Inicio NFL Draft: Divine Deablo, Perfil de Jugador

NFL Draft: Divine Deablo, Perfil de Jugador

Divine Deablo

Divine Deablo


Altura: 191cm
Peso: 102kg
Universidad: Universidad de Carolina del Sur
Posición: Safety
Biografía

Divine Deablo es un jugador de fútbol americano que se desempeña en la posición de profundo. Nació el 17 de agosto de 1998 en Winston-Salem, Carolina del Norte. Sin tener que ir muy lejos, el muchacho jugó en la secundaria Mount Tabor de la misma ciudad. 

Durante su estancia en la secundaria, Deablo se desempeñó como receptor abierto bajo el entrenador Laymarr Marshall. De hecho, se convirtió en un prospecto de cuatro estrellas de acuerdo con ESPN. Además, se consideró el noveno mejor jugador de todo el Estado de Carolina del Norte y el receptor número 22 del país. 

Esto haría que Divine obtuviera un montón de solicitudes de diferentes universidades del país. Como fueron los casos de Duke y Clemson, entre otras. Eventualmente, el joven iría a Virginia Tech a seguir su carrera como receptor

Video Profile

Carrera Universitaria

Una de las grandes cosas que suelen suceder para los jugadores de fútbol americano es que a veces hay que cambiar de posición para destacar mucho más en sus habilidades. Esto sería lo que sucedió con Deablo, quien tuvo que hacer la transición de receptor a profundo gracias a los resultados de su primer año en Virginia Tech. 

Si analizamos los números en su campaña como novato en 2016, cuenta con la particularidad en que participó en 14 encuentros en total. No obstante, tan solo capturó un pase de ocho yardas. Aparte de cuatro tackles y un balón suelto forzado.

Ya sería para su segunda campaña como jugador que cambiaría completamente a back defensivo, en donde jugaría como titular por tres campañas más. Sin embargo, perdió buena parte de la temporada gracias a una lesión contra los Old Dominion Monarchs. Con esto, tan solo participó en cuatro encuentros. Registrando cuatro tacleadas, tres pases defendidos y una intercepción. Sin embargo, recibiría la baja médica y su situación pasaría a Redshirt. Para los que no entiendan el término, tiene que ver con la demora de un jugador de cualquier disciplina en que pueda ser seleccionado en su respectivo Draft. En el caso de Deablo, tuvo que jugar un año más, ya que el estándar a nivel universitario es de cuatro temporadas.

Ya para 2018, formó parte de diez encuentros en total, registrando una cantidad considerable de tacleadas combinadas, llegando a 54. Ya para el año siguiente, sería su  mejor campaña como universitario, arrancando como free Safety en 13 encuentros y registrando un total de 84 tacleadas combinadas, dos pases defendidos, un fumble y una intercepción. Incluyendo una anotación de retorno de 98 yardas ante Notre Dame.

Para su última campaña como universitario, arrancó como titular en nueve ocasiones. Logrando 55 tacleadas combinadas más, junto a cuatro pases defendidos, otro balón suelto forzado y cuatro intercepciones. Con estos números, sobre todo con la buena cantidad de intercepciones en 2020, han hecho que Divine Deablo sea uno de los profundos más destacados del Draft. A pesar que quizás no cuente con tanto reconocimiento como otros backs defensivos de la clase del Draft de este año.

Análisis

Como ya se mencionó, los profundos de este Draft no son precisamente de un nivel de élite, pero pueden añadir bastante profundidad a los equipos de la NFL. En el caso de Deablo, cuenta con un gran set de habilidades que eventualmente lo podrían hacer destacarse en la competición. No obstante, también cuenta con algunas desventajas que tiene que mejorar para poder mantenerse por muchos años en la liga.

Uno de los grandes aspectos positivos del jugador es su versatilidad. El mismo Deablo lo ha afirmado sin ningún tipo de dudas. “Me siento cómodo en cualquier parte”, afirmó Divine con respecto a su juego como profundo. “Podría decir que el trabajo más sencillo lo hice cerca de la línea defensiva pero igual me sentí un poco limitado. Siento que en la NFL me podrían colocar en varias partes y hacer un montón de cosas. Esa es una de las mayores ventajas que le puedo dar a un equipo”.

Se cree que el jugador podría ser seleccionado en algún punto de la segunda ronda. Pero algunos afirman que realmente podría llegar al tercer día o que inclusive podría ser un agente no seleccionado. Todo va a depender de las necesidades de las franquicias en la NFL o lo que puedan determinar de su rendimiento.

Y es que si bien Deablo era uno de los líderes defensivos de Virginia Tech, aún hay cierto cuestionamiento en sus capacidades.

Va a entrar a la NFL con mucha experiencia, pero aún tiene muchas cosas que mejorar en lo que respecta a procesar y responder en conceptos de juego”, afirmó Joe Marino de The Draft Network. 

De cualquier manera, no quedan dudas que Deablo no solo podría jugar como profundo, sino también como linebacker. Esto podría abrirle las puertas inclusive a jugar en los equipos especiales, como algunos expertos han afirmado. Ya que cuenta también con la particularidad que sabe escoger los ángulos perfectos para hacer jugadas en el fondo del campo contra el juego por tierra rival. Igualmente, sus habilidades con el balón mejoraron notablemente en 2020, a pesar que le cuesta un poco leer las rutas.

Deablo no deja de ser un enigma en lo que respecta al puesto que ocupará en el Draft. Sin embargo, el prospecto sin problemas podría ser seleccionado en la segunda ronda. Sobre todo por haber jugado como free Safety, algo que podrían aprovechar los Cowboys con su selección número 44 y la contratación de Dan Quinn como coordinador defensivo.

Un ejemplo perfecto de ello es su gran carrera de 98 yardas para lograr la anotación de retorno ante Notre Dame en 2018. Con un equipo que lo respalde, Divine tiene la velocidad necesaria para poder llegar al otro lado del campo sin titubear.

Igualmente, tiene una gran facilidad para leer las intenciones del rival y moverse rápidamente por el campo. Como lo hace en esta intercepción, en donde sin problemas logra retener el balón.

A pesar de sus falencias, no hay dudas que Divine podría adaptarse a lo exigente que es la NFL. Ya se verá en donde quedará y lo que podrá hacer en unos años.

Fortalezas 

  • Tiene una gran combinación de tamaño y capacidad atlética.
  • Es extremadamente agresivo y táctico como tacleador. 
  • Es sumamente explosivo si requiere atacar la bolsa.
  • Sabe manejar los ángulos correctos al momento de detener los acarreos rivales.
  • Demuestra visión por encima del promedio cubriendo las zonas.
  • Tiene todo lo necesario para estar en equipos especiales.
  • Cuenta con excelentes habilidades con el balón cuando se lo propone.
  • Se sabe manejar muy bien como interno. Manejando excelente capacidad para detener a alas cerradas o a corredores en el área.

Debilidades

  • Muestra poca comunicación como líder de la línea secundaria.
  • Puede leer las rutas más tarde de lo esperado.
  • Tiene dificultades para rastrear el balón de manera eficiente.
  • Carece de la fluidez ideal en su parte inferior para voltear sus caderas y cambiar de dirección rápidamente en campo abierto.
  • Tendencia a reaccionar un poco tarde.