Inicio Noticias Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la defensiva para frenar a...

Análisis del próximo rival: ¿Qué debería hacer la defensiva para frenar a los Eagles?

3133
0

La unidad más débil tuvo desafíos muy difíciles en este inicio. Visitar a los Buccaneers y a los Chargers presentó una tarea complicada por el poderío de sendas ofensivas. Sin embargo, la seguidilla de tres juegos que llegará ahora le da cierto respiro en cuanto al talento que estará enfrente. Si bien la defensiva tiene que mejorar muchísimo, las amenazas que habrá del lado de Philadelphia distan de las que poseen Tampa Bay y Los Angeles.

Jalen Hurts y línea ofensiva vs. Línea defensiva

Por lo pronto, habrá un cambio rotundo en el estilo de quarterback para el que deberán realizar el planeamiento. Tom Brady y Justin Herbert son parte de ataques que están construidos para ir frecuentemente por aire. Sus brazos precisos son lo que les dan forma a esos equipos, pero algo muy distinto ocurre con los Eagles.

Hurts es el tipo de mariscal de campo corredor. Su característica fundamental radica en lo que puede hacer con sus piernas. Más allá de que el egresado de Oklahoma ya jugó frente a los Cowboys en 2020, esto representará una modificación a la costumbre de los años recientes de competir contra Carson Wentz.

Por esta razón la estrategia seguramente variará con respecto a los últimos dos juegos. Será importante la presión que ejerzan, aunque debe ser muy pensada. La mentalidad debe ser similar a cuando enfrente están Lamar Jackson o Kyler Murray. A pesar de que la diferencia de jerarquía con ellos es notoria, el estilo sirve como punto comparativo.

Lo que no puede ocurrir es un ataque desbocado de las alas defensivas. Sobre todo ese puesto es esencial para limitar las posibilidades de Hurts. Ante los pasadores de bolsillo es decisivo hacerlos mover. Sin embargo, en este caso lo mejor será contenerlo allí y obligarlo a lanzar. Teniendo en cuenta que no es un QB tan preciso con sus pases, eso podría dar muchos frutos.

La actuación de Micah Parsons ciertamente fue una nota alta del domingo. Colocar al novato como defensive end por las ausencias de DeMarcus Lawrence y Randy Gregory resultó ser una gran idea de Dan Quinn. Aprovechar su velocidad para presionar a Herbert generó buenas sensaciones, pero a su vez hay que considerar que enfrentó a un tackle derecho suplente.

Quizás el regreso de Gregory haga posible que el linebacker pueda distribuir sus snaps en varios alineaciones. Menos tiempo como DE podrían darle variantes al frente defensivo y brindarle mejores situaciones a Parsons de causar disrupción. Los Eagles tendrán a un rookie como Landon Dickerson de guardia derecho, por lo que ahí podría haber una opción en algún blitz.

Receptores abiertos vs. Backs defensivos

No habrá ningún Keenan Allen el próximo lunes por la noche. DeVonta Smith es un wide receiver con mucho futuro, pero Allen es de elite en la NFL hace varias temporadas. Eso representará un alivio para los esquineros. No habrá tampoco una segunda arma como Mike Williams atormentando a Anthony Brown.

Aunque el perímetro no tiene nada para confiarse demasiado porque en cobertura volvió a ser quemado fácilmente. Los Chargers lograron convertir terceras oportunidades con 11, 13 y 15 por avanzar ante la mirada de los backs defensivos. Las estadísticas ubican a Dallas como el segundo equipo que más yardas por aire permitió con 692.

El duelo de Trevon Diggs con Smith será muy interesante. Compartir entrenamientos en Alabama posiblemente les haya dado un conocimiento mutuo que buscarán explotar en cada envío. Lo que cada vez queda más claro es que Diggs es el cornerback principal. La asombrosa intercepción que logró fue una muestra de su agresividad cuando el balón está en el aire.

Además de Smith, Philadelphia no cuenta con tanto poder. Jalen Reagor fue una selección de primera ronda el año pasado, pero aún no despegó de acuerdo a lo esperado. Sin embargo, la velocidad de Reagor sí puede ser un problema en caso de fallar en las lecturas. Quez Watkins es un WR que hizo pagar a los 49era con una recepción de 91 yardas.

Una posición en la que los Eagles sí podrían ser peligrosos es con sus alas cerradas. La dupla Dallas Goedert-Zach Ertz le dan a la ofensiva una valiosa alternativa en personal 12. Sin embargo, ayer se confirmó que Ertz fue añadido a la lista reserva/covid y podría perderse el MNF. La presencia de ambos sería un dolor de cabeza para los linebackers.

Corredores vs. Defensiva terrestre

Philadelphia es un equipo que principalmente busca correr. Apenas van dos semanas de competencia, pero es para prestarle atención que sean superados únicamente por Baltimore en los rubros más relevantes. La ofensiva está demostrando bastante eficiencia para utilizar esa vía con sus 324 yardas obtenidas por tierra.

Mucho se debe al aporte de Hurts en que estén promediando 5.4 yardas por intento. El QB es incluso el líder con 144 yardas y una anotación. Pero no hay que olvidarse de su versátil running back. Miles Sanders acumula una cifra discreta de 129, aunque es una pieza vital de la ofensiva en las dos facetas del juego.

Esa flexibilidad para contribuir también por aire debe ser la preocupación a destacar. La falta de velocidad de los linebackers puede ser un punto que los Eagles busquen aprovechar. Parsons como edge rusher es algo que liberaría el camino para el RB dependiendo de quién lo cubra. Ahí deben estar muy atentos los jugadores para leer bien los emparejamientos.