Inicio Noticias CeeDee Lamb debe corregir una falla recurrente para no perjudicar a Dallas

CeeDee Lamb debe corregir una falla recurrente para no perjudicar a Dallas

4184
0

El juego ante los Giants demostró de nuevo que la ofensiva de los Cowboys tiene cosas por corregir. Sin embargo, algo que fue muy notorio fue el problema de CeeDee Lamb con los pases caídos. De hecho, es un problema que viene arrastrando desde su año de novato con Dallas.

Contra Nueva York el receptor dejó caer tres pases, de los cuales algunos eran atrapadas aseguradas. Esta fue una de las peores actuaciones de Lamb en esta temporada. Y eso él mismo lo reconoció en sus declaraciones después del partido.

“Siendo honesto, jugué terrible”, dijo Lamb el pasado domingo. “Siento que pude haber jugado mejor. Tuve tres pases caídos, algo así. Me siento como si pudiera haber jugado mejor”.

Con esto, CeeDee Lamb llegó a 8 pases caídos en lo que va de temporada. Actualmente, el #88 está empatado en el cuarto lugar de esa estadística en la liga. Dicho apartado lo lideran el novato Ja’Marr Chase (Bengals) con 11 pases caídos, seguido por Travis Kelce (Chiefs) y Deebo Samuel (49ers) con 10 cada uno.

Pero eso no es todo. Lamb está cerca de empatar su marca de nueve pases caídos en 2020, año en que tuvo una tasa de 7.2% en ese apartado. Esto es algo que marcó la temporada de novato de Lamb, aunque algunos analistas atribuían esto a su proceso de adaptación a la NFL.

Según datos de Pro Football Reference, el porcentaje de pases caídos de CeeDee Lamb en lo que va de temporada es de 7.3%. Sin embargo, eso le pone a la par de algunos de los mejores receptores de la NFL. Esto, al menos, en los jugadores que han sido objetivo de 100 pases o más en esta campaña.

Tomando en cuenta esas cifras, Lamb tiene un menor porcentaje de pases caídos que Ja’Marr Chase (Bengals, 10.8%). Mientras, otros cuatro mariscales que han sido objetivo de 100 o más pases tienen una tasa menor que Lamb: Cooper Kupp (Rams, 5.3%), Terry McLaurin (Washington, 4.7%), Keenan Allen (Chargers, 4.5%) y Justin Jefferson (Vikings, 3.6%).

Dejando de lado los pases caídos, CeeDee Lamb ha tenido un buen segundo año en Dallas. En lo que va de campaña, el receptor ha logrado 70 recepciones para 940 yardas y seis touchdowns, además de 8 acarreos para 72 yardas más. Con esto, Lamb ha prácticamente superado los registros de su año de novato.

Sin embargo, el problema con los pases caídos no deja de inquietar. De hecho, la mayor preocupación es que estos fallos puedan costarle victorias clave a Dallas en próximos encuentros. En especial ahora, que el equipo vaquero volverá a los playoffs por primera vez desde la temporada 2018.

De hecho, Lamb ya tiene un antecedente. En el último juego de la temporada 2020 ante los Giants, los Cowboys tenían en juego sus chances matemáticas de aún llegar a los playoffs. Con Dallas perdiendo 23 – 19, Lamb dejó caer un pase de Andy Dalton que pudo adelantar a Dallas al final del encuentro. Para mayor infortunio, Dalton fue interceptado en la jugada siguiente y esto puso fin a las esperanzas vaqueras de clasificar a postemporada.

Ahora, preocupa que Lamb pueda volver a tener este problema en postemporada y que le cueste un juego a los Cowboys. Recordemos además que el juego del domingo contra los Giants no ha sido este año donde el #88 no ha estado a su mejor nivel. Contra Tampa Bay, en la semana 1, Lamb tampoco tuvo un buen desempeño a la hora de recibir pases.

Sin duda, los pases caídos son un aspecto que CeeDee Lamb tiene que corregir en su juego. Por el momento, lo importante es que esto no ocurra en juegos importantes. Y si llega a suceder, esperemos que no termine perjudicando al equipo.