Inicio Noticias La mayoría de los titulares de Dallas están saludables, y esto será...

La mayoría de los titulares de Dallas están saludables, y esto será clave en los próximos juegos

1954
0

Algo que ha marcado esta temporada de los Cowboys es el hecho de no poder contar al 100% con sus jugadores titulares. De hecho, esto es algo que ha caracterizado la etapa de Mike McCarthy al frente del equipo. Sin embargo, la situación parece que cambiará este domingo. Y esto ocurrirá en un muy buen momento.

Contra Washington, se espera que Dallas recupere al tackle defensivo Neville Gallimore y al ala defensiva Randy Gregory. Este sería el debut de la temporada para Gallimore, quien ha estado de baja desde la pretemporada debido a una lesión de codo. Mientras, Gregory vuelve tras perderse cuatro juegos a causa de una lesión de pantorrilla.

Con estos regresos, sumados al de DeMarcus Lawrence la semana pasada, los Cowboys tendrían al completo a su línea defensiva titular este fin de semana. Aparte, el equipo vaquero también tendrá de regreso al tackle defensivo Trysten Hill. Recordemos que Hill fue suspendido por un encuentro luego de agredir a un rival tras el final del Cowboys vs. Raiders en la semana 12.

Por supuesto, la ofensiva también suma buenas noticias. Ante los Saints fuimos testigos de los regresos de los receptores Amari Cooper y CeeDee Lamb, ausentes ambos en semana 12. Recordemos que Cooper estuvo de baja por COVID-19, mientras que Lamb se estaba recuperando de una conmoción cerebral sufrida contra los Chiefs. De hecho, estas ausencias fueron muy notorias en el juego de Acción de Gracias contra los Raiders.

Desde la semana 1, los Cowboys no habían vuelto a contar con la mayoría de sus titulares en buenas condiciones de salud. En ese encuentro, las únicas ausencias fueron las de Gallimore y la del guardia Zack Martin (por COVID-19). Desde entonces, varios jugadores vaqueros han sido baja por diferentes lesiones. Incluso, hubo algunas bajas por otras razones, tales como suspensiones y casos positivos de COVID-19.

Ahora, entrando al tramo final de la temporada regular, Dallas tiene pocos jugadores titulares entre sus reportes de lesionados. Según el reporte de este jueves, las únicas preocupaciones tienen que ver con los corredores Ezekiel Elliott y Tony Pollard. Y aunque el apoyador Micah Parsons apareció en dicho reporte por una lesión de cadera, esta parece que no es motivo de alarma.

Aparte de ellos, otras presencias en el reporte son las del receptor Cedrick Wilson y el ala cerrada Sean McKeon, quienes son respaldos en sus posiciones. Ambos estuvieron limitados en las prácticas del jueves, y su estatus de cara al domingo está por definir. Mientras, el receptor de respaldo Noah Brown fue incluido en la reserva de lesionados debido a una lesión en la ingle. Esto implica que Brown estará fuera de acción por tres semanas como mínimo.

Ahora bien, el hecho de que los titulares estén saludables y disponibles para jugar desde el inicio no implica que lo hagan a su mejor nivel. Un claro ejemplo es el corredor Ezekiel Elliott. Aunque viene arrastrando una contusión ósea en su rodilla, Zeke ha participado por completo en los entrenamientos y ha tenido el visto bueno del cuerpo médico del equipo. Sin embargo, su desempeño contra los Saints dejó mucho que desear.

Otro jugador saludable que también ha sido criticado por su rendimiento es Dak Prescott. El mariscal de Dallas no ha sido tan decisivo como se espera desde que volvió de la lesión de pantorrilla que le aparto de la acción en la semana 8. Sin embargo, se espera que estos días extra de descanso antes del juego del domingo le haya venido bien al equipo. Especialmente a los jugadores que necesitan recuperar su mejor versión.

De cualquier manera, el hecho de tener saludables y disponibles a casi todos sus jugadores titulares sigue siendo una buena noticia para los Cowboys. Y más ahora, que la temporada regular está en su etapa final. El equipo vaquero espera tener un buen cierre de año, capitalizando el título de la división Este de la Conferencia Nacional lo antes posible. Además, contar con sus mejores piezas en este punto de la temporada es un lujo que no muchos equipos pueden darse.