenso en los medios, así que si buscas noticias en inglés verás opiniones de ese mismo lado.

      Y hay que estar claro en algo: si Dallas hubiera perdido por tomar riesgos, habría críticas igual. Pero lo más prudente es analizar la situación en contexto 😉

      ¡Gracias por tu comentario! Saludos 😄

Comments are closed.