Inicio Noticias Los Cowboys toman medidas para mantener las bajas por COVID-19 al mínimo

Los Cowboys toman medidas para mantener las bajas por COVID-19 al mínimo

558
0

Ahora más que nunca, la pandemia de COVID-19 ha estado afectando a la NFL en general. En las últimas dos semanas se ha visto un serio incremento de los casos en los equipos, tanto en jugadores como en entrenadores y asistentes. Incluso, esto ya produjo el cambio de fecha de tres encuentros de la semana 15. Ante esta situación, los Cowboys están buscando la manera de que este repunte del virus no afecte tanto al equipo.

En estos momentos, el equipo vaquero es uno de los menos afectados por el virus en toda la liga. Dallas solo tiene a dos jugadores dentro del protocolo de COVID-19 actualmente: los tackles defensivos Osa Odighizuwa y Trysten Hill. A ellos se le sumó Matt Daniels, coach asistente de equipos especiales, quien dio positivo en una prueba este lunes.

Ante la baja tasa actual de contagios con respecto al resto de la liga, el equipo vaquero decidió tomar medidas para mantener las bajas por COVID-19 al mínimo. Por los momentos, todas las reuniones de equipo serán de forma virtual, mientras que el acceso al área de pesas en las instalaciones del equipo en Frisco será limitado. Así, el contacto entre jugadores y cuerpo técnico será reducido. Por otro lado, las prácticas se llevarán a cabo con normalidad.

Esta es una estrategia que ya le había funcionado a los Cowboys en la temporada 2020. Aparte, el equipo vaquero cuenta con instalaciones espaciosas y aptas para implementar los protocolos necesarios para reducir la tasa de contagios. Y esto, sin duda, será clave en este momento.

Lo principal que quiere evitar Dallas es una situación como la que están viviendo otros equipos. Tal es el caso de Los Ángeles Rams, quienes el pasado jueves llegaron a tener hasta 25 jugadores en la lista de COVID-19. El Washington Football Team también ha tenido varias bajas importantes, entre ellas las de los mariscales Taylor Heinicke y Kyle Allen. Y esto por sólo mencionar algunos equipos.

Así mismo, la gran cantidad de bajas por el virus en algunos equipos obligó a la NFL a reprogramar tres encuentros de la semana 15. Tal fue el caso del Browns – Raiders previsto para el sábado y que se jugó ayer lunes. Así mismo, este martes tendrán lugar dos encuentros que se iban a jugar el pasado domingo: Eagles – Washington y Rams – Seahawks.

Por ello, la prioridad actual del equipo vaquero es evitar un brote masivo que comprometa al equipo en este tramo final de la campaña. De momento, las bajas de Washington y el poco descanso que tendrán podrían ser ventajas para Dallas para el duelo entre ambos este domingo por la noche. Por supuesto, se espera que este juego no sea reprogramado.

Se esperan cambios en el reglamento y los protocolos

Por otra parte, el alto número de casos de COVID-19 en los últimos días obligó a la NFL a tomar algunas medidas especiales. A finales de la semana pasada se reportó que tanto la liga como la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA) incluirán nuevos protocolos de seguridad con respecto al virus y a la variante Omicron.

Entre los cambios se prevé implementar un cambio de estrategia para los test del virus, además de mayor flexibilidad para que los jugadores puedan reunirse de forma virtual. En los próximos días podrían ocurrir más cambios, entre ellos la posible reducción de la cantidad de días para que un jugador salga del protocolo y se reincorpore a su equipo.

De momento, esperemos que las medidas implementadas por los Cowboys les permitan mantener las bajas por COVID-19 al mínimo. Es cierto que el equipo ya tuvo un brote importante a finales del mes de noviembre. Sin embargo, Dallas tiene las posibilidades de tener un buen manejo de la situación. Y eso puede suponer una ventaja, en especial cuando las bajas por el virus pueden influir seriamente en el tramo final de la campaña regular.