Inicio Noticias Cinco aspectos que los Cowboys deben mejorar si quieren llegar lejos esta...

Cinco aspectos que los Cowboys deben mejorar si quieren llegar lejos esta temporada

2185
1

Tras el desempeño mostrado en los últimos juegos, está claro que los Cowboys no están pasando por un buen momento. En varias facetas del juego, el equipo vaquero está lejos de la versión mostrada en la primera parte de la campaña, en especial durante su racha de seis victorias seguidas. Ahora, Dallas ha pasado de ser un claro candidato al Super Bowl a poner en riesgo su liderato divisional de cara a los playoffs.

Es cierto que los Cowboys aún tienen ventaja sobre el Washington Football Team, su actual perseguidor en la NFC Este. Sin embargo, el nivel actual de juego de Dallas en varias facetas del juego no invita al optimismo. Aparte, en sus últimos cinco encuentros de esta temporada, los vaqueros tendrán cuatro duelos divisionales. Dos de ellos, justamente, contra Washington. Y esto puede complicarle la vida a los dirigidos por Mike McCarthy.

Sin embargo, esta situación se puede arreglar. El equipo vaquero aún tiene la posibilidad de corregir la marcha y volver a su mejor versión. Y así, plantarse como un rival duro de cara a la postemporada. Para ello, los Cowboys tienen mejorar algunos aspectos en particular:

#1 – Dak Prescott debe salir de su mala racha

La principal causa del bache en el que está Dallas se debe a su rendimiento ofensivo. Y buena parte de ello, a su vez, se debe al nivel actual de Dak Prescott.

Después de la lesión de pantorrilla que le apartó de la acción en la semana 8, el mariscal de los Cowboys no ha sido el mismo. En la semana 9 contra Denver esto se podía atribuir a su falta de ritmo tras la lesión, y era entendible. Sin embargo, en los últimos encuentros Prescott no ha sido tan decisivo como se espera de un QB de su estatus.

Por supuesto, hay otros factores que han afectado el rendimiento de Prescott en los últimos encuentros: los cambios e irregularidad en la línea ofensiva, las bajas puntuales de Amari Cooper y CeeDee Lamb, la falta de sintonía con los receptores de respaldo, entre otros. Y aunque las estadísticas de Dak en juegos como el de semana 12 contra los Raiders no parecieran dar signos de problemas, hay que ver más allá de los números.

Lo cierto es que Dak Prescott se ha visto muy impreciso en los últimos encuentros. No ha conectado bien con sus objetivos a la hora de los pases, y esto le ha pesado a Dallas. Esto fue notorio contra los Saints el pasado jueves. Aquí, el acarreo de 58 yardas de Tony Pollard y la devolución tras intercepción de Carlos Watkins influyeron más en el resultado final que el juego de pases liderado por el mariscal vaquero.

Este, sin duda, es uno de los principales problemas que debe resolver Dallas. Si Prescott vuelve a estar a su mejor nivel en el tramo final de la temporada, los Cowboys podrían volver a erigirse como firmes contendores en los playoffs.

#2 – El juego terrestre de Dallas debe mejorar

Otro aspecto ofensivo en el que Dallas no ha estado bien es el juego terrestre. Es cierto que los últimos rivales que han enfrentado los vaqueros han impedido establecer el ataque por esta vía. Y bastante que lo ha intentado el coordinador ofensivo Kellen Moore, quien incluso ha sido criticado por intentar en exceso correr el balón sin tener éxito. Especialmente en situaciones de primer down.

Ahora bien, parte de este mal desempeño se debe al estado físico de Ezekiel Elliott. El corredor arrastra una lesión en la rodilla desde la semana 4, pero esta se ha hecho mucho más notoria en los últimos encuentros. Desde la semana 8, el mejor registro del corredor han sido las 51 yardas que logró ante los Broncos. De hecho, Tony Pollard ha tenido mejores registros en las pocas oportunidades que ha tenido. Y esto ha reavivado el debate sobre quién debe ser titular.

Por supuesto, Kellen Moore sabe que esta faceta en el ataque vaquero debe mejorar. Así lo dejó ver el coordinador defensivo de Dallas durante una conferencia de prensa este lunes. Incluso, Moore habló sobre la posibilidad de incorporar más carreras laterales en sus esquemas, esto tras lo logrado por Tony Pollard por esta vía contra los Chiefs y los Saints.

“Pienso que (las carreras laterales) están más en la categoría secundaria o auxiliar”, dijo Moore ante los medios. “Si las haces muy seguido, obviamente las defensas son muy rápidas en la NFL, así que eso supone un desafío. Han sido una gran herramienta para nosotros, así que seguiremos buscando vías para atacar por los laterales porque tenemos tipos habilidosos que pueden usar muy bien los espacios. Lo del jueves por la noche fue un gran ejemplo”.

Por supuesto, Kellen Moore tiene muchas cosas por descifrar y decidir para los próximos encuentros. Una de ellas tendrá que ver si le da más peso en el ataque terrestre a Tony Pollard. No obstante, quedará por ver también si los días extra de descanso le han venido bien a Ezekiel Elliott para mejorar su nivel actual.

#3 – Establecer regularidad en la línea ofensiva

Desde la semana 9, la línea ofensiva de los Cowboys no ha mantenido la continuidad que tuvo al comienzo de la campaña. La ausencia por lesión de Tyron Smith durante algunos encuentros, el regreso tras suspensión de La’el Collins, el problema de Connor Williams con las penalizaciones, la reciente baja por COVID-19 de Terence Steele… Todo esto ha llevado al cuerpo técnico a hacer cambios puntuales. Sin embargo, esto parece haber alterado la dinámica de la línea de cinco del ataque vaquero.

Ahora, puede que Dallas pueda recuperar la regularidad en esta línea. Tyron Smith ya está de regreso como tacleador izquierdo, y Connor McGovern está sustituyendo a Connor Williams como guardia por este lado. Ahora, la duda es ver quien será el tackle titular por la derecha: Terence Steele o La’el Collins. Sin embargo, puede que mantener una línea titular fija no sea la única cuestión.

En juegos puntuales de la temporada, los Cowboys tuvieron éxito usando a McGovern como liniero adicional. Actuando como fullback y pieza extra para bloquear, el joven guardia hizo un gran trabajo y esto le catapultó a la titularidad. Sin embargo, Dallas parece necesitar nuevamente a alguien que cumpla este rol. Quedará por ver si esta responsabilidad recae en Connor Williams, o bien, en La’el Collins.

Por supuesto, la línea ofensiva de Dallas también tiene que mejorar su rendimiento en la protección de pases y en los bloqueos para carreras. Sin esto, el ataque vaquero seguirá teniendo dificultades. A fin de cuentas, es una mejora conjunta la que debe mostrar la ofensiva vaquera en los próximos encuentros. Y más aún si se supone que esta es la unidad más potente de los Cowboys. Al menos en el papel, por los jugadores con los que cuenta.

#4 – La defensa debe ser más efectiva al taclear

Por supuesto, la defensiva de los Cowboys también tiene cosas que mejorar. Es cierto que la unidad dirigida por Dan Quinn ha logrado sostener al equipo en ciertos encuentros, y eso se notó claramente contra New Orleans el pasado jueves. Sin embargo, hay un punto crítico a mejorar. Y este tiene que ver con las tacleadas.

En algunas ocasiones, se ha visto que los defensivos de Dallas se enfocan más en tratar de generar un fumble que en detener al rival. Al no derribar al oponente con efectividad, una posible ganancia de pocas yardas se convierte en una gran jugada. Y el touchdown de Deonte Harris el pasado jueves fue un claro ejemplo de ello.

Por lo tanto, la defensa vaquera tiene que ser más efectiva a la hora de envolver y derribar al rival. Es cierto que los cambios de posesión son algo que hay que buscar, pero esto significa que haya que darle alas al equipo rival en el intento. Tan solo esperemos que Dan Quinn haya tomado nota de ese aspecto tras el juego contra New Orleans, y que inste a sus dirigidos a mejorar dicha faceta.

#5 – Greg Zuerlein debe ser más consistente

En cuanto a los equipos especiales de Dallas, todas las miradas apuntan a Greg Zuerlein. El pateador titular está dejando dudas sobre su rendimiento. Y no es para menos, ya que van dos juegos donde su falta de puntería técnicamente se tradujo en una derrota para Dallas. Ya ocurrió en la semana 1 contra los Buccaneers, y volvió a ocurrir en el juego de Acción de Gracias contra los Raiders en semana 12.

En lo que va de temporada, Zuerlein ha acertado 21 goles de campo en 26 intentos (80,8%). En cuanto a puntos extra, ha anotado 25 en 28 intentos (89.3%). Estos porcentajes están apenas dos puntos por debajo de los que tuvo en 2020 (82,9% en goles de campo y 89.3% en puntos extra). Sin embargo, el hecho de costarle puntos valiosos a Dallas en encuentros que perdió por un margen estrecho ponen al pateador en el punto de mira.

Es cierto que el porcentaje de goles de campo anotados por Zuerlein este año está muy por encima del 66,7% de Brett Maher en 2019. Desempeño que, recordemos, hizo que los Cowboys cambiaran de pateador al final de esa campaña. Ahora bien, Aunque “Greg The Leg” es un hombre de confianza del coordinador de equipos especiales John Fassel, debe ser más consistente. Esto si no quiere perder su puesto sin que haya finalizada la campaña.

Como podemos ver, la ofensiva no es la única unidad de los Cowboys que debe mejorar de cara al tramo final de la temporada. De cualquier manera, esperemos que los días extra de descanso tras el último juego le sirvan al equipo vaquero para rearmarse y tratar de volver a su mejor versión. Si esto ocurre, Dallas podría ganar el título divisional sin problemas, e incluso llegar lejos en la postemporada.

1 COMENTARIO

  1. No, estoy de acuerdo, han dejado de correr, la línea es pasar, tiene buenos receptores, la mayoría tiene más de 10 recepciones en lo que va de temporada, los últimos 5 partidos Dak promedia de 35 a 40 pases, y la defensiva a recuperado 19 valones en lo que va de temporada cuántos a capitalizado Dak? No hay mucho talento de ese lado pero se las han arreglado para mantener al equipo peleando

Comments are closed.