Inicio Noticias La baja producción de Ezekiel Elliott contra los Bucs está justificada: fue...

La baja producción de Ezekiel Elliott contra los Bucs está justificada: fue por decisión técnica

5705
0

La derrota por 31 – 29 de Dallas contra Tampa Bay el pasado jueves dejó a varios señalados en el equipo vaquero: Greg Zuerlein, CeeDee Lamb, el entrenador Mike McCarthy, e incluso el coach de equipos especiales John Fassel. Sin embargo, alguien que ha sido señalado injustamente por algunos fanáticos y reporteros es el corredor Ezekiel Elliott.

¿Por qué injustamente? Es cierto que, contra los Bucs, Elliott apenas tuvo 11 acarreos para 33 yardas, además de dos recepciones para 6 yardas más. Sin embargo, la poca incidencia del corredor en el ataque vaquero fue por decisión técnica. Y, tomando en consideración la defensa a la que enfrentaba Dallas, esa fue la decisión correcta.

Primero que nada, recordemos que la defensa terrestre de los Buccaneers fue la mejor de la NFL en 2020, permitiendo un promedio de 80.6 yardas por juego. Con todos los titulares volviendo este año, lo mínimo que se esperaba es que resultada muy complicado atacar por tierra a Tampa. Y, en efecto, así fue.

Sin embargo, el coordinador ofensivo Kellen Moore identificó de inmediato el punto débil de la defensa de los Bucs: sus backs defensivos. Por ello, pudo notarse en el juego como muchos de los ataques vaqueros fueron hacia el fondo del campo. De hecho, el eslabón más débil fue el esquinero Jamel Dean, quien falló en más de una ocasión permitiendo las anotaciones de Dallas.

Incluso, si detallamos más de cerca lo sucedido entre los Cowboys y los Buccaneers el jueves, ambos equipos tuvieron debilidades similares. Dallas también tuvo como punto débil el rendimiento de su línea secundaria. El eslabón más débil fue el esquinero Anthony Brown, quién quedó retratado al enfrentarse al receptor Antonio Brown.

Pero eso no es todo. Tampa Bay tampoco pudo hacer mucho atacando por tierra, pero esto se debió más al desempeño de sus corredores que por decisión técnica. De hecho, varios de los balones que Dallas recuperó vinieron de las manos de los corredores rivales.

Por lo tanto, el juego entre Dallas y Tampa se centró en atacar la línea secundaria de la defensa contraria. Este fue un encuentro muy cerrado donde los Cowboys tenían todo a su favor para ganarlo, pero terminaron perdiendo por los fallos puntuales de CeeDee Lamb y Greg Zuerlein. Esto, claro, sin olvidar la mala toma de decisiones del entrenador Mike McCarthy.

Por supuesto, extraña muchísimo que el coordinador ofensivo Kellen Moore haya decidido no “forzar” el ataque por tierra a través de Elliott. Esto es algo que se le vio hacer muchas veces en 2020, cuando los Cowboys tuvieron bajas en su línea ofensiva titular. Sin embargo, Moore tomó la decisión correcta, y usó a Zeke en otras funciones.

Ezekiel Elliott tuvo un papel importante, pero menos “deslumbrante”

Algo que siempre se espera de corredores como Ezekiel Elliott es que se abran paso entre los bloqueadores rivales y tengan ganancia de múltiples yardas. Sin embargo, la dura defensa terrestre de Tampa y la ausencia del guardia Zack Martin no invitaban a ello. Sin embargo, Elliott tuvo otros roles durante el juego del jueves que fueron menos deslumbrantes, pero muy importantes para el equipo.

En más de una jugada se vio a Zeke como bloqueador, obstruyendo a los defensores de los Buccaneers para proteger al mariscal Dak Prescott. Aparte, en un acarreo de corto yardaje, Elliott fungió también como fullback abriéndose paso entre el muro defensivo rival para conseguir el 1er down. De esta manera, el cuerpo técnico aprovechó las habilidades de su running back estrella al máximo.

Es cierto que las estadísticas que más valen para los corredores tienen que ver con acarreos, recepciones y touchdowns. Pero recordemos: atacar por tierra contra los Buccaneers iba a ser una pérdida de tiempo. Así lo entendió el cuerpo técnico, además que Elliott no fue el único “perjudicado” por este enfoque. De hecho, Tony Pollard también tuvo una producción limitada: tres acarreos para 14 yardas, además de cuatro recepciones para 29 yardas más.

Tras el gran estado de forma mostrado por Ezekiel Elliott durante la temporada baja y el campamento, muchos esperaban una actuación demoledora contra Tampa Bay. Pero no usarlo “a la fuerza” ante una defensa terrestre férrea fue la mejor decisión. Además, la temporada apenas está comenzando, así que Elliott tendrá muchas oportunidades para probar su valía. Y, quizás, recuperar el título de campeón de corridas de la NFL.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí