Inicio Noticias ¿Por qué los Cowboys necesitan a Dalton Schultz?

¿Por qué los Cowboys necesitan a Dalton Schultz?

1256
19

En el medio de los movimientos que han estado haciendo los Cowboys esta offseason, se pudo conocer el día martes que la organización le otorgó la etiqueta de franquicia al ala cerrada Dalton Schultz. La misma sería de un total de 10,9 millones de dólares, aunque hay algunos aspectos a evaluar sobre esto.

El primero de ellos es que la etiqueta ofrece una garantía para que el jugador que es agente libre (en este caso Schultz) pueda jugar sin problemas para los Cowboys en 2022 de una manera u otra. Igualmente, les da algo de maniobra a las oficinas para poder llegar a una extensión razonable. Los Vaqueros tendrán al menos hasta el 15 de julio para llegar a un acuerdo con Schultz. En el caso contrario, no pasa nada ya que el jugador podrá estar sin problemas en el roster.

Ahora bien, lo que hay que hablar claramente son las razones por las que los Cowboys han decidido otorgarle la etiqueta a Dalton. La primera de ellas claramente tiene que ver con la posición. Ya que el jugador terminó con 78 recepciones para 808 yardas y ocho anotaciones, promediando 10,4 yardas por acción. Estos números lo han ayudado mucho a superar con creces a Blake Jarwin, quien se esperaba fuera el estandarte en la posición.

En lo que respecta a Jarwin, lamentablemente su extensión por tres años en 2020 no ha rendido los frutos para el equipo. Durante la semana 1 de esa campaña ante los Rams se lesionó y no pudo jugar el resto del año. En su lugar, apareció Schultz en su tercer año como profesional. De pasar a ser un total desconocido, se convirtió en un referente ofensivo para el equipo. Y a pesar del récord de 6-10 de la primera etapa de Mike McCarthy como entrenador en jefe vaquero, Dalton se convirtió en una de las notas positivas. Logrando 63 recepciones para 615 yardas y cuatro anotaciones.

Ahora bien, el futuro de Jarwin sigue en el aire gracias a que se hizo una cirugía de cadera a finales de febrero. Un proceso quirúrgico que no es nada habitual para jugadores de fútbol americano. De hecho, se ve más en atletas de baloncesto y hockey. Por lo que hay que esperar a los resultados del procedimiento en Blake, ya que corre peligro inclusive su carrera profesional en la NFL.

Es cierto que Schultz quizás no tenga la capacidad mediática que tienen otros jugadores en el vestuario, como son los casos puntuales de DeMarcus Lawrence, Zeke Elliott o Dak Prescott. Pero la organización sabe muy bien el valor en el mercado que tiene el muchacho. Es complicado conseguir un ala cerrada con el nivel de Schultz y con tan solo 25 años, es un referente no solo en Dallas sino en toda la liga. Así que de perder la oportunidad, cualquier otro equipo se lo pudo haber quitado de las manos.

En sus dos últimas campañas, Schultz maneja excelentes números en general para un ala cerrada en toda la NFL. Es cuarto en recepciones con un total de 141, séptimo en producción de yardas con 1423 y sexto en lo que respecta a anotaciones. En resumen, es un jugador que explotó este último par de años y claramente la franquicia no lo iba a dejar ir. Mucho menos con el gran entendimiento que tiene con Dak Prescott en el campo de juego.

Ante todo esto, el paso lógico de los Cowboys es extender cuanto antes al tight end. Como ya se mencionó, al menos han ganado algo de tiempo con la etiqueta de franquicia. Si de aquí al 15 de julio no hay acuerdo, Schultz igual jugaría para el equipo de la estrella solitaria.

Sin embargo, todo parece indicar que la organización no tiene tanto apuro en firmar al ala cerrada lo más rápido posible. De acuerdo con diversas informaciones, en las oficinas no se han acercado a los representantes del jugador para llegar a un acuerdo. Claro está, la intención está allí, pero al parecer los Cowboys quieren ver como se desenvuelve el mercado de alas cerradas esta offseason.

Los Cowboys claramente están en un dilema ante tal situación. Porque de no activarse las negociaciones pronto, Dalton podría tranquilamente jugar con la etiqueta. Pero si en 2022 si producción se mantiene o inclusive mejora, el margen de negociación del jugador será más amplio y podrá decidir lo que le plazca. No hay que dejar a un lado que Dallas suele optar por acuerdos amistosos con sus jugadores. Pero si el atleta en cuestión no desea hacer eso, simplemente se va a marchar a un equipo que le pueda pagar mejor. Así es como funciona este negocio.

Por supuesto, hay otros detalles a tomar en cuenta como el asunto del tope salarial. Mucho se está hablando de la posible liberación de Amari Cooper. De tomar esta acción, el equipo de la estrella solitaria podría utilizar este dinero para extender a otros jugadores, entre ellos el mismo Schultz.

De cualquier manera, hay que esperar a los próximos días para ver las resoluciones que se tomarán en las oficinas de los Cowboys. Lo que si es seguro es que Schultz podría tener segura una campaña más en Dallas. Pero estaremos a la expectativa si terminan dándole una extensión al jugador por unos cuantos años o si esto se queda así.