Inicio Noticias DeMarcus Lawrence y el resto de la línea defensiva vaquera llegan con...

DeMarcus Lawrence y el resto de la línea defensiva vaquera llegan con altas expectativas a la próxima temporada

1588
0
DeMarcus Lawrence
(Photo credit: Tim Heitman-USA TODAY Sports)

La temporada pasada muchos estarían de acuerdo al decir que el punto más alto de el equipo fue la defensiva; razón por la cual no se espera menos de ella para la temporada entrante que además de contar con la mayoría de los integrantes del año pasado, contará con un par de adiciones muy interesantes como Robert Quinn y Kerry Hyder.

Existían dudas con respecto a la disponibilidad de un par de sus jugadores defensivos estrellas que pasaron por el quirófano durante la temporada baja como fueron DeMarcus Lawrence (hombro) y Byron Jones (cadera), pero esas dudas han sido disipadas debido a que ambos ya fueron activados de la lista PUP al igual que Tyrone Crawford. Los tres ya se encuentran formando parte de las prácticas de equipo después de mucho tiempo.

Con todos sus jugadores disponibles para el inicio de temporada, la línea defensiva de los Cowboys liderada por D-Law tiene un objetivo muy alto, y es ser mejores que el año pasado.

“Este es un juego difícil, y requiere mucha concentración. Se necesita exigir mucho a tu cuerpo para poder jugar en el sistema de Rod (Marinelli)”, dijo Lawrence. “Exige mucho de ti, así que no, no me siento como si estuviese al máximo. Pero estoy seguro de que seguiré trabajando hasta que llegue allí”.

Cuando fue preguntado si el hecho de jugar al lado de jugadores defensivos tan buenos como Tyrone Crawford, Maliek Collins, Leighton Vander Esch, Jaylon Smith, entre otros, le quitaba cierta “presión” de encima, este respondió:

“No quiero que me quiten la presión de encima. No me están pagando por nada. Que mantengan la presión. Voy a seguir dándolo todo.”

Buenas noticias para los Cowboys quienes esperan una retribución tras otorgarle a su líder en capturas de la temporada pasada una gran extensión de contrato por 5 años y $105 millones de dólares ($65M garantizados).