Inicio Noticias Cinco claves del Chargers – Cowboys de la semana 2

Cinco claves del Chargers – Cowboys de la semana 2

841
0

Dallas inició la temporada con una derrota en los últimos segundos visitando a Tampa Bay. El rendimiento fue de todas maneras bastante esperanzador. Sin embargo, todo ese envión se frenó con lo sucedido desde aquel jueves hasta aquí. Habrá varias bajas importantes que podrían perjudicar demasiado a los Cowboys. Para este duelo se destacan emparejamientos que serán vitales para ver quién se queda con el triunfo en el SoFi Stadium de Los Angeles.

Joey Bosa vs. Terence Steele

El equipo va a llegar hasta donde la ofensiva pueda llevarlo. Eso está claro. La defensiva deberá aportar algo de solidez, pero Dallas posiblemente necesite que su ataque consiga 30 puntos en casi todos los juegos. Por esa razón, el choque entre el edge rusher estelar de los Chargers y el liniero ofensivo de los Cowboys es el más relevante de todos.

Bosa es un pass rusher capaz de superar a cualquier tackle. Sea alguien de gran calibre como Tyron Smith o no, encontrará cómo presionar al quarterback rival. Aunque no hace falta pensar demasiado para entender que seguramente estará alineado con más asiduidad del lado de Steele para explotar la ventaja que posee allí.

La suspensión de La’el Collins fue la baja más irremplazable de todas porque la diferencia que hay con el suplente es muy amplia. Steele estuvo desde el comienzo en 14 ocasiones el año pasado, por lo que debería estar en mejores condiciones de completar una actuación aceptable. Será clave no dejarlo aislado con Bosa para evitar que Dak Prescott sea golpeado.

Trevon Diggs vs. Keenan Allen

En este caso la competencia es mucho más pareja, pero con un visible favorito. El receptor abierto tiene las herramientas necesarias para hacerlo ver mal al esquinero. Allen es un wide receiver de elite que no recibe el reconocimiento general que merece. Su habilidad para correr rutas es sencillamente excelente y eso podría complicar mucho a Diggs.

Lo que le da mayor importancia a este emparejamiento es el valor que tiene el WR para la ofensiva. Allen es indudablemente el objetivo preferido de Justin Herbert. En el primer juego completó nueve pases sobre 13 targets para 100 yardas. A su vez, es la opción principal en los instantes decisivos. Si Diggs lograr contenerlo podría alterar mucho los planes de Los Angeles.

Micah Parsons

El novato va a ser clave en cada juego. La defensiva carece de play-makers y el linebacker tiene un potencial enorme en esa categoría. Sin embargo, en las próximas semanas su rol deberá verse expandido por la reciente lesión de Lawrence. Dallas se quedó sin su pass rusher principal hasta noviembre y Randy Gregory también podría perderse este encuentro por coronavirus.

La actuación de la unidad en la presión al pasador debe dar un giro. Tom Brady lanzó con tranquilidad en toda la noche y deshizo a la defensiva secundaria. Herbert no tiene la lectura o las armas de Brady, pero tiene el talento suficiente para dañar a sus rivales si le dan tiempo. Por la baja de Tank será esencial que Parsons utilice su velocidad para causarle problemas al QB.

Los safeties

Dallas deberá prestar especial atención al ataque aéreo de los Chargers. Herbert es un mariscal de campo con un brazo prodigioso capaz de lanzar envíos profundos con precisión. Si bien puede cometer errores como ante Washington, no es tan común verlo tomar decisiones que resultan difíciles de entender.

Surgen entonces los safeties como decisivos para limitar las jugadas grandes que suele realizar el QB. Ayudar a Diggs en la cobertura de Allen será una tarea fundamental, pero también no permitir avances considerables como ocurrió en la anotación de Antonio Brown. Jalen Guyton es un velocista que no pueden perder de vista en las trayectorias profundas.

Blake Jarwin y Dalton Schultz

Las alas cerradas deben tener la capacidad de combinar buenas manos para recibir el balón y un gran físico para bloquear. Aunque para este tiempo en el que Collins no podrá ser el tackle derecho del equipo, su enfoque posiblemente se oriente a ayudar en la protección de Prescott. En esa faceta Jarwin debe evolucionar lo antes posible.

El tight end está regresando de una rotura de ligamentos cruzados. Es normal que algunas cuestiones le tomen tiempo, pero bloquear muchas veces depende más de la actitud o de la colocación que de una habilidad muy pulida. En TB Jarwin fue el responsable de que los Cowboys no puedan anotar en un pitch a Ezekiel Elliott y eso no se puede repetir protegiendo a Dak.